0
0
0
s2sdefault

Poco antes de mi viaje a Las Tunas, a su festival de televisión, conversé con Víctor Fowler y me preguntó a boca de jarro “¿cuantos telecentros hay? ¿Por qué no se dedica un canal a difundir lo que se realiza en las provincias?”. Nunca había pensado en eso, de lo que estoy segura es que en algunos telecentros se producen programas que no le envidian  nada a muchos de las parrillas de los canales nacionales.

El sistema de la televisión cubana (TVC)  agrupa 16 Telecentros Provinciales, 15 Telecentros Municipales, 15 Corresponsalías y la Televisión Serrana,  verdadero emporio de buenos documentales, raigalmente comunitarios.

La TVC cuenta con más de 5 mil trabajadores en todo el país, de ellos aproximadamente el 50 por ciento son artistas,  que no radican todos en  La Habana, ni mucho menos.

Con cinco canales nacionales más la aparición en el tránsito a la TDT de las señales Clave, Mi TV y dos frecuencias en HD, una asignada al Canal Caribe y otra asignada a Cubavisión plus con una programación mixta que incluye eventos deportivos producidos en HD, la TVC es un sistema que como tal podría ofrecer una programación más diversa y para los diferentes públicos.

En el informe del ICRT al Consejo Nacional de la UNEAC se afirma “De la programación cultural en los canales territoriales en lo que va de 2018 se han reportado 495 spots y 3669 programas e informaciones”, buena cifra de espacios si esta tiene el aval de la calidad.

Ese mismo documento admitía “Escasa disponibilidad de nuevos proyectos para oxigenar las parrillas de Programación con trazos comunicativos más audaces.” Entonces me hago la misma pregunta de  Victor en el primer párrafo de este comentario. No abogo por un canal, pero si por una mayor inclusión de programas “del interior” que para mis ojos, acostumbradas a las señales nacionales, son atractivos y distintos.

Por ejemplo en Las Tunas me impresionaron varios como De espalda vuelta de Waldina Almaguer Medina un espacio sin fisuras, realizado para la web y que funciona como una propuesta informativa.

O el de crítica y opinión, Enfoca el lente, Distribución de gas licuado en Las Tunas de  Dalgis Román Aguilera; la Serie documental, La fe de Waldina y Gianny López Brito;  las propuestas dedicadas al deporte como Las Tunas en la Serie del Caribe, Orlando Cruz Vázquez y el Documental Soñamos en grande y ganamos, de  Juan Manuel Maestre y Orlando, aunque en estos dos últimos casos fueron transmitidos por Telerebelde.

¿Qué decir del musical Casi como ayer, dedicado a ritmos cubanos, de Dalgis que comanda un equipo multioficio,  capaz de hacer reír, soñar, bailar y disfrutar de  este género televisivo?. 

Tomarse una Limonada en Las Tunas con  El diario de Derek, de Waldina,  un programa infantil per se, es volar a los años de la infancia. Si no me equivoco en todo el país se podrá beber limonada en un  futuro cercano.

No puedo dejar de mencionar el programa cultural  Primera página Somos Caribe, de Dalgis  y Eddys, que sale dos veces al mes en el Canal Caribe, y de este último a Fresco y sin cortar, que aparece a las seis de la tarde de los miércoles por Cubavisión.  Ni a Claroscuro de Waldina, excelente revista cultural, sólo vista por los tuneros.

Impresionada quedé de mi  visita a Granma cuando vi lo que se produce y siempre me pregunto cómo el Canal Habana entrega una señal auténticamente capitalina, con una calidad general y que se reconoce sólo de ponchar la señal. Ese no es el caso de los canales nacionales, menos Caribe, que en empaque está bien.

Como jurado de varios festivales nacionales de la televisión, he visto, incluso premiado, espacios de diversos telecentros que dejan atrás productos con etiqueta nacional.

En ninguno de esos centros de elaboración de audiovisuales, existen más recursos, lo que si prima un trabajo en equipo que funciona como una familia. Pueden existir opiniones encontradas, que no inciden a la hora de meter el hombro y sacar un espacio.

De ahí que me pregunte si la  “Escasa disponibilidad de nuevos proyectos para oxigenar las parrillas de Programación con trazos comunicativos más audaces” es una realidad nacional, que incluye a todos los telecentros o solo se refiere a los canales nacionales.

En TunasVisión no todos los programas son de excelencia. Incluso existen espacios premiados que si en conjunto están bien, carecen de una buena locución (como sucede en la TVC), pero sí hay verdaderas gemas ¿por qué no difundirlas para todo el país? Estoy segura que en otros telecentros hay piedras preciosas, entonces ¿un  canal?, tal vez no se pueda (o deba), pero sí incluir mas propuestas o ¿por qué no dedicar una tarde a la semana a los espacios premiados “del interior” y ver cómo funciona en los públicos?

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault