Luego de la premier del documental Una leyenda costeña, de Patricio Wood, en la Sala Villena de la Uneac, Cubavisión transmitió el audiovisual

Con un nudo en la garganta y alguna lágrima asomada, me dispongo a escribir esta reseña plena de amor y recuerdos. En la sala Villena, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), fue presentado el documental que recrea gran parte de la vida en común de ese excelente actor que es Salvador Wood y su esposa, la también reconocida actriz y locutora Yolanda Pujol.

Este audiovisual, homenaje de Patricio Wood a sus padres, fue un proyecto que acogió la productora de audiovisuales Octavio Cortázar, de la Uneac. El título resume la historia protagonizada por Salvador y Yolanda: Una leyenda costeña.

Mi colega y yo tuvimos el privilegio de asistir a su premier, el pasado 15 de junio, en una hermosa tarde de verano y en una sala repleta, donde se encontraban directivos del Ministerio de Cultura y de la Uneac, artistas de la radio y la televisión, además de compañeros de Salvador y Yolanda.

A la hora indicada, hizo su entrada Salvador, acompañado de Patricio y familiares. Su llegada resultó muy emocionante, puesto que lo recibimos en la puerta de la sala, con un aplauso que no terminaba para quien tanto se lo merece.

Él, con gran emoción se dirigió a los presentes: “Agradezco en nombre de mi familia, que ha dado su vida por el arte y, en especial, a mi hijo Patricio y los compañeros que lo acompañaron en este documental, que ha resultado un recuerdo para mi amor de toda la vida: Yolanda Pujol. Ahí está plasmado el recuerdo de nuestra vida. Es una tarde de emociones, encontrarme con mis compañeros de siempre; esto me parece un sueño, porque soñar es volver a vivir”.

La presentación de la actividad estuvo a cargo de Rosalía Arnáez, directiva de la Uneac, que leyó emocionadas palabras dirigidas a Salvador y su familia. La gran actriz Carmen Solar hizo uso de la palabra y rememoró cuando Yolanda y ella se ponían a tejer entre programas y tejían sueños, esperando el llamado para entrar al estudio.

Enseguida le dio la palabra a Patricio, que muy emocionado expresó que este era un proyecto afectivo, a través del cual les estaba pagando una deuda a sus padres, que estuvieron unidos durante 68 años, lo formaron en principios éticos y está orgulloso de todo lo que le enseñaron. Resaltó que todavía recibe consejos de su padre. Aseguró que para él ese era “un momento hermoso pero difícil”. Finalizó con estas palabras: “Escuchen bien lo que vean y vean bien lo que escuchen”.

La dirección de la Uneac entregó sendos ramos de flores a Salvador y Patricio, y este en un acto de amor y respeto se lo entregó a Jesús “Chucho” Cabrera, laureado director de la televisión cubana, que emocionado le dio las gracias. El otro ramo Salvador se lo dedicó a Yolanda.

Una leyenda costeña se basa en la idea original de Esther García Mariño,   destacada cineasta, quien nos confesó que desde el principio se interesó en este proyecto y junto con Patricio comenzó a trabajar.

Aseguró Esther que para materializar el documental han contado con un equipo de lujo. La música original es del maestro Frank Fernández. Lo acompañaron en la interpretación: Alicia Neira en el chelo, Yaroldi Aberu en la percusión, Raúl Amargó en el sonido directo. Resaltó Esther que el maestro tituló el tema principal del documental “La nobleza y el amor” y, en su opinión, esta pieza le dio la magia a las imágenes del documental.

En la grabación del sonido estuvo Ismel García, la fotografía a cargo del laureado Raúl Rodríguez, la banda sonora de Maikel Pardini y el maquillaje de Janeikis Pérez.

Todos los que trabajaron en este audiovisual nos confiesan que se han sentido satisfechos de lo logrado y orgullosos de haber homenajeado a dos grandes de la cultura cubana.

Estamos seguros que este documental se convertirá en un clásico del audiovisual cubano, porque ha sido realizado con el amor y desde el amor. Nos sentimos orgullosos que se produzcan materiales de esta calidad, que dejan, para quienes lo vean, un recuerdo imperecedero.

Gracias a sus realizadores por este regalo que marcará con su eterna huella a las futuras generaciones.

Comparte en las redes sociales

Escribir un comentario

No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo. Sus mensajes son leidos y analizados en las distintas instancias de la TV Cubana y se responden a traves de artículos o en la solución de los problemas.

Comentarios   

#3 Margarita Mayeta 24-06-2017 10:16
Disfruté mucho el documental.He admirado y disfrutado siempre de las actuiaciones de la familia Wood
#2 annes martinez tamay 23-06-2017 12:04
hola muiy bonito el documental, lo vi , precioso me dieron hasta deseos de llorar pero de alewgria , emocionante, dos grandes de la tele cubana aunque patricio sigue el mismo ejemplo, exitos un beso hermosos días
#1 Ana G Paz Falco 22-06-2017 09:03
Me gustaría poder ver el documental pués debe estar lleno de recuerdos y muchas emociones emanará de él, pues la vida de estos dos grandes artistas nuestro de la televisión y la radio son un ejemplo a seguir por las nuevas generaciones tanto en la vida cotidiona como en el quehacer laboral, un beso y un saludos para estos dos grandes y hermosos artistas