0
0
0
s2sdefault

En reconocimiento a su trayectoria profesional le fue conferido el Premio Nacional de TV 2017

La historia de la Televisión Cubana está llena de personas y personajes que han mantenido viva su imagen. Una de las personas que tienen mucho que contar al respecto es: Julio Vega Quinteros. 

Este excelente comunicador, en estos días con algunas afecciones de salud,  accedió sin demora al recuento de su trayectoria profesional.

Comenzó a trabajar en 1951 en Unión Radio Canal 4, como dibujante a prueba. Al año siguiente obtuvo la plaza fija de escenógrafo. Tenía 24 años.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

Confiesa Fernando Virgós García, director de programas y Premios Nacional de Televisión 2017

La vida y obra de los fundadores de la televisión siempre resulta agradable conocerla, pues está llena de anécdotas interesantes. Un equipo del Portal de la Televisión Cubana tuvo el placer de conversar recientemente con un director que sigue viviendo por y para la TV en nuestro país.

A pesar de encontrarse delicado de salud, encontró fuerzas en esa inspiración profesional que lo apasiona y nos comentó pasajes de su trayectoria en el medio.  Cuando en 1951 comienza a expandirse la televisión en nuestro país, muchos ansiaban conocer de cerca este maravilloso invento que permitía ver a las personas en una pantalla.

Fernando, entonces muy joven, también deseaba acercarse a este fenómeno. Un día llegó a los predios de Mazón y San Miguel, donde estaban los pequeños estudios en la casa de Gaspar Pumarejo. Allí se encuentró con otro muchacho que, también atraído por la televisión, trataba de penetrar en ese mundo, su nombre era Manolo Rifat, quien posteriormente devino uno de los mejores directores de programas musicales.

Asegura Virgós que después de varios intentos, logró entrar en los estudios de televisión como auxiliar de cámara, hasta mayo de 1951 que ocupó la plaza fija de camarógrafo.

Fue camarógrafo fundador, en 1952, de Telemundo Canal 2, junto a otros colegas que procedían del Canal 4 (Jesús Cabrera, Roal García, Ángel Veranes, Ángel Castellanos, Manolo Rifat, Luciano Mesa).

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

Cuando reverencio los tres cuartos de siglo de la actriz Obelia Blanco Labañino, no exagero en la comparación, ni fabulo pretendiendo una nueva versión del cuento de hadas, al apuntar que la niña, nacida un 18 de junio de 1942 en Santiago de Cuba, pasó de cenicienta a ser princesa.

Voy a hablarles de una criatura real, huérfana desde muy chica, mestiza y pobre, criada sin amor por una madrastra cruel, pero dotada de una inteligencia fuera de lo común, de osadía, talento y pasión para enfrentar la adversidad, la timidez y sus miedos, hasta construirse una carrera (cuando la oportunidad tocó a su puerta) y convertirse en una de las grandes actrices de la escena cubana.

Comenzaba yo el Bachillerato en Santiago de Cuba y en el movimiento de artistas aficionados, cuando la vi por primera vez en varias obras del Conjunto Dramático de Oriente, sin imaginar que pocos años después coincidiríamos por breve tiempo en las férreas aulas de formación de ese emblemático grupo-escuela y en la escena.

En reciente plática con Obelia, mientras me cuenta que desde muy niña quería ser artista (cantante, bailarina, actriz, pintora…) rememoro al profesor Manuel Ángel Márquez en las clases de ballet, quien después de mucha práctica y correcciones nos decía: “Fíjense cómo Obelia ondula los brazos”. Y es que lo hacía tan bien y tan suave, que ciertamente parecía una gaviota en pleno vuelo. Tampoco olvidaré la pulcritud, sonoridad y el “oro” de su carcajada como Obatalá en El algodón ciega a los pájaros, obra con la que se despidiera de la escena santiaguera y con la que yo me iniciaba en el mundo profesional.

Un periplo por su vida repleta de matices contendría los acontecimientos suficientes para un complejo ejercicio literario. Y aunque me referiré a algunos de ellos, para exponer la riqueza de su labor, prefiero en esta semblanza introducirme en detalles que permitirían aquilatar esas tareas cotidianas que forman parte de su vida; porque Obelia, además de actriz, es una artesana de alto quilate, oficio que inició de manera espontánea siendo adolescente por curiosidad creativa. Aprendió a tejer y a cocer mirando, solo haciendo las preguntas imprescindibles, hasta que mucho después pudo asistir a una escuela de manualidades para perfeccionarse. Y lo que comenzó como una necesidad intensa por desarrollar sus habilidades, terminó convirtiéndose en un modo de vida que le ha aportado goce personal, beneficios y el orgullo de ser miembro de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

Soy un mambí incómodo. Insurrecto. Siempre irredento. Los que me quieren mucho, los que me quieren menos, los que me aborrecen y hasta los que no confían en mí, saben que acierto y yerro, siempre por convicción y no por compulsión. Es lo que hace que a diario ponga la cabeza en la almohada sin arrugas internas.

Si opino acerca de tantas cosas vitales y banales, y comparto aquellas que me mueven el piso en las escasas ocasiones en que consigo planear por Facebook, no quiero ni puedo ahora dejar de decir lo que pienso, sin presiones ni sugerencias y a mi manera, acerca de la obra protagonizada por el actual presidente estadounidense en un teatro de La Florida hace varios días:

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

¿Cómo hablar del arte en Cuba sin mencionar a Rosita Fornés? ¿Cómo hacer un recuento de la vida cultural del país entre los siglos XX y XXI sin hablar de Rosita Fornés?

¿Cómo ser cubanos y contemporáneos si no contemplamos en nuestro imaginario y nuestra memoria colectiva la figura de Rosita Fornés?

¿Cómo decir que tenemos un arte lírico, una comedia musical, un teatro vernáculo, un teatro dramático, una canción nacional, un cine, un cabaret rutilante y universal y una vedette única e insustituible sin mencionar el nombre glamuroso y universal de Rosita Fornés?

¿Cómo antologar a las figuras más prominentes del siglo XX sin incluir el nombre de ella? Imposible.

0
0
0
s2sdefault

 

 

La Colmena TV: el gran éxito del verano 2018
16 Ago 2018 13:30 - Litz Martell Fotos: Archivo La Colmena TV: el gran éxito del verano 2018

 Así lo demuestran los criterios expresados por los públicos en el Portal de la TVC y los recopilados por el Grupo de Opinión Pública La segunda temporada de La Colmena TV ha logrado satisfacer  [ ... ]

“La televisión cubana necesita mayor creatividad”
15 Ago 2018 14:57 - Texto y fotos: Sundred Suzarte Medina “La televisión cubana necesita mayor creatividad”

Destaca Roberto Cornelio Ferguson, Premio Nacional de Televisión 2013 Luego de cinco décadas al servicio de la información y el entretenimiento en la pequeña pantalla nacional, el director de te [ ... ]

Boletín ahonda en legado de Fidel en la TV
15 Ago 2018 14:39 - Dirección de Comunicación Boletín ahonda en legado de Fidel en la TV

La edición 29 de ComunicarTV homenajea la creación de Centrovisión Yayabo, entre otras iniciativas apoyadas por el líder de la Revolución El legado de Fidel, imprescindible en todos los ámbitos [ ... ]

Programación cinematográfica: NI TAN BUENA COMO QUISIERA, NI TAN MALA COMO LA JUZGAN
14 Ago 2018 11:22 - Paquita Armas FonsecaProgramación cinematográfica:  NI TAN BUENA COMO QUISIERA, NI TAN MALA COMO LA JUZGAN

Dos colegas, amigos y respetados, en el lapso de una semana se refirieron despectivamente a la programación cinematográfica en la televisión. El primero criticó en una red del ciberespacio que se  [ ... ]

Estelvina no se va a morir nunca
13 Ago 2018 19:16 - Maya Quiroga Foto: AutoraEstelvina no se va a morir nunca

La popular actriz de la radio y la televisión, Aurora Basnuevo Hernández, comparte con los lectores algunos detalles de su prolífica carrera artística a lo largo de seis décadas  Aurora Basnuev [ ... ]

¿Sigue la medida del Lucasnómetro?
10 Ago 2018 17:55 - Naomi Valdés Fotos: Archivo ¿Sigue la medida del Lucasnómetro?

 El 26 de agosto tendrá lugar el espectáculo en el Teatro Karl Marx para presentar a los videos más populares durante el verano El video clip se mantiene como necesaria constante promocional de u [ ... ]

 

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 A Clara Inocencia Castillo Alcántara

Con solo 9 años de edad, se inicia como locutora y actriz aficionada en un programa infantil en la emisora radial Radio Turquino, de Santiago de Cuba.

Con diversos premios y reconocimientos se graduó en la Escuela para Instructores de Arte en 1964. En 1968 comienza a trabajar en el Canal Tele Rebelde de Santiago de Cuba, como primera directora de programas de diferentes espacios Informativos, Infantiles, Juveniles,  Dramáticos, Musicales y Deportivos, así como de Eventos Especiales. En razón de ello ha obtenido un sinnúmero de premios y reconocimientos en Festivales Nacionales de Televisión y Caracol de la UNEAC.

Fue delegada al Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en 1989 y jurado del festival Internacional de Documentales “Santiago Álvarez in memorian” en el 2002.

Fue Presidenta del Consejo Artístico de Tele Turquino y Presidenta de la Comisión de Evaluación de esta entidad.

Leer más

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 a Enrique Alberto Bonne Castillo.

Fundador en 1968 del Canal Tele Rebelde.

Dirigió la programación musical y luego Director de Programación de ese Canal. Así mismo, Dirigió la Coral Tele Rebelde durante 19 años. Músico popular cubano, creador de ritmos, autor de varios temas musicales interpretados por su grupo y por diferentes agrupaciones, con una vasta trayectoria musical, dentro y fuera del ámbito nacional.

Nació en San Luis, Santiago de Cuba, el 15 de junio de 1926. Inició su carrera públicamente como autor musical en 1950.  Se graduó de locutor trabajando luego en radio Turquino y en ocasiones en Cadena Oriental de Radio, cuando radicaba en Santiago de Cuba.

leer más