Con motivos suficientes se ha celebrado –y celebra- el programa La jugada perfecta que con guion, dirección y conducción de Héctor Villar llega a sus quince años en el Canal Habana y desde un buen tiempo atrás es retransmitido por Tele rebelde.

Pero este miércoles 17 hubo una jugada perfecta del Canal Habana. Claro, sin Héctor no habría existido lo demás: que Bárbara Doval cediera un pedacito de su programa Libre acceso a una entrevista, en vivo, con Víctor Mesa.

No hay que decir que desde hace días, incluso desde antes que Javier Mendez anunciara oficialmente que no podía continuar al frente del equipo Industriales, se decía que “la explosión naranja” sería el nuevo mentor de los leones capitalinos.

Y por supuesto, Héctor que disfruta el show televisivo le sacó ventaja a su empatía con el polémico deportista e imagino que junto a Rafael, el director del canal y a Baby, decidieron llevarlo a Libre acceso. Si eso no es “un palo” periodístico, no sé qué lo es.

Yo, por supuesto no me lo perdí, y vi a Héctor radiante presentando a un verdadero invitado de lujo (esa frase común aquí sí pega) y a Baby demostrando que el periodista es un todo terreno. Tanto él como ella le preguntaron aspectos interesantes a Victor, que ahora espera “que en “el  latino” le griten menos”. Un buen colega, Fidel Diaz Castro, fan a la ene potencia de Industriales me comento “la mitad del estadio estará llena por ver el juego y la otra por gritarle a Victor”.

Y no voy a hablar de pelota (ya me han criticado por meterme en ese terreno) sino de televisión ¿es tan difícil conseguir que una noticia popular esté en vivo en el canal que le corresponde?. Para mí se trató de una Jugada perfecta del Canal Habana, porque no solo Héctor intervino.

Hablando del programa quinceañero, mis felicitaciones. De verdad que he visto deportes espectaculares y también entrevistas que sólo un  profesional como Héctor, contratado por diversas firmas, puede hacer, porque llega a lugares y personas inaccesibles para los recursos financieros de la televisión cubana.

De Víctor, bueno que lleve a clasificar al equipo azul y hasta ahí. Deseo que el tambor mayor de nuestra pelota, el santiaguero Orestes Kindelán  logre restaurarle los aguijones a mis queridas avispas.

Comparte en las redes sociales

 

Escribir un comentario

No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo