Una vez más Enrique Molina me dio una galleta. Cuando vi anunciado que se retransmitirían  Relatos sobre Lenin, pensé que sería encontrar un viejo trabajo televisivo que en su estreno me gustó mucho, pero que había envejecido. Me equivoqué.

De nuevo ese actorazo mayor que lo quisiera en todos los elencos, me demostró que cuando una obra audiovisual se  hace bien, el tiempo no pasa.  Alguien me dirá: “olvidas maquillaje,  pelado y ropa de época”. No lo olvido, se que la envoltura está bien, pero con eso sólo no basta cuando se trata de interpretar  a una persona de la que se tienen referencias audiovisuales y  por  suerte, de Vladimir Ilich abundan.

Lo increíble de ese Lenin de Molina es que los gestos, el movimiento de la mano, la mirada y hasta la voz son… del gran líder de la Revolución de 1917, que marcó la historia humana para siempre. Claro que no son, lo sé, pero es un actuar impecable que va desde el afeitado de la cabeza para mostrar la calvicie hasta el movimiento de los ojos.

Aquel trabajo de hace  35 años según confesó el actor en el programa Al mediodía, inspiró  a Lillian Llerena, la directora de los cinco relatos,  a realizar algo similar con José Martí. Pero para interpretar a nuestro héroe nacional, Molina tenía que hacerse varias cirugías ¡y se las hizo!,  bajó 42 libras en una  semana y al final no se pudo crear aquel trabajo.

En la dirección de los Relatos sobre Lenin  junto a Lillian  trabajó Roberto Ferguson que contó cómo ella era muy detallista en la puesta en escena.  Se nota. Es un set con un librero de fondo, una ventana, una cortina y el vestuario de los visitantes, que en el primer capítulo, mostró unos zapatos sacados de un basurero. Y Ferguson con su cámara, un  maestro en esos menesteres.

Encomiable el trabajo de patrimonio de la televisión. Me parece una meta alta pero ¡todo! lo que se ha transmitido por la TV, debe ser conservado o restaurado. Esa es la historia del día a día de  nuestro país y bien vale el esfuerzo por mantener las obras y poderlas pasar para demostrar que todos los tiempos se han hecho programas dignos.

Los relatos sobre Lenin  son anécdotas acerca de la sensibilidad especial del  filósofo y estadista, que trata con científicos  u otros seres humanos,  para entender sus problemas, deseos y en lo posible ayudarlos. Es una serie que se acerca al hombre dirigente más que al dirigente hombre, una persona culta y humana que dirigió la transformación de un país feudal en otro donde no existían clases.
Todos sabemos lo que pasó después, pero para Lenin y quienes lo siguieron mis respetos: viajaron en menos de cincuenta años de los trineos en la taigá al cosmos que conquistaron. Y para Lilliam esté donde esté, Ferguson, Molina y el resto del equipo ¡gracias!  por el bello recuerdo.

Comparte en las redes sociales

 

 

Escribir un comentario

Los mensajes que aqui se emiten son de caracter personal. No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo. Sus mensajes son leidos y analizados en las distintas instancias de la TV Cubana y se responden a traves de artículos o en la solución de los problemas.

Comentarios   

#1 Alejandro díaz 09-11-2017 19:11
q clase de acotr es enrique molina caballeros!!! cuando lo veo interpretando a lenin y a pesar de los años q han pasado de cuando se estrenó esta serie y veo los programas y actuaciones actuales es donde me doy cuenta dcomo hemos perdido... la modernización de la tv cubana no ha traido aparejado una mejora de sus programas