0
0
0
s2sdefault

Si deseara ganar un poco más de dinero, realizaría cuatro notas independientes, pero prefiero agrupar sendas opiniones acerca de las producciones de estreno, de la empresa RTV Comercial de la televisión cubana. Para mí tienen de cuatro disparos, dos dianas:

LA COLMENA TV

Con mi colega Arleen Rodríguez quiero seguir siendo la reina del panal. Carlos Alberto Cremata, Tin, ese actor y director de la compañía infantil más famosa de Cuba, además del talento que le brota por los poros, su sentido de pertenencia y sus dotes para interactuar con los niños, es un creador que escucha a los demás.

Su programa televisivo que asumió con el miedo lógico de alguien acostumbrado al teatro, pero no a los set, ha ido creciendo con cada presentación, incluso en sus conductores “grandes” que se han adaptado a hablarle y enamorar las cámaras.

Claro Tin tiene a Danilo Sirio al frente de toda la puesta televisiva, y ese es un hombre-televisión, reconocido por su meritoria labor en la transmisión de la pelota, que prácticamente revolucionó. Danilo sabe ponchar las cámaras y juega con las ocho que tiene para filmar su colmena.

A su vez, Karel Renzoli filma los exteriores, y lo sabe hacer. Angel Alderete es el director de fotografía, Jaime Fort, fundador de La Colmenita y guionista del estelar programa Vivir del cuento, escribe. Esa es la primera carta de triunfo de la Colmena: un buen guión.

El jurado de lujo (Osvaldo Doimeadiós, actor y director, Carmen Rosa López, directora del Coro Diminuto,   Emiliano Sardiñas, repentista, más Iraida Malverti opinando sobre danza) es cómplice al realizar preguntas  provocadoras a los pequeños  concursantes.

El penúltimo programa (espero que de esta temporada) contó con la presencia de Silvio Rodríguez en el papel de actor. ¡Qué bien!. Los protagonistas siguieron siendo los niños, el trovador por excelencia, fue un invitado que se sometió mansamente a las preguntas de ese retaco de periodista que me hace reír.

Voto con los veinte dedos, pies, manos,  porque haya otra temporada de este programa y ¡con el mismo equipo!.

SOMOS FAMILIA

El espacio de participación de los sábados, Somos familia, al fin, como dice un amigo,   encontró coherencia: conducción y competencia están en el mismo rango, sin elegancia y frívolo.

¿No se puede hacer un batido y mezclar las competencias de Sorpresas XL y las de esta propuesta?. Ese otro espacio, en el  verano funcionó a base de un guion de preguntas y juegos inteligentes, no de la bobería de Somos familia. Es un crimen que el primero tenga una escenografía de lágrima y una conducción  no estelar, mientras el otro tenía ¡de todo!.

Me pareció de muy mal gusto que Alain, el actual conductor de Somos,  dijera en 23 y M que él y Heidi tenían la misión de darle movimiento y alegría al espacio… perdón, ese programa lo estrenaron Marino Luzardo y Maurín Delgado,  dos de los mejores conductores de Cuba, que saben llevar la ropa y son elegantes desde la dicción  hasta la forma de pulir los zapatos. Ellos decidieron no seguir cuando veían que nada mejoraba, ni en las  competencias, ni en la música, y no eran dirigidos, en búsqueda de mover más las competencias. Yo habría hecho lo mismo.

Si en mi caso hubiera tenido los dineros para hacer Somos familia, los habría confiado a Gustavo Fernández Larrea, el fundador y director de La neurona in tranquila, espacio que he defendido varias veces. Pero ni con  el apoyo de Ernesto Fiallo,  ni con el de Roly Peña más tarde, ha podido sacar un espacio digno, como siempre lo ha sido la Neurona en el que una se divierte y aprende. A los tres directores Somos le queda grande ¿Qué hacer?. Lo que dictaminaría un cirujano: extirpar de raíz el tumor o aplicar la eutanasia, si tiene metástasis. Al fin,  es verdad lo que reza el refrán: “árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza”.

SONANDO EN CUBA

Me duele mucho más a mi que a nadie  criticar a Sonando en Cuba, un  programa por el que he polemizado y que vi nacer una tarde en el Museo del Ron, en la que conversé con El Tosco,  Pupy, y otros músicos importantes de este país.

Sobre una idea de Paulo FG, el reconocido director Rudy Mora levantó el andamiaje televisivo que contó con el apoyo de RTV Comercial. De Rudy nadie habla, pero desde el logo del programa hasta su visualidad fueron  fruto de largas noches de estudio. Luego Manolito Ortega recibió el batón y en una vuelta en espiral, dialéctica, tomó lo mejor y entregó una segunda temporada memorable, sí, memorable.

En ella hubo entrevistas a lo que más vale y brilla de la música cubana, se abordaron temas de asunto social o histórico, con elegancia, como al descuido, las principales campañas sanitarias dirigidas a los jóvenes, desde la prevención del SIDA hasta la aceptación de las diferencias.

Se hizo activismo social o se puntualizó en figuras o hechos culturales, de manera válida desde el punto de vista televisivo, no como el pastiche sobre Bola de Nieves que salió en la emisión pasada.

Esta tercera temporada según algún especialista que he consultado, tiene competidores de excelentes voces, y ese es el pollo de ese arroz, pero ¡cuidado!, sino tiene un  ají cachucha, un poco de comino, quizás una aceituna y un tin de  cerveza, el pollo hay que tragárselo sin respirar y con sorbos de agua.
¿Dónde está el empaque conseguido con las lámparas led de la edición pasada?.  Al excelente vestuario,  trabajado en blanco y un poco de negro,  le faltaba la iluminación  exacta. ¿Por qué sólo poner una canción de esa exquisitez que es el coro Exaudi?

Yasbel Rodríguez, mejor en su rol de conductora y supongo que Jorgito no estaba en total forma, cuando la parte más gruesa se le dejó a ella. Salió airosa.

Ahora ¿por qué buscar el sonero dentro del programa?. No  creo que en la competencia eso haga falta, como aún  no entiendo el tripilingo que armaron con los comodines y la competidora de Santiago de Cuba.

Sonando puede cambiar, todo puede ser mejor, incluso la competencia, pero como se dice y hace, parece algo no pensado, no listo para llegar a la pequeña pantalla.

Deseo que la próxima vez que me detenga en Sonando sea para alabar cada uno de sus ingredientes. Si esa calidad se logra, seré la primera en reconocerlo.

Unidad Nacional Operativa: UNO

Al fin  de nuevo UNO en nuestros televisores. ¡Como hemos tenido que esperar para esta temporada!. Las palmas para  Roly Peña y Miguel Sosa, directores de esa serie en la que los policías son de  carme y hueso,  sufren, ríen, se enamoran  ¡viven!.

Tendremos ocho capítulos  con historias inspiradas en hechos reales, y como aconsejó Miguelito los menores no deben ver por el grado de violencia que presentan. Aunque en este punto tengo mis dudas ¿Quién controla que los chamas no vean lo que circula en el paquete o bajado de youtube ?. Conozco niños que han  “disfrutado”  películas  verdaderamente escalofriantes y no en la tv, sino en  computadoras o en televisores con memorias.

Encarnando a los policías y científicos, estarán los actores Carlos Luis González, Yuni Bolaños, Tamara Morales,  Keny Cobo y Alain Aranda, se mantiene el fotógrafo Oscar Feria, el  editor  Rafael García y el productor general Tony Angulo.

Los delincuentes serán asumidos por diferentes actores y actrices, Amílcar Salatti, es  uno de los  guionistas, escribió el primer capítulo de la actual temporada y hace un tiempo dijo “la tercera temporada será superior desde el punto  de vista policíaco porque incluirá una dosis mayor de homicidios, que  siempre llaman la atención del público.”

Y OUT, Y OUT   

Ha sido una síntesis apretada sobre cuatro programas estrenados en el verano. Espero que la producción  de RTV alcance el alto  average a que nos tiene acostumbrados. Y  también deseo,  cruzo los dedos, porque otro ciclón no abrace a nuestra Cuba, para que .la emisión televisiva transite hacia la normalidad… en busca siempre dealtos parámetros de calidad.

 

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario

ATENCIÓN. Hemos cambiado la manera de hacer los comentarios para evitar que los ROBOT continuen saturando de comentarios comerciales que impiden una adecuada atención a nuestros internautas. Esperamos que continuen con sus adecuados comentarios para contribuir al mejoramiento de nuestro trabajo.

0
0
0
s2sdefault