¿De qué va esto? como se dice actualmente. Pues de mis opiniones, entrevistas o comentarios de ustedes los lectores sobre la tv. De entrada les comunico que pueden escribirme a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. con sus discrepancias, dudas o sugerencias de temas, al margen de que podrán dejar sus criterios en el propio portal.

0
0
0
s2smodern

A fuer de honesta si yo hubiera decidido el primer premio del Concurso Adolfo Guzmán, el Dúo Iris con Haciendo fe, habría obtenido el primer lugar. Es la que más me gusta, pero ni soy Premio nacional de música, ni letrista, ni musicóloga: como millones de televidentes soy una consumidora y nada más, así que acato la decisión del jurado.

En varias  oportunidades Adalberto Álvarez y Beatriz Márquez, premios nacionales de la música; Israel Rojas, un reconocido letrista de canciones, Edesio Alejandro, un cultor de música electrónica, rock y la musicóloga   Yianela Pérez, con aval de investigación, integrantes del jurado han confesado que la selección de los temas, especialmente en la segunda fase del certamen les ha sido difícil. El Caballero del Son afirmó que las seis canciones finalistas eran buenas y merecían toda la difusión. Durante la última noche dijo que para una parte del público los jueces, se habrían equivocado, para otra habrían hecho  lo justo.

0
0
0
s2smodern

A raíz de que publicara y circulara (como siempre hago) mi texto Adolfo Guzmán: la manzana de la polémica, recibí un correo de una amiga recriminándome,  porque traté de exponer cómo nació el concurso y no tomé partido explícitamente. Nery, médico, profesora de varias generaciones,  me decía “Desde mi punto de vista lo mejor en entretenimiento que tiene la TV han sido los concursos que ha preparado Manolito  Ortega y el Guzmán solo por la belleza y la música además de los cantantes que no son conocidos y tienen tremenda calidad, vale la pena esperarlo los domingos a cualquier hora.”

Cuando dos días después,  hablé con ella, razonó que se deben defender  “los programas lindos hechos en Cuba, tenemos derecho a eso”. Lindo, una polémica  categoría estética, que según algunos estudiosos es  la “belleza en pequeñas proporciones”, tiene la relatividad de las cosmovisiones humanas, nacidas de emociones.

0
0
0
s2smodern

He perdido la cuenta de las veces que mis notas han estado encaminadas a la programación televisiva. Existe una razón: no se produce todo lo necesario, pero lo que se hace a veces navega en el mar de la indiferencia del televidente.

Por eso aplaudí que la última convocatoria del espacio Moviendo los Caracoles de la Asociacion de Cine, radio y televisión de la UNEAC estuviera dedicada a ese tema en su sentido amplio.  Tuvo un  panel de prestigio:  Ms. Cs. Pedro Emilio Moras, Investigador del Instituto Juan Marinello; Dra. Ciencias Keyla Estévez, Directora del Centro de Estudios de la Juventud; Lic. Dely Fernández Cuello, Asesora de programas Juveniles de la TVC; Lic. Mónica Guillén, Especialista del Centro de Investigaciones Sociales y . Kike Quiñones, Director del Centro de Promotor del Humor, moderados por Juan Carlos Travieso, realizador, y vicepresidente de la Asociación.

0
0
0
s2smodern

Desde Moscú, donde trabaja actualmente, René Herrera Ulloa, me escribió vía FB el primero de agosto: “Tal parece que en Ciudad de la Habana en 2017, época de la telenovela cubana de turno, sólo contaba con unos 40 habitantes. Es un círculo vicioso el tema del amor o empatadera creo le queda mejor. Estoy fuera del país en Misión de trabajo y por diferencia de horario la veo al otro día, y la sigo desde su comienzo porque junto a Vivir del cuento es lo único que veo de nuestra añorada tierra, y en ocasiones he tenido idea de no verle más, pero la nostalgia me vence. Saludos desde Moscú.”

Y el otro día, cuando fui a pelarme con mi respetado Leo, una clienta, a la que no le pedí el nombre,  calificaba el “hábitat” de la telenovela en un solo Consejo Popular.

Las dos opiniones coinciden en lo que creo falla en Más allá del límite: no es  creíble que en un círculo (eso es lo que es) donde todo el mundo se conoce haya dos personas que pasaron en su infancia por un hogar para niños sin amparo filial. Que la mujer de esa historia haya sido recogida y abandonada por .la madre de uno de los protagonistas, que termina enamorándose de ella y por el amor logra que se regenere totalmente, y así hacer un giro de 180 grados del mal al buen  vivir. Todo eso puede pasar pero como está contado no es creíble.