0
0
0
s2smodern

Desde el 25 de julio hasta este 11 de Agosto, Telerebelde  atrapó a una buena parte de los cubanos. Se escucharon menos las series adquiridas en el Paquete, porque la transmisión de los Juegos Panamericanos Lima 2019 acaparó una buena parte de la audiencia.  Y acabaron los juegos, con menos medallas de lasque hubiéramos deseado, pero cada una fue disfrutada gracias al esfuerzo del estado y la televisión cubana por llevar lo que más podía interesar al televidente cubano.

Casi todos los días quien abrió las transmisiones en La Habana fue Camilo Pérez Pérez. Sobre su buen trabajo el dos de agosto puse un post en Facebook y hasta el momento que escribo estas líneas había 312 me gusta, 48 comentarios ponderando su buena actuación entre los  que se encontraban los de sus colegas Pavel Otero, Milton Díaz, Julita Osendi y René Navarro. Las opiniones, muchas especificando que Camilo es muy buen ser humano, me obligaron a realizar esta entrevista, a pesar de mi epicondilitis  aguda.

Especialmente me motivó el comentario de ese excelente narrador que es René Navarro: “Creo, realmente, que es un verdadero maestro en esta función asignada durante los Panamericanos. Lo sigo con detenimiento y admiro esas privilegiadas facultades para DECIR. Bien complicado hacerlo MEJOR que CAMILO.”. El joven respondió “Profesor, para mi son un honor sus palabras. De más está decir cuanta admiración siento por usted. Ha sido uno de los más grandes del comentario y la narración deportiva en nuestro país. Queda mucho camino pero sin dudas usted es un paradigma”.

Espero que mi joven entrevistado, que despertó tanta admiración, no galletee a los televidentes diciendo hubieron, no conjugado sino como forma del verbo haber, o que   arme un tripilingo, entre el chiste y la incapacidad, por no decir naturalmente en un  juego de hockey sobre  césped  que un pelotazo en los testículos duele y por eso el atleta se tira al piso,  por nombrar dos de los desaguisados que sufrimos los televidentes  en las transmisiones recientes.

Las respuestas de Camilo, que irá  a Lima para cubrir para Mediopro los Parapanamericanos,  son, en mi caso,  el epílogo de estos juegos:

-¿Qué estudiaste?

- Relaciones Internacionales en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raul Roa

-¿No te gusta la carrera diplomática?

-Co­mo todo en la vida existen matices, hay cosas de esa carrera que me gustan y otras no. El hecho de que por muchos periodos de tiempo tuviera que estar lejos de mi familia y de mi país pesan mucho, no era el modo de vida que deseaba pero sin dudas hay mucho de la diplomacia que si me gusta y vivo muy orgulloso de haber estudiado en el  ISRI y de que mis compañeros estén representando la diplomacia cubana en disimiles lugares del mundo.

-¿Como llegas a Telerebelde?

-E­staba trabajando en el departamento de Relaciones Internacionales del Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria, pasando mi servicio social en Mayabeque , y me acerqué al programa Pulso Deportivo a través de su productor Fidel Hernandez, quien conocía mi pasión por los deportes y me incita que colabore con ellos de alguna manera. Presenté al colectivo del programa un proyecto de sección que tenía como tema central una investigación estadística que yo había realizado referente al comportamiento de Cuba en los campeonatos mundiales en los años precedentes a los Juegos Olímpicos y cómo esto se reflejaba en el medallero olímpico. Aceptaron la propuesta y además su director Luis Feliz tuvo la confianza y la valentía de dejarme hacer la sección yo, en vivo, en cada programa. Un mes después Yimmy Castillo conductor habitual debía cumplir su función como comentarista de terreno en las transmisiones de la Serie Nacional y en otro acto de mucha osadía y confianza Luis Feliz me permitió hacer el programa a mí, dos horas en vivo y con unos siete invitados para entrevistar... una prueba de fuego grande pero, aquí estoy.

 

-¿Cuándo topaste con un micrófono?

- La primera vez que tuve un micrófono delante fue la primera vez que hice mi primera aparición en Telerebelde el 6 de marzo del 2016. Nunca antes había hecho nada en televisión, sólo como competidor en Encuentro con Clio y en La neurona intranquila. Tampoco había tenido experiencia en ningún otro medio de comunicación, aunque las habilidades comunicativas que se desarrollan en el ISRI y el haber hecho teatro, sin dudas me ayudaron mucho.

- ¿Y con el deporte?

-Desde que tengo uso de razón  es una pasión enorme, desmedida, sobre la cual no tengo control, es un modo de vida, tuve muy claro en un momento que si no vinculaba mi vida profesional al deporte, no sería una persona feliz. Soy un afortunado de tener una pasión tan grande en mi vida

-¿Qué disfrutas más a la hora de hablar de deporte?

- Pregunta difícil… para hablar de deportes hay que sentirlo y creo que lo que más disfruto es poder comunicar, transmitir eso que siempre he sentido y  de alguna manera vivir un poco más de cerca ese mundo que es tan importante para mi.

- ¿Cómo te haces para saber algo de todas las disciplinas?

-Muy­ complicado, un reto enorme, el narrador comentarista en Cuba, a diferencia de la mayoría en el mundo que se dedican a esta profesión, tiene que tener una preparación muy integral, la especialización es limitada.

A mi me encanta el reto porque no existe deporte que no me guste y quiero saber de todos, pero el deporte diariamente genera mucha información y cada vez se abre más la gama de deportes y con más especificidades. Hay que estudiar todos los días y consumir mucho deporte, ahí está la clave. Escuchar y leer a los que más saben. No puedo pasarme un día alejado totalmente del deporte.

-¿Cuales son tus metas inmediatas?

-Realm­ente tengo participación en una buena cantidad de espacios dentro de Telerebelde, Gol 360, Zona Mixta, Red deportiva, Pulso deportivo, Swing completo, Meridiano deportivo, Al duro y sin guante , algunos como comentarista habitual , otros intermitentemente. Además mi labor como comentarista de terreno en las transmisiones de la serie nacional, lo que me ocupa mucho tiempo en los meses que se desarrolla el evento. Como proyecto desearía un programa especializado en atletismo o voleibol, deportes que me apasionan mucho

-¿Qué condiciones debe tener en un buen conductor deportivo?

- Amar al deporte por encima de todo, eso es lo principal, se debe ser objetivo, nunca dejarse llevar por fanatismos o estereotipos creados , tener voluntad y deseos de aprender todo el tiempo, no ser prepotente ni delante, ni detrás de las cámaras, crear empatías, siempre siendo consecuente con lo que uno cree. Respetuoso con deportistas, entrenadores, federativos y afición… y tener humildad como cualquier buen profesional.

-¿Qué no debe hacer nunca?

- Imponer criterio, ser autoritario, creer que uno tiene la verdad absoluta, irrespetar al televidente, descuidar la preparación.

- ¿Me confiesas tu sueño más preciado?

- Estar en juegos olímpicos.

-Lo que no te haya preguntado y desees decir

- Que soy una persona muy feliz desde el punto de vista profesional, que jamás voy a trabajar porque siempre voy a hacer lo que más me gusta en mi vida. Que además la televisión me ha atrapado, me encanta ser un comunicador. Quizás me gustaría desdoblarme en programas de otro corte pero siempre que no interfieran con mi labor como narrador comentarista deportivo y  que amo mi país también desmedidamente, me gusta mucho bailar y con un espectro de gustos musicales amplio, aunque la trova se lleva el protagonismo, que todo lo que soy se lo debo a una familia genial, que siempre me ha apoyado y que he tenido la dicha de que mucha gente me ha ayudado desde que llegué  a los medios de comunicación.

Escribir un comentario

Comparta sus comentarios con los internautas


Código de seguridad
Refescar