0
0
0
s2sdefault

El 12 de agosto del 2017 publiqué en el Portal de la Televisión Cubana Sigan a Humberto López,  texto  que tiene cerca de 11 mil visitas. ¿Seguirlo?: yo lo he hecho: parece mentira que han pasado menos de dos años.

El chama, no sólo porque es bajito, sino que es muy joven, ha  crecido ante los ojos de los televidentes de Buenos Días, del Canal Caribe y en Cubavisión, por las buenas presentaciones que ha realizado.

Abogado por estudios, entonces Humberto me contó “mi padre fue locutor de la emisora de mi pueblo por muchos años, conoció  a mi mama, a través de esos amores que nacen de la voz que escuchas y el rostro que quieres conocer, él  mucho mayor que ella, la flechó rápidamente y de ese amor, salí yo, como único hijo. Tengo más hermanos, pero por parte de uno de los dos, así es que desde niño los micrófonos y la radio fueron mi lugar de juegos, allí aprendí a leer en los programas infantiles, de Radio LLanura de Colon”.

Me dijo que “esa misma pasión aún, graduado de derecho, me hizo, estar siempre cerca de los micrófonos en Matanzas. Hice algunas pequeñas cosas en Quédate conmigo junto a Amelia Flores, los dos adolescentes; en la radio sí anduve por LLanura de Colón, Taino Varadero, Victoria de Giron en Jagüey grande y Radio 26”.

Por  el “Loquillo, Antonio Gómez, Ileana, su esposa, consagrados de la TV, mas Bárbara Betancourt, que dirigía el  Sistema Informativo de la Televisión”, llega a la TV. Se pasó un buen tiempo mirando hacer Buenos días hasta que le dieron un chance. ¡Y lo aprovechó!.

Poco a poco creció su confianza ante las cámaras y sus jefes vieron sus potencialidades, porque  tenían en sus manos un hombre con excelente voz, exacta dicción, un lector voraz –tiene varios libros míos-, con él que se puede hablar de casi todo (y lo que no sabe lo pregunta, por eso aprende).

Si a estas cualidades se le añade que graduado en leyes hace una maestría, y conoce perfectamente los términos jurídicos, se entiende por qué se encargó en los espacios informativos de seguir los debates sobre la constitución, con invitados en el estudio de alta jerarquía en el mundo de las leyes. Y por supuesto a él le iba como guante en mano Hacemos Cuba, programa del que empezó siendo su conductor y terminó dirigiendo.

Por ese espacio han transitado, entre otros importantes especialistas,  Homero Acosta, Secretario del Consejo de Estado; Eusebio Leel, Historiador de La Habana; Óscar Manuel Silvera, Ministro de Justicia; Johana Odriozola, Jurista-economista,  viceministra de economía; Marta Moreno, Decana Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, Ariel Mantecón, presidente de los Bufetes colectivos; Lisette Pérez y Martha Prieto; estelares profesoras de derecho.

Personalmente, le critiqué a Humberto el diseño, un tanto abigarrado, de las presentaciones de los primeros programas. Actualmente está mucho más logrado, incluso, en los colores, en una gama de azules que “tranquiliza” no “enerva”.

 Al ser un hombre bajito, en alguna oportunidad la diferencia en altura con uno que otro  invitado (algo que señaló con cierto choteo una de sus colegas), ha sido motivo para que no sólo yo, se le exija a Humberto más cuidado en los tiros de cámara.

Él me dijo que los programas Hacemos Cuba “comenzaron en agosto de 2018, después del referéndum hemos ampliado el diapasón. Y la constitución sigue siendo el eje, pero con una visión más amplia y social del derecho en la vida de todos. Han pasado premios nacionales de derecho, grandes profesionales de las ciencias sociales”.

Agrego que mirado desde lo jurídico se ha puesto en el microscopio La Ley Hels Burton, con la presencia de Ricardo Alarcón y  Rodolfo Dávalos, expertos en ese engendro, como los últimos participantes  Carlos Fernández de Cossío y  Alejandro García del Toro, ambos funcionarios del MINREX,  que desmenuzaron ese engendro diabólico.

Al hablar de leyes Humberto se ve en su agua, pero igual nada cuando se introduce en un diálogo acerca del Ciberespacio,    como sucedió hace poco en el Canal Caribe.

Después de   los reconocimientos anteriores tengo una duda ¿es justo que un muchacho culto como el nacido en Colón, sólo  comente y hable de leyes?. ¿No sería bueno para él y la tv que probara en otros temas?.  Es una pregunta para Humberto y quienes lo dirigen. Quisiera ver sus labios, moviéndose en un mohín pícaro, cuando termine una entrevista o un comentario sobre… el unicornio azul, por poner un ejemplo.   

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault