¿De qué va esto? como se dice actualmente. Pues de mis opiniones, entrevistas o comentarios de ustedes los lectores sobre la tv. De entrada les comunico que pueden escribirme a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. con sus discrepancias, dudas o sugerencias de temas, al margen de que podrán dejar sus criterios en el propio portal.

Este jueves la televisión ofreció dos excelentes programas que tuvieron como eje a Silvio Rodríguez, por sus setenta años. Aplausos por las propuestas pero ¡a la misma hora por distintos canales!.

Es la tercera vez que escribo sobre incoherencias y la segunda que comento sobre lo absurdo de poner a competir De cierta manera con La pupila asombrada, ambos diseñados con enriquecedoras propuestas culturales y con empaques muy bien resueltos para la televisión de este tiempo.

Con aciertos y desaciertos el Noticiero Nacional Deportivo cumplió 35 años con un formato estable, sin embargo un Noticiero Cultural (NC), como tal, nació sólo hace dos años y unos meses, aunque hubo espacios con esa intención en noticieros dominicales, semanales como el Hurón Azul y también el singular Sitio del Arte que siempre ha tenido (y tiene) un componente mucho más de opinión y valorativo que un interés puramente noticioso.

La polémica sobre Sonando en Cuba continúa y ya más alejada de ese fenómeno televisivo, quiero dejar sentados algunos aspectos que considero importantes acerca del programa recién finalizado.

Lo cierto es que en distintos lugares he escuchado ¿y ahora que pasará los domingos en la tv?, porque el primer mérito del espacio es que logró sentar a buena parte de la familia frente al televisor, quizás para polemizar acerca de quién interpretaba mejor, en un debate en el que entraban todas las edades y también para escuchar música cubana.