0
0
0
s2sdefault

Sobre las siete y un poco de la mañana, excepcionalmente a las seis y treinta, sintonizo la revista Buenos días,  con esa  frase-propuesta Juntos al despertar que me gusta como título para un espacio informativo que en la mayoría de las oportunidades se disfruta no sólo por lo que dice sino como lo dice.

Especialmente, trato de no perderme los lunes y jueves, cuando Lázaro Manuel Alonso presenta El tema, su exposición el primero de esos días y las respuestas, casi siempre con polémica,  en  la segunda oportunidad.

Lazarito tiene la frescura y el desenfado de la juventud, y la garra de periodista  que lo demostró desde sus primeras apariciones.  Él toma un asunto por los cuernos y lo sacude con sabrosura y ¡rigor!. Se le añaden  las entrevistas a los implicados (jefes  de lo que se debate o especialistas del asunto) más opiniones  de los televidentes que llegan por correo electrónico.

Se han llevado temas variopintos desde problemas con la vivienda, líos en relaciones interpersonales hasta el respeto al espacio sonoro, que cada persona lo tiene y contantemente se lo violan.

Mi respetado Lazarito, que aún me debe las respuestas a una entrevista, es también uno de los jóvenes delegados del Poder Popular, ¡mis felicitaciones!, no todo el mundo acepta esa “candela”.

Irina Martínez y Claudia Álvarez se encargan de los espacios culturales, lo hacen con naturalidad en las entrevistas y las notas, pero a Juntos al despertar le hace falta un espacio dedicado a la crítica  especializada. Es verdad que tienen a un experto en música, Oni Acosta, que lo mismo presenta un autor que  valora un hecho reciente.  Sólo de música, harían falta  aproximaciones  a las demás artes.

En deporte siempre hay críticas, como en todos los programas dedicados  a esa área.  El pedazo  dedicado a los músculos lo llevan bien  Carlos Durán, Andi Luis Leal, Alejandro Rodríguez y Dulier Reyes. Un  grupo de meteorólogos  ofrece el parte del día, en dos oportunidades para que una salga con sombrilla o no.

Maureen Delgado, (excelente locutora a la que debo una entrevista) Yanela de la Rosa, Mara Góngora  y Junior Morales se encargan de los informativos, mientras que de la conducción general la acometen con eficiencia Raulito Isidrón y Humberto López, con Fidel Toranzo que cubre de manera emergente, aunque de forma habitual se encarga de dar a conocer lo que es noticia en INTERNET,  especialmente en notas curiosas. En el caso de Humberto ha devenido un buen entrevistador que, con respeto, resulta incisivo para lograr la respuesta y eso se agradece.

En total trabajan unos treinta profesionales comandados por  Eridania Góngora que con mucho más  virtudes que defectos nos ofrecen información temprano, antes de salir a trabajar o a otras actividades.

He nombrado las personas que vemos, pero para que eso ocurra de una manera atractiva, Juntos al despertar cuenta con  un equipo de editores, redactores, y grupo operativo, que incluye cámaras, audio… son fijos y  por lógica,  muy buenos porque de lo contrario no podría escribir estas líneas, serían otras. Un ejemplo es  Sergio Garcia, el cámara número 1,  la de los conductores, con montón de años de experiencia, Presidente de la Comisión Nacional de Evaluación de su especialidad, un  profesional respetado en toda la televisión.

Se que una revista no es un noticiero, cada uno tiene sus características, pero nuestra tv ha encontrado el camino de realizar y ofertar revistas entretenidas, con conductores naturales, que improvisan, comentan, se ríen y todo lo hacen en vivo, como debe ser. Lo han demostrado en tiempos de contingencia y en Juntos al despertar  casi siempre lo hacen bien, pero los noticieros, ay, los noticieros.

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault