0
0
0
s2smodern

Parte del equipo de la novela que actualmente transmite la TVC dialogó online con los ciberlectores de JR el pasado año. Estas fueron algunas de las preguntas y respuestas de la charla interactiva

Desde su estreno en la Televisión Cubana, la telenovela Entrega ha conquistado la teleaudiencia a lo largo y ancho del país. La propuesta de 72 capítulos, con guion de Amílcar Salatti y dirigida por Alberto Luberta Martínez, congrega frente a la pequeña pantalla a millones de espectadores las noches de lunes, miércoles y viernes. Por eso no sorprende que a finales del año pasado tuviera tanto éxito la visita que hiciera a Juventud Rebelde parte de su equipo de realización, quienes dialogaron  de manera online con los ciberlectores.

Hasta nuestra Redacción Multimedia llegaron Alberto Luberta Martínez y los actores Ray Cruz (Manuel), Keny Cobo (Beatriz) e Hilario Peña (Benito), para responder, durante dos horas, las más disímiles preguntas. Para los que no tuvieron la oportunidad de participar en esta experiencia en nuestra web, les ofrecemos un resumen de la charla interactiva.

A la pregunta de la lectora Mari acerca de cómo llegó esta propuesta a las manos de su director, Alberto Luberta Martínez contestó que inicialmente no estaba previsto que él la dirigiera. «La iba a asumir otro director, pero finalmente no pudo o no quiso; coincidió con que hacía un tiempo había salido al aire la primera temporada de LCB: la otra guerra, y entonces la Casa Productora de Telenovelas decidió ofrecérmela», contó quien también es conocido por su trabajo en Tras la huella.

El guionista Salatti creó una subtrama policiaca a la que quizá no están muy habituados los espectadores del espacio de la telenovela nacional. Sin embargo, la cibernauta Ymarin dice que le encanta «que Entrega tenga de todo: suspenso, ficción, drama y hasta policiaco».

«¿Desde que leyeron el guion supieron que sería una buena novela? ¿Esperaban la reacción positiva que ha tenido en el público?», quiso saber Ania.

«En mi caso particular, desde que tuve el libreto en mis manos sabía que era muy bueno, pero la reacción del público ya depende de muchos factores —comentó Luberta Martínez. Confiamos en la novela, pero, como suelo decir, la respuesta del televidente a veces es una caja de sorpresa. Afortunadamente, hasta este momento hemos recibido muchas muestras de aceptación y de cariño».

Tras el anuncio de la salida al aire de Entrega y la temática que abordaría, tal vez algunos espectadores pensaron como Lili: «Escuché que trataba sobre el magisterio y supuse que sería didáctica y aburrida, y la empecé a ver con cierto desgano. Pero me alegra mucho admitir que estaba equivocada, pues desde los primeros capítulos me enganchó. Hacía tiempo ese espacio no tenía una propuesta con tanta calidad».

El actor Hilario Peña explicó que el resultado se debe al buen equipo de trabajo, y aclaró que «todo fue grabado en exteriores y se hizo con las mismas limitaciones que tenemos en producción. No hubo ni un poquito más ni un poquito menos».

Acerca de la manera en que ha respondido el público, Ray Cruz le confesó a Marilú estar muy sorprendido. «Nunca pensé que un tema como este llegaría al público como lo ha hecho. Me asombro cada día. Ya dejé de ser “Miguelito, el del carro fúnebre”, o “el presentador de 3D”, para ser “el profe Manuel”».

Para muchos, este popular dramatizado ha dignificado tanto la figura del maestro como la enseñanza de la historia. Tras la inquietud de Lolita sobre si Entrega está basada en algún profesor en particular, Ray develó que se apoyaron en el quehacer del profesor Miguel Basterrechea, del preuniversitario Rosalía Abreu. «La verdad es que nos ayudó mucho, y a mí sobre todo, pues mantenía con sus alumnos una relación como de amigos, y contrario a lo que no pocos opinan, eso hace que lo respeten más. La historia de Miguel fue fundamental para darle forma a la de Manuel», aseguró.

Ante los muchos elogios dedicados al protagonista por la interpretación de este joven maestro, Cruz expresó que siempre se propusieron «que el personaje no fuera como un galán perfecto. Al contrario, desde el mismo guion comenzamos a buscarle sus posibles imperfecciones. Pero también quisimos que fuera una persona capaz de impartir la historia como todos quisieran que se diera. Hacen falta muchos Manuel en nuestras escuelas. Creo que este personaje puede ser un buen paso para empezar».  

Para la cibernauta Entregada, el personaje de Beatriz es el que más le ha tocado el alma, pues tuvo una estudiante sordomuda, «de Informática, casualmente, y es verdad que tenía que hacer el doble o triple de esfuerzo. Realmente la vi reflejada en el papel que tan bien interpreta Keny. Las personas con discapacidad viven a diario entre nosotros y pueden ser muy buenos profesionales», expresó.

«Ese es uno de los objetivos de la telenovela —refirió Keny Cobo—, reflexionar sobre la inclusión en la sociedad de las personas con condiciones especiales. Las limitaciones y la discriminación comienzan en la mente».

También la lectora Dulce M. se interesó por este mismo personaje y, tras felicitar a la actriz por «su brillante y creíble actuación», quiso saber cómo ella consiguió este resultado.

«Con mucho tiempo de ensayo y poco de sueño», le respondió Cobo. «Filmando desde mi móvil el lenguaje de señas, cada palabra de mis diálogos; mudándome prácticamente para la casa de Tamara, una muchacha sorda que me estaba ayudando; readaptando el guion…

«La ayuda de Ray resultó esencial, porque ya conocía el lenguaje de señas. También fue muy importante la labor de los dos asesores sordos (Guillermo y Aimé) y la intérprete (Eilin). Entre el equipo directivo y los actores alrededor de mi personaje, pasamos un curso maratónico durante los tres meses de prefilmación para comunicarnos con los asesores», añadió Keny. 

Sobre la calidad interpretativa del elenco, Yanelis se interesó por saber «cómo lograron que los actores se vean tan naturales, lo mismo los veteranos que los más jóvenes». Luberta destacó que en la dirección de actores intervinieron la codirectora Loysis Inclán, y el actor y director Osvaldo Doimeadiós. «Trabajamos con insistencia en ensayos que organizamos por familias o grupos de personajes. Tal vez ahí esté la clave, en la labor colectiva y el tiempo dedicado».

El usuario Montalván calificó de «magníficos», tanto al guion como a las actuaciones, y aseveró que Maridelmis Marín y Dianis Zerquera consiguieron «la mejor escenificación de relación entre madre e hija que he visto en años».

A este comentario el actor Hilario Peña agregó que desde los ensayos, entre los actores que formaban parte de la familia de su personaje, «surgió una química muy buena, guiados sobre todo por Verónica Lynn».

De acuerdo con la opinión de la televidente Annia, «Alberto (Luberta Martínuez) realmente debe estar muy orgulloso, pues ha sido una entrega con mucha magia, un regalo». Elogio que el realizador no pasó por alto, al asegurarle que ciertamente está muy satisfecho, «pero también muy agradecido: a Amílcar por el guion y a todo el colectivo que me acompañó en este empeño. La obra no es solo mía, es en realidad de todo el que aportó con su talento y su entrega», concluyó.

Ver comentarios en Juventud Rebelde

 

 

Escribir un comentario

Comparta sus comentarios con los internautas


Código de seguridad
Refescar