0
0
0
s2sdefault

Desde 1980 menos en una oportunidad he participado en todos los festivales de cine y en los de televisión desde que Daniel Diez los organizó modestamente (pero con acceso de todo el que quisiera), hasta la segunda convención celebrada dos años atrás. A la tercera no asistí por razones que no vienen al caso, por tanto no puedo valorar las conferencias y talleres que se generaron, pero gracias al Portal de la Televisión he conocido los premiados.

Una primera pregunta  ¿Por qué la televisión entregó sendos premios especiales a La colmena TV y a LCB: la otra guerra?.  ¿Acaso el jurado no las valoró adecuadamente? . No es esa la razón: ninguna de las dos fueron inscriptas, hecho que conozco porque  me lo dijo una fuente totalmente confiable.

Que los interesados no inscribieran sus obras es comprensible por una deficiente estrategia comunicacional en dar a conocer las bases de la convocatoria para los trofeos.  Si fue por abulia de los creadores o productores, es criticable porque se trata de dos obras devenidas puntos de referencia en el audiovisual contemporáneo.

En el caso de LCB: la otra guerra arrasó con los premios caracol del 2017 y sí, aplaudo el reconocimiento de la tv, pero no puedo dejar de pensar que si hubiera competido Osvaldo Domieadiós  con su inolvidable Mongo Castillo ¿no alcanzaría el premio de actuación masculina? ¿Y las otras especialidades?

Se que Luis Silva, quien obtuvo el premio de actuación masculina (el segundo en una convención, el primero lo recuerdo porque integré el jurado) entenderá  este punto de vista, de alguien que tiene a Vivir del cuento y a Pánfilo en un lugar de honor de la televisión cubana.

Me pregunto ¿Por qué Los cazadores de cuentos compitió en el acápite de Mejor programa Dramatizado Seriado  si es un espacio inserto en la deficiente producción para niños y niñas?. Cuando se estrenó publiqué este comentario “Mi princesa (y revoltosa) Deby vio La cenicienta y luego El gato con botas, y al conversar con Rafael Pérez Insua le dijo que le gustaban pero le pidió más cuentos. A su vez el estudioso de medios audiovisuales Victor Fowler, luego de disfrutar de la presentación de los dos clásicos los alabó por su originalidad y exquisita puesta en escena que con idea original del propio Rafael y Alejandro Acanda, integran  Los cazadores de cuentos. Se trata de una producción de canal capitalino que sorprende por todos  sus ingredientes. Rafael, que asume la dirección general, me dijo por qué son nueve cuentos: “Siempre se soñó que fuera una producción para la programación de verano del Canal Habana por eso son nueve semanas que es la frecuencia de salida semanal. Por su complejidad y costo sería una producción difícil de afrontar por un canal provincial de manera habitual.” La opinión de Deby bórrenla (aunque sólo tiene diez años) pero la de Fowler vale doble ¿o no?

Me rompí la cabeza al principio cuando leí los resultados hasta que al fin entendí: en esta oportunidad la producción nacional y la internacional compitieron juntas, mientras en la primera y la segunda convención estaban los premios nacionales y los internacionales. ¿Por qué no dar un  reconocimiento nacional que puede o no alcanzar el lauro internacional?.

El trabajo informativo realizado con el paso del Huracán Irma marcó una pauta en el uso del periodismo ciudadano, pero ¿puede la televisión cubana en su producción habitual competir con mi amada TELESUR o Rusia Today?.  No nos llamemos a engaño,  sólo el maquillaje que se usa es diferente…Y NO sale favorecida nuestra tv.

Hasta aquí dejo mis observaciones  con una sugerencia: es imprescindible que se valoren las bases.  Por lo publicado se aprecia que existió ambigüedad en la formulación y que, por favor, si de todas formas los creadores estarán sometidos al veredicto de un jurado, que puede ser justo o no, que tengan la posibilidad de medirse con sus coterráneos y si ganan, con los de otros países.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

 

 Sitios web de los Canales Nacionales