0
0
0
s2sdefault

Cuando vi el primer programa de la segunda temporada de Con dos que se quieran (II), la primera pregunta que le hice a Amaury Pérez Vidal su conductor y director general fue ¿Por qué abandonaste los tenis?.

Porque en la primera entrega el entrevistador iba bien vestido pero informalmente  con aquellos “tacos” blancos que contrastaban con la manera en la que llegaban los invitados.

Al preguntarle la causa del cambio me dijo más o menos “el tiempo pasa, debo llevar bien la corbata, y no me gusta repetirme”. A mí por provocadores, me gustaban los tenis porque las entrevistas eran… provocadoras. Al poco tiempo me olvidé de la ausencia de los tenis que estimularon un alto punto de comentarios en aquella primera temporada.

 En el segundo paquete de entrega varió el set: fue más íntimo, la presentación mostraba a Amaury todo elegante llegando al estudio, y  el entrevistado se le sentaba en frente, casi a metro y medio. El diálogo transcurría casi en penumbras.

El cambio escenográfico de esta tercera temporada, punto de debate actual, no me tomó por sorpresa porque estuve en el estudio justamente el día que eran entrevistados Victor Fowler y Gloria Torres.

Me gustó al verlo “en vivo”, me gusta en las televisión y su sumo responsable es Amaury, así me lo ha dicho a mi y ante las cámaras. ¿Por qué el cambio?:

-         Porque no le gusta repetirse

-         Buscó una visualidad más contemporánea a la par de  lo que hoy se ve en el mundo

-         El noventa por ciento de los entrevistados no son sus amigos, los conoce, los respeta, pero algunos los ha visto por primera vez a la hora de entrevistarlos.

¿Qué debió dejar el set íntimo igual?. Tal vez  Amaury y yo (más otras  personas) estamos equivocadas, pero cuidado: el bonsái, la banderita cubana,  están en el set y otros elementos se ven tras una pared por la que se adivinan los objetos, ruptura y continuidad.

La actual escenografía permite que la luz, al cambiar de colores, convierta el mismo espacio, mucho más reducido que los anteriores,  en uno diferente cada vez y también ahora tiene un papel protagónico en la dramaturgia ¿acaso no fue eso lo que se consiguió en el final de la entrevista a Tony Ávila?.  La presentación animada lleva una versión distinta de la canción tema primigenia.

Enseñar, como al descuido, los micrófonos y rieles aéreos, tomar primerísimos planos a los entrevistados, por cierto muy bien maquillados,  son algunas de las ventajas de este montaje que algunos dicen tiene poco fondo visual y otros catalogan de frío. Tiempo al tiempo, con esto sucederá igual que con los tenis, primero rechazados, después extrañados. O quizás no.

Pero, hasta ahora he escrito sobre el arroz, las aceitunas, los ajíes y no del pollo: las entrevistas, que a mi juicio muestran a un Amaury más incisivo y a la vez contenido, dándole todo el protagonismo a sus invitados.

Si a Mireya Luis la conozco mejor, luego de esa conversación sosegada que abrió la tercera temporada de Con dos que se quieran, el actor Jorgito Martínez creció no sé  cuantos metros ante mis ojos por su valentía a la hora de hablar del cáncer que padece, su tratamiento y la naturalidad con la que ve su hoy, sin pensar en el mañana.

 Patricia Arés, esa gran sicóloga, hija de un siquiatra eminente, de Holguín lugar en el que conocí al singular especialista me hizo pensar en la genética.  Oyendo a la carismática doctora que se adentró en el complejo mundo de la familia cubana de hoy,  me dije  de “tal palo, tal astilla”.

Y bueno Tony Avila es una entrevista pendiente para mi, no al trovador sino al estudiante y profesor de filosofía, que en cada canción pone algo de su conocimiento sobre la sociedad. Amaury se lució, sacándolo un poco de paso, lo que, siempre que se haga con respeto, es totalmente válido.

En fin creo que como las dos temporadas anteriores,  más allá de la escenografía, vital en un audiovisual,  sólo por esa garra con guante que desnuda al entrevistado frente a nosotros,  Con dos que se quieran (III) vale la pena ¿verdad Calviño?

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault