0
0
0
s2sdefault
Soy una actriz que me dejo llevar por mi intuición, por lo que siento, confesó hoy la afamada artista cubana Laura de la Uz, durante un encuentro en el que una y otra vez volvió sobre el tema de la mujer.

   Como parte de la exposición Cuba iluminada, proyecto del fotógrafo español Héctor Garrido que se presenta en Sancti Spíritus, y del que es productora, la intérprete de papeles como Rosa Elena (Vestido de novia, 2014) llegó a esta central ciudad para intercambiar con el público.

   De Hello Hemingway, Vestido de novia o Delirio habanero, obras que la catapultaron a la escena nacional y consolidaron su carrera, de su relación y respeto por el cineasta Fernando Pérez y de cuánto pueden hacer las féminas para espantar al machismo, habló De la Uz.

   Aunque aclaró que no tiene preferencias específicas por ningún medio, es el cine donde más cómoda se siente, y el que también le ha dado mayor visibilidad en Cuba.

   Prefiero los buenos papeles, significó a la ACN, y para concretarlos me nutro de la gente y de la realidad cubana.

   Al referirse al tema de género y al papel de las féminas en la sociedad actual, subrayó que todos los extremos le provocan un poco de rechazo, pero insistió en que son las propias mujeres las responsables de la educación que se les está dando a los hijos.

   Descubrir a través del personaje de Rosa Elena las historias que hay detrás de las personas transgénero, para mí fue tremendo, y creo que el reto está en educarnos en el respeto y en el amor, subrayó ante un auditorio que celebró sus ganas permanentes de hacer y de decir.

   Hoy es preocupante cómo los medios audiovisuales están reflejando a la mujer, acotó, y lo peor es que muchas familias ven en eso una forma de éxito, cuando verdaderamente el éxito está en el aprendizaje, en el respeto y en el buen hacer.

   De acuerdo con Héctor Garrido, quien también intervino en el conversatorio celebrado en la sede de la Oficina del Conservador, este no es un fenómeno exclusivo de Cuba, sino que se manifiesta en el mundo entero y por el cual se está violentando a una generación.

   No se trata de ser feministas, se trata -sobre todo- de ser antimachistas, puntualizó.

   A juicio de la Doctora en Ciencias Yanetsi Pino Reina, investigadora y escritora espirituana, lo que distingue a la obra de Laura de la Uz es la ambivalente presencia de la opresión y la capacidad de los personajes para ver más allá de sí mismos, para perturbar y obligar, a su vez, a ver al público.    

Escribir un comentario

ATENCIÓN. Hemos cambiado la manera de hacer los comentarios para evitar que los ROBOT continuen saturando de comentarios comerciales que impiden una adecuada atención a nuestros internautas. Esperamos que continuen con sus adecuados comentarios para contribuir al mejoramiento de nuestro trabajo.

0
0
0
s2sdefault