¿De qué va esto? como se dice actualmente. Pues de mis opiniones, entrevistas o comentarios de ustedes los lectores sobre la tv. De entrada les comunico que pueden escribirme a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. con sus discrepancias, dudas o sugerencias de temas, al margen de que podrán dejar sus criterios en el propio portal.

He aplaudido cada emisión de Sonando en Cuba. En su primera temporada al final dije lo que consideraba  bueno y lo que para mi se había descuidado. En la segunda critiqué algunas cosas, pero al final consideré que el programa había desandado un camino hacia arriba.

En la cuarta emisión de la tercera temporada, la primera de competencia, me quedé atónita desde el principio. El título original del programa siempre lo defendí por su particularidad nacional, y ahora en el logo inscribieron ¿un subtítulo? La voz de la música cubana ¿por qué? ¿a qué se debe ese mimetismo con otras ofertas similares, de aquella primera voz nacida en Argentina?

Hace unos días retransmitieron una mesa redonda, con historias de vida, en la que uno de sus protagonistas fue el Dr Alberto Hernández Cañero, Héroe del Trabajo de la república de Cuba, al que tiempo atrás le hice una larga entrevista. Mi colega Arleen Rodríguez me pidió que ofreciera mi opinión sobre el prestigioso profesional y accedí. A la mañana siguiente de la retransmisión salí temprano a comprar pan y tres personas me dijeron con una amplia sonrisa “Te vi ayer”.

Estuve en la filmación de La Colmena TV en el escenario de EXPOCUBA. Vi el de Somos familia, en ambos la escenografía es como debe ser, de lujo, para este tipo de programa. RTV Comercial, empresa de la televisión cubana, realizó una importante inversión para que a la pequeña pantalla llegaran espacios de calidad en el verano.

En los dos se garantiza transporte, comida, además de tener cerca de ocho cámaras, las luces inteligentes, equipos de pantalla led, en fin todo lo que hace falta para un buen espectáculo televisivo.

La colmena TV volvió a “engolosinarme” como dice su director general Carlos Alberto (Tin) Cremata.  Un programa que aprovecha de principio a fin  la escenografía de lujo que se le ha montado.

Yaser, el  Director de Arte confesó que este espacio había sido un regalo para él, que le permitió plasmar toda su fantasía para un escenario no sólo bellísimo sino funcional en el que conductores y competidores caminan a sus anchas.

A propósito, los conductores ¡excelentes!. Haría falta que le dieran lecciones a algunos de sus mayores que se quedan muy por debajo. La frescura, espontaneidad, alegría no hay que transmitirla con gritos o frases poco felices como hacen ciertos animadores “muy calificados” supuestamente.

Danilo Sirio y Karel Renzoli trabajan con una buena cantidad de cámaras (lo que no es usual en nuestra televisión) pero saben poncharlas y tomar lo mejor de los protagonistas.

El guion de Jaime Fort, con los aportes que les pudo hacer Tin, el propio Danilo, es una pieza para el disfrute y transmisión de cultura de un programa donde prima el entretenimiento  culto.