¿De qué va esto? como se dice actualmente. Pues de mis opiniones, entrevistas o comentarios de ustedes los lectores sobre la tv. De entrada les comunico que pueden escribirme a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. con sus discrepancias, dudas o sugerencias de temas, al margen de que podrán dejar sus criterios en el propio portal.

Veinte años atrás en el salón del te de de la Unión de Periodistas de Cuba; Rafael Taquechel y yo “arreglando la televisión” empezamos a conversar de Pasaje a lo desconocido, que si no me equivoco apareció primero Telerebelde. El Taque, desaparecido hace poco, decía que ese no era un programa cubano sino un documental con una introducción. Creo que en eso tuvo y tiene razón, pero el espacio ha aguantado el paso del tiempo con un alto nivel de gusto y de teleaudiencia.

Al principio su principal seducción eran las piezas que provenían mayormente del Discovery Channel, o del History Channel, o del National Geographic, o hasta de la HBO, entonces el Paquete “no era otro canal” además de que no existían ni Multivisión ni Telesur. Ahora mantiene ese atractivo en un por ciento menor, pero ha conseguido que profesionales destacados de todas las esferas, concurran sistemáticamente a encontrarse con las provocaciones de su conductor, lo que a mi juicio le sigue confiriendo preferencia entre televidentes (y radioyentes).

Si me hubiera tomado en serio Rastros de mentira desde el principio no sé cuantas notas habría escrito. Con excepciones para confirmar la regla soy una defensora de los culebrones de O´Globo, pero en esta oportunidad  no podía seguir las historias de la proposición brasileña, otros asuntos me ocupaban a esa hora.

El que ha visto en varias oportunidades el programa Una vez a la semana, a las 7 la tarde por el Canal Educativo dos, no puede imaginar que ese espacio se filma con una sola cámara: primero las respuestas de los entrevistados y luego las preguntas de la periodista para unirlas con un proceso de edición.

A ver, existen otros espacios en la televisión cubana que se realizan  así, pero del que hablo, tiene la virtud de contar con una profesional que entre sus dotes está tener un poco de actuación.

Existe un refrán o slogan que dice que los jóvenes se parecen más a su tiempo que a sus padres, parafraseando ese razonamiento para mí la televisión triunfa cuando se acerca a la localidad donde es creada.

La única forma que tiene de imponerse un canal territorial es que lo transmitido tenga que ver con los habitantes del  lugar donde radican.  Además porque en los telecentros no existen las condiciones tecnológicas no sólo de los canales internacionales a los que se accede por el Paquete, desde  Baracoa, el Vedado  hasta el cabo de San Antonio, tampoco de las señales nacionales que aunque deterioradas, tienen mejor infraestructura.