¿De qué va esto? como se dice actualmente. Pues de mis opiniones, entrevistas o comentarios de ustedes los lectores sobre la tv. De entrada les comunico que pueden escribirme a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. con sus discrepancias, dudas o sugerencias de temas, al margen de que podrán dejar sus criterios en el propio portal.

0
0
0
s2sdefault

No voy a afirmar que la televisión Cubana es la octava maravilla del mundo, pero si es mejor que muchas de otras latitudes donde solo lo comercial  ocupa el espacio de las transmisiones y se ve de todo… con un 99 por ciento de pura bazofia.

Ahora bien, lo que casi nunca satisface en Cuba es la programación. En los comentarios  a los textos que publico en este Portal de la TV Cubana y en Cubadebate en numerosas ocasiones, a veces sin que sea lógico, algún lector se queja de los inconvenientes, por ejemplo de que no siempre por necesidad imperiosa el noticiero estelar se alarga, entonces se corre o se elimina lo previsto, y esto es muy inconveniente para grabar algún que otro programa.

 Estoy segura  que si se fuera mucho más riguroso con los tiempos, eso no sucedería y también que existen oportunidades en las que se impone dar más tiempo a un  noticiario. Pero cuando eso sucede la cartelera que sigue debe presentar los ajustes, porque si sigue anunciando, por ejemplo, a la película para las 10 y 40, y  se sabe que saldrá a las 11 y tantos ¿acaso el televidente no se molesta con razón?.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

El pasado año en una  visita a la provincia Granma  conocí San Pablo de Yao donde nació 25 años atrás, un 15 de enero, la Televisión Serrana. Entonces dije: “Allí donde el oxígeno se respira por kilómetros cúbicos, en el mirador, la realizadora Kenia Rodríguez ofreció la bienvenida ritual a quienes se empinan hasta las nubes serranas.”

Y espero respirar pronto ese oxígeno junto a un grupo de locos que un  cuarto de siglo atrás fundaron esa televisión genuinamente comunitaria.  Hace un  tiempo entrevisté al gran jefe indio de las serranías, Daniel Diez,  que me dijo sobre qué significó aquella experiencia para  él  “Fui alfabetizador Conrado Benítez en las montañas de la Sierra Maestra y me marcó para siempre. Ver de cerca sus vidas y convivir con sus alegrías y penurias ha sido imposible quitármelo de la mente. Incluso, gracias a esto no solo pienso en los campesinos de la Sierra, sino que me han ayudado en mi trabajo de compenetración con el mundo indígena de Latinoamérica y el mundo al que llevo años entregándome.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

Como en años anteriores voy a decir los programas televisivos que no perdí o grabé ¡por placer!  en el 2017. Hay otros que he visto y grabado por deber, para escribir sobre propuestas que no he considerado válidas, a esos hoy no los nombro. Ya lo hice

 Aunque no necesariamente por orden numérico, en los últimos meses disfruté de:

  • LCB: La otra guerra, una propuesta con todos los ingredientes: excelente guion, actuaciones estelares, especialmente la de Osvaldo Doimeadiós, impresionantes fotografía, maquillaje, puesta en escena para que fuera una propuesta  sin deslices
    0
    0
    0
    s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

Sobre las siete y un poco de la mañana, excepcionalmente a las seis y treinta, sintonizo la revista Buenos días,  con esa  frase-propuesta Juntos al despertar que me gusta como título para un espacio informativo que en la mayoría de las oportunidades se disfruta no sólo por lo que dice sino como lo dice.

Especialmente, trato de no perderme los lunes y jueves, cuando Lázaro Manuel Alonso presenta El tema, su exposición el primero de esos días y las respuestas, casi siempre con polémica,  en  la segunda oportunidad.

Lazarito tiene la frescura y el desenfado de la juventud, y la garra de periodista  que lo demostró desde sus primeras apariciones.  Él toma un asunto por los cuernos y lo sacude con sabrosura y ¡rigor!. Se le añaden  las entrevistas a los implicados (jefes  de lo que se debate o especialistas del asunto) más opiniones  de los televidentes que llegan por correo electrónico.

0
0
0
s2sdefault

 

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 A Clara Inocencia Castillo Alcántara

Con solo 9 años de edad, se inicia como locutora y actriz aficionada en un programa infantil en la emisora radial Radio Turquino, de Santiago de Cuba.

Con diversos premios y reconocimientos se graduó en la Escuela para Instructores de Arte en 1964. En 1968 comienza a trabajar en el Canal Tele Rebelde de Santiago de Cuba, como primera directora de programas de diferentes espacios Informativos, Infantiles, Juveniles,  Dramáticos, Musicales y Deportivos, así como de Eventos Especiales. En razón de ello ha obtenido un sinnúmero de premios y reconocimientos en Festivales Nacionales de Televisión y Caracol de la UNEAC.

Fue delegada al Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en 1989 y jurado del festival Internacional de Documentales “Santiago Álvarez in memorian” en el 2002.

Fue Presidenta del Consejo Artístico de Tele Turquino y Presidenta de la Comisión de Evaluación de esta entidad.

Leer más

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 a Enrique Alberto Bonne Castillo.

Fundador en 1968 del Canal Tele Rebelde.

Dirigió la programación musical y luego Director de Programación de ese Canal. Así mismo, Dirigió la Coral Tele Rebelde durante 19 años. Músico popular cubano, creador de ritmos, autor de varios temas musicales interpretados por su grupo y por diferentes agrupaciones, con una vasta trayectoria musical, dentro y fuera del ámbito nacional.

Nació en San Luis, Santiago de Cuba, el 15 de junio de 1926. Inició su carrera públicamente como autor musical en 1950.  Se graduó de locutor trabajando luego en radio Turquino y en ocasiones en Cadena Oriental de Radio, cuando radicaba en Santiago de Cuba.

leer más