0
0
0
s2sdefault

No es el humor atemporal y cosmopolita al estilo de Les Luthiers, Tricicle o Mr. Bean el que nos hace reír cada lunes con Pánfilo y sus vecinos, son los mensajes intertextuales relacionados con la cotidianidad cubana los que provocan el disfrute inmediato y la posterior reflexión de algunos.

La serie se alimenta de realidades que precisan transformaciones urgentes, y de estereotipos construidos por la repetición de patrones en un rol determinado. El programa se enfrenta al arribismo, la zalamería, y emplaza ciertos mitos y costumbres a ser erradicados.

Vivir del cuento tiene el privilegio ganado de contar con muchos espectadores, la mayoría fieles amantes, otros, detractores de lo grotesco como forma de hacer reír; todos, sin embargo, conscientes del carácter crítico del programa, un fustigador necesario en todos los tiempos.

Lo mismo un ama de casa que un funcionario son televidentes asiduos capaces de rematar con la sugestión propia una agudeza de los guionistas, sin embargo, descubrir el pasaje no significa repasarnos en él. Prueba de ello es aquel que nos recibe con unos golpes en el pecho para, como buen nonócrata (diría Calviño), negarse con rodeos a atender un nuevo proyecto; el mismo que se muestra indiferente sin darle un aventón a nadie y los martes llega a la oficina y mientras le comunica a su secretaria que no está para nadie, le comenta lo bueno que estuvo Pánfilo ayer.

Con cuántos Facundos nos topamos cada día, ciegos e intolerantes como cualquier fanático; con cuántos tramposos como Chacón, o supervivientes del fracaso como Chequera; cuántas realidades de Pánfilo no nos son ajenas. A veces pasa la media hora y entiendo el humor de Vivir del cuento como un eufemismo para hacernos juiciosos.

Entonces la mirada severa del anciano nos exige: deja de reír si después sales a la vida a parecerte al chiste; si tienes un negocio privado donde solo contratas a las jóvenes blancas y sensuales; si tu proyección es absolutista y demagoga; si tus principios son maleables; si discriminas al homosexual, al negro, al anciano, al pobre, al de otra ciudad, al diferente; si te aprovechas del necesitado; si practicas el amiguismo; si no asumes tus actos con responsabilidad. Deja de reír si eres la de la farmacia que no devuelve los buenos días, el director acomodado en su cargo, el pedidor de favores a cambio de hacer el trabajo, el taxista explotador que cobra doble el pasaje, el ladrón de los suministros de otros.

Pánfilo no vive del cuento, vive de nuestros errores. Recicla las veces que hemos sido injustos, egoístas, volubles, malos dirigentes o malos dirigidos; los lunes después del noticiero, no hace más que ponernos un espejo en la pantalla.

Comentarios   

#21 Yordi 20-09-2018 02:36
Que seria de la tv cubana sin vivir del cuento? FATAL .
Reportar al moderador
#20 MF 18-09-2018 18:51
Pero cuantos programas nuevos para el 2018 han realizado?.. están repitiendo muchos programas, nos tiene realmente viviendo del cuento Pánfilo…..
Reportar al moderador
#19 Atila 16-09-2018 19:16
No les gustó la sinceridad de Atila.
Reportar al moderador
#18 Atila 16-09-2018 17:47
Vivir del cuento es el programa donde se dice la verdad en forma de humor. Que triste es después de reír volver a la realidad y ver como los problemas continúan. Hay una impunidad cero, y así no se avanza, no se revoluciona. Y si, son muchos los que viven del cuento, porque la respuesta a muchos de los problemas sociales es precisamente eso. Necesitamos acción, no redacción, verbo no sustantivo. Tampoco necesitamos reunirnos, lo que necesitamos es estar unidos y pensar en como prosperar, en como hacer que el que trabaja y aporta sea el que mejor viva y no lo contrario. A colores es más bonito pero en blanco y negro como se ve en la calle es real y triste, esta revolución es única, no la podemos perder, hay que actuar y organizar la pirámide ya. Salud y saludos.
Reportar al moderador
#17 Ciro 13-09-2018 20:41
Si "Vivir dekl cuento" es el programa de la TV cubana de mayor rating desde hace años (espero que eso nadie lo discuta) cómo es posible que no tenga un día estelar reservado, digamos un sábado o domingo, y que tenga un horario mejor (9:00 pm, por ejemplo) que permita que cuando se extiende el Noticiero, por x motivos (y suelen ser muchas las x) lo tumben de la programación con una tranquilidad pasmosa. Sí, la gente quiere ver la novela brasileña, pero después de ver a Pánfilo. Los que organizan la programación, ¿son bobos o se hacen? Espero me publiquen.
Reportar al moderador
#16 Mercedes A Peña 13-09-2018 19:44
Excelente Programa FELICIDADES al Director, el Escritor, a todos los Actores , a los camarógrafos, escenógrafos en fin a todos GRACIAS por hacernos reír y reflexionar nuestras mismas cosas de la vida cotidiana.
Reportar al moderador
#15 yary 13-09-2018 16:14
Felicidades a todos los actores del programa y coincido con todos los que ya han opinado aqui: es el mejor programa de la televisión, además del más esperado por todos (por eso sentimos tanto cuando lo suspenden por algún evento y no lo trasmiten aunque sea mas tarde) entonces hay que esperar otra semana para poder verlo. Deberían tener en cuenta las opiniones de los televidentes y aumentar la frecuencia, respetando el horario.
Reportar al moderador
#14 HILDA 13-09-2018 12:11
Estoy muy de acuerdo con los comentarios , si en algun momento se antojan de poner algun acto cultural u otro no deben de quitar el unico programa que sirve en realidad de la tele cubana que por cierto esta de truco solo aparte las novelas y ya en cuba vision inter (cajita ) no ponen novelas los domingos sino programas bien aburridos porfa al encargado de la programacion que piense en los pobres ancianos y jubilados que se quedan en casa MEDALLA DE ORO Y FELICITACIONES A VIVIR DEL CUENTO .TAMBIEN A OTRO CON ESE CUENTO EL PUEBLO DE CUBA NECESITA REIR
Reportar al moderador
#13 Yendry 12-09-2018 22:21
En la vida real la Televisión Cubana esta de truco y entonces lo mejor te lo quitan cuando hay algo antojado.
Reportar al moderador
#12 Abel 12-09-2018 17:28
Seria bueno ,que por algún cambio sufrido en la programacíon, como por ejemplo :algun acto político, cultural, extendimiento del noticiero estelar; ya sea X o Y motivo; transmitir el programa en algún momento. Pero nunca interrimpiendo la secuencia.
Reportar al moderador

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault