Apasionada forjadores de jovenes y profundamente comprometida con la promoción de la igualdad de derechos, Magda González Grau destacada dentro del audiovisual cubano por sus obras reveladoras de Historias de mujeres

“Me gustan la justicia y la independencia, y siento que la mujer aunque no es igual al hombre, sí tiene los mismos derechos”, ha reconocido la directora de TV.    Graduada en Filología,  su primer vínculo con la Televisión cubana fue dentro del Departamento de Subtitulaje. Luego se trasladó a la dirección de Doblaje, “donde tienes que crear toda una dramaturgia a partir de la voz y la actuación, y luego sumarle la imagen, eso es una experiencia increíble y me dije:  Es lo que quiero hacer”, destacó en una entrevista con la Agencia Cubana de Noticias.

  Sobre su proceso de reorientación profesional, a partir de dedicarse al doblaje, comentó en una entrevista publicada en el Portal de la Televisión Cubana:  “tenía que familiarizarme con el cine por dentro, porque Doblaje pertenecía a los Estudios Cinematográficos del ICRT. Tuve que pasar un curso en el ICAIC para poder ingresar en el sector artístico y mis profesores fueron Fernando Pérez, Miriam Talavera, Ambrosio Fornet, Miriam Lezcano, Nicolás Dorr y otros altos especialistas. Conocí lo que era una moviola, la diferencia entre 16 y 35 milímetros, leí libros de Historia del Cine, de Montaje, de Guión y Dramaturgia”.

  Se ha desempeñado como vicepresidenta de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), como directiva  en el Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt), como Profesora Auxiliar de la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual del Instituto Superior de Arte, además de dirigir los programas Una calle, mil caminos; Hurón Azul, Ver para creer. También ha dirigido cuentos y teleplays para la televisión: Puertas, Sol y sombra, Clase magistral, Añejo 5 años, Piña Colada (cuento escrito por Laydi Fernández de Juan), La Caja de Pandora, entre otros.
 
  Su ópera prima como cineasta es ¿Por qué lloran mis amigas? Al decir de la directora del filme: “Es un mensaje sutil a nuestra sociedad y es que desde las diferencias, si hay cosas esenciales comunes, se puede lograr la unidad. Estas cuatro amigas actúan de forma diferente ante la vida, tienen distinto nivel cultural, sin embargo, logran a través de la amistad, solidarizarse y ayudarse”.  

  Respecto a su misión como artista ha referido: “¿cómo tener la posibilidad de llegar a todos los públicos mediante la emoción, eso hace la ficción, para luego provocar una reflexión, y desaprovecharla? Por eso elijo historias que tengan algo que decir a mis contemporáneos, sean de mujeres o no, pero evidentemente, las de mujeres se me dan mejor”.   Junto a destacadas investigadoras, artistas e intelectuales cubanas, Magda  promueve el reconocimiento y respeto de los derechos femeninos.
   La calidad artística y humana de su obra está avalada por varios reconocimientos dentro y fuera de Cuba. En mayo de este año recibió la Condición Artista de Mérito.

Comparte en las redes sociales

Escribir un comentario

Los mensajes que aqui se emiten son de caracter personal. No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo. Sus mensajes son leidos y analizados en las distintas instancias de la TV Cubana y se responden a traves de artículos o en la solución de los problemas.

Comentarios   

#1 Jorge Ramón 03-10-2017 13:52
Felicito a Magda por los éxitos obtenidos.- Desde sus comienzos demostró tener talent y supo demostrar que
merecía estar entre los mejores.-Un abrazo en la distancia.