0
0
0
s2smodern

 Entrevista con Luna Manzanares sobre su participación como presentadora del Concurso Adolfo Guzman y las propuestas musicales que prepara

Jovial, risueña, centrada en una etapa de desafío continuo en que se ha convertido su carrera, la intérprete devenida compositora, Luna Manzanares vive un presente a tono con lo que se ha preparado para ser.

Vocalista con excelentes cualidades para la interpretación, por esos resquicios que  abre la vida, hoy ella esta involucrada, en circunstancias distintas, en el espacio que ocuparan valiosas voces de la locución cubana. Luna Manzanares es la anfitriona de la decimoquinta edición del Concurso de composición e interpretación Adolfo Guzmán.

Este evento, además de las continuas polémicas por las que atraviesa entre seguidores y detractores, ha mostrado a una Luna diferente. Parafraseando el título de su más reciente producción discográfica, aparece en pantalla cada domingo una Luna nueva, que se muestra más madura, que no se banaliza aun con la recurrencia de algunas poses, que canta, baila y conduce de una manera que bien puede aplaudir, desde sus respectivas singularidades, a un teatro musical cubano del que lamentablemente se guardan recuerdos de los más obstinados.

En exclusiva para el Portal de la TV Cubana, la artista comentó: “reamente soy una cantante que ya se atreve a componer, porque lo necesita mucho, que puede hacer otras cosas: bailar, en algún que otro momento moverse con gracia y que se ha  atrevido a asumir el reto desde su espacio de músico; por eso, llegar al Concurso Guzmán es un hecho que nunca imaginé. Es un reto enorme, en tanto se ha tratado de traer al presente y refrescar de alguna manera lo que ha sido el teatro musical, por una parte, y por otra, mostrar lo que se puede hacer y algo de lo que hemos hecho fuera de Cuba con el Ballet Revolution. En ese sentido, el Guzmán ha resultado una excelente cobertura.

“He trabajado con muchos de los bailarines de dicha compañía danzaria y hoy eso me hace sentir cómoda, porque los entiendo y sé que me ayudan en el escenario, me  cuidan, me protegen. Ha sido un reto tremendo, no soy locutora, ni conductora y respeto muchísimo esta profesión en la que Cuba ha dado excelentes exponentes. Pero a pesar de los nervios, que confieso siempre están, me siento maravillada con la experiencia. Estoy contentísima de formar parte de todo esto, por todo lo que significa  para la cultura cubana. Soy muy feliz, de verdad”.

Y esa felicidad la hace reflexionar sobre una Luna antes del trabajo internacional de “Carmen, la cubana” y luego de la repercusión de esta obra, en tanto la exigencia y el rigor de la puesta la ha hecho repensar en muchos aspectos su propia responsabilidad como artista, tanto que esa experiencia ha tenido eco en su proyección dentro del Guzmán 2019. Al respecto apuntó:

“Carmen me ha cambiado la vida totalmente pues no es lo mismo ser intérprete o cantautora, que tener que cantar, bailar. Sucede que el teatro musical te enseña muchísimo no solo a superarte y sobrepasar el límite de tus posibilidades sino también te enseña a ser buen artista con los demás, a trabajar como en  familia, a saber que eres  parte de un todo y, como tal, cooperar para que ese todo salga bien. O sea, apoyar a los demás, tener en cuenta y respetar el trabajo de cada especialidad. Realmente es un trabajo muy enriquecedor, que además te abre el espectro de posibilidades, te muestra qué puedes hacer, hasta dónde y cómo puedes lograrlo. A veces conocer los elementos técnicos para saber cómo resolver problemas en escena resulta muy importante. Y eso lo aprendí con “Carmen” y cada semana del Guzmán me doy cuenta de cuán necesario es.

“Aún estamos a mitad del certamen, queda camino por recorrer, emociones por vivir y, en mi caso, mucho por aprender de lo que es la televisión, que tiene códigos muy propios. Es un trabajo extenuante, en la misma medida que hermoso, y los resultados son inmediatamente palpables. Ciertamente en este período tengo poco tiempo, pero sí dejo espacio para mi nuevo disco, que se llama Luna nueva, y de la propia retroalimentación obtenida del Guzmán repensaré mi lanzamiento en vivo, porque este tránsito semana a semana es cada vez más enriquecedor para mi vida profesional”.

Escribir un comentario

Comparta sus comentarios con los internautas


Código de seguridad
Refescar