0
0
0
s2sdefault

Los ojos de Froilán Arencibia eran apenas una línea el tres de diciembre cuando desde La Habana describía el tránsito de la comitiva que llevaba a Fidel a los brazos de su novia. Aplaudí esa decisión, el periodista y locutor tiene la solidez cultural necesaria para realizar un trabajo en el que se unían dicción, palabras precisas y cultura. Y pasó con sobresaliente esa prueba.

Pero ¿qué decir de Humberto López, el locutor de la revista Buenos días que tuvo durante esos nueve días la misión de entrevistar o comentar en el estudio lo que sucedía en Cuba a cada instante.?. Humberto, para mí, fue una sorpresa agradable. Tiene todas las condiciones que necesita un buen conductor.

Karen Brito es muy buena, excelente periodista, y sabe conducir pero le convendría articular mejor, porque a veces “muerde” las palabras. No es lo mismo hacer un programa grabado que salir en vivo.

Isabel Fernández mostró que no sólo sabe leer bien el telepronter, sino que es capaz de sostener en vivo un diálogo sobre asuntos que requerían total responsabilidad. Raúl Isidrón se portó como lo que es: un eficaz conductor.

Cristina Escobar y Lázaro Manuel Alonso brillaron tanto como periodistas en la Plaza de la Revolución que como conductores en el estudio. Ambos, por su juventud, telegenia y cultura, merecen que se les pruebe en empeños cada día más exigentes: la televisión requiere de experiencia, pero también de empuje que sólo lo brinda la juventud.

De las provincias destacar, de nuevo, a Abdiel Bermúdez y Dalgis Roman de Holguín y Las Tunas, respectivamente, que como en la revista informativa por el paso del Huracán Mathew tuvieron una profesional actuación.

En esta oportunidad vale apuntar al Canal Habana que con los reconocidos Julio Acanda y Bárbara Doval, hicieron una revista corta y dirigida especialmente a la capital, en un set sobrio, luctuoso y digno.

Supongo que Wilber Rodriguez ojos y oídos de los televidentes por todo el país, aún esté haciendo gárgaras porque no fue fácil la tarea de transmitir, al menos de esa forma, lo que sucedía desde La Habana hasta Santa Ifigenia. ¿Por qué no se podían mandar imágenes al momento? El ICRT no tiene logística para eso… cuando se ha hecho es porque con tiempo se ha traído de otras televisoras, como el sistema de medios pùblicos de venezuela.

Un reconocimiento especial merece el Portal de la TV, con 97,877          impactos, que mantuvo en el aire a Cubavisión y que nunca colapsó. Eso es hacer periodismo de manera responsable.

¿Todo fue perfecto?, no. Tanto cuando la revista sobre Mathew como en esta, en un momento se quedó abierto el canal 2 de HD (alta definición), en la primera oportunidad sólo se vieron unas imágenes, en esta se escuchó un diálogo; deben estar al tanto porque un día puede suceder algo muy desagradable.

Hubo otras cosas mal que ya se les dije a quien considero debía escucharlas, pero del sol prefiero ver más su luz que sus manchas. Los días sin dormir de los ejecutivos a nivel de organismo central, de los telecentros, de los periodistas, sonidistas, camarógrafos, choferes, y todos los que tuvieron que ver en esa trasmisión merecen un reconocimiento, como los de los sitios web, especialmente Cubadebate y Cubasí, actualizados minuto a minuto, que nos permitió a los “agradecidos” vernos multiplicados en carreteras, casas, árboles, cubanos y cubanas, ancianos, jóvenes y niños, llenos de tristeza, pero con las huella de Fidel que es, indudablemente, una luz de esperanza en el porvenir.

Comentarios   

#2 yaquelin 16-12-2016 20:06
A pesar de lo duro que fue apreciar el trsaslado de nuestro padre, es digno de reconocer el trabajo de todos los que de un manera u otra participaron en esta programación.
Reportar al moderador
#1 yo 08-12-2016 16:42
tiene usted toda la razon sobre la imagenes que llegaban tarde, el pueblo merecia despedir a su lider historico, siguiendo su trayectoria en vivo minuto a minuto... si el icrt no tenia la logistica tenia que mandarla a buscar a la conchinchina, pero de que tenian q hacerlo, tenian que hacerlo, era el momento de mostrar que la tvc hace lo que tenga que hacer para estar al lado del pueblo,... lo del canal HD a sucedido varias veces incluso en los juegos olimpicos, incluso no se porque no se transmitio por ahi todo el tiempo... #HastaSiempreCo mandante...
Reportar al moderador

Escribir un comentario

ATENCIÓN.Esperamos que continuen con sus adecuados comentarios para contribuir al mejoramiento de nuestro trabajo.

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

 

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 A Clara Inocencia Castillo Alcántara

Con solo 9 años de edad, se inicia como locutora y actriz aficionada en un programa infantil en la emisora radial Radio Turquino, de Santiago de Cuba.

Con diversos premios y reconocimientos se graduó en la Escuela para Instructores de Arte en 1964. En 1968 comienza a trabajar en el Canal Tele Rebelde de Santiago de Cuba, como primera directora de programas de diferentes espacios Informativos, Infantiles, Juveniles,  Dramáticos, Musicales y Deportivos, así como de Eventos Especiales. En razón de ello ha obtenido un sinnúmero de premios y reconocimientos en Festivales Nacionales de Televisión y Caracol de la UNEAC.

Fue delegada al Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en 1989 y jurado del festival Internacional de Documentales “Santiago Álvarez in memorian” en el 2002.

Fue Presidenta del Consejo Artístico de Tele Turquino y Presidenta de la Comisión de Evaluación de esta entidad.

Leer más

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 a Enrique Alberto Bonne Castillo.

Fundador en 1968 del Canal Tele Rebelde.

Dirigió la programación musical y luego Director de Programación de ese Canal. Así mismo, Dirigió la Coral Tele Rebelde durante 19 años. Músico popular cubano, creador de ritmos, autor de varios temas musicales interpretados por su grupo y por diferentes agrupaciones, con una vasta trayectoria musical, dentro y fuera del ámbito nacional.

Nació en San Luis, Santiago de Cuba, el 15 de junio de 1926. Inició su carrera públicamente como autor musical en 1950.  Se graduó de locutor trabajando luego en radio Turquino y en ocasiones en Cadena Oriental de Radio, cuando radicaba en Santiago de Cuba.

leer más