Entrevista a Bruno Suárez Romero, director del programa Zona Jam          

Jam Sessions es un término utilizado en el mundo del Jazz para definir a los momentos de descarga en los que los músicos no están ceñidos al pentagrama sino que tienen libertades para la improvisación.

De ese contexto, la división de programas infantiles y juveniles de la Televisión Cubana tomó el término para identificar a un nuevo programa, que desde el 9 de noviembre sale al aire por Cubavisión, a las seis de la tarde.

Detalles del proyecto los ofreció a esta publicación Bruno Suárez Romero, director del espacio y guionista de radio y televisión.

“Este es un proyecto que realizamos por encargo, lo que no estuvo reñido con la energía e intensidad que le pusimos a la materialización de la idea de Regla Bonora, jefa del Grupo de creación de Infantiles y Juveniles de la TV Cubana, y Katia Buliés, asesora del mismo colectivo.

“Se trata del espíritu de una Jam en la que los músicos involucrados dan rienda suelta a sus emociones, a través de los instrumentos que ejecutan, desarrollándose en ellos la capacidad de seguir un ritmo, una melodía”.

Sobre la selección de los jóvenes músicos, el director del espacio acotó: “Convocamos a un grupo de adolescentes entre 14 y 18 años de edad, llamado al que se presentaron 107 y fueron escogidos poco más de 40, para conformar las cuatro bandas finales integradas por una decena de músicos, cada una”.

Compartiendo historias vividas durante la filmación, apuntó: “En la organización del proyecto nos pasó todo lo que pasa en ese tipo de programa: por ejemplo, alguno de los muchachos seleccionados la primera vez tuvo compromisos relacionados con sus vacaciones, y no pudieron asistir a las filmaciones”.

En otro momento un muchacho se sintió mal con el resultado de su ejecución y pidió repetirla, en una situación tan difícil para la producción; eso nos hizo dialogar y tomar decisiones en función del pedido del competidor, quien siempre mantuvo espíritu y motivación con la competencia y que solo quería que su ejecución quedara bien”.

Además, Suárez Romero consideró “que lograr este proyecto ha sido toda una heroicidad, solo pensar en la cantidad de adolescentes, con las complejidades propias de su edad, es digno de reconocer, porque cuando estás haciendo una cosa como esta hay muchas decisiones de la funcionalidad que hay que tomar en el momento, ya que no es válido siempre aplicar lo establecido en las metodologías de tratamiento para situaciones que en su mayoría no aparecen ni tipificadas.

“El programa se grabó en tiempo récord, lo preparamos en julio y lo grabamos en agosto, siendo esta una proeza de la producción televisiva. En mayo nos convocaron al proyecto, en junio comenzamos a conformar el equipo de trabajo, en julio hicimos las audiciones y en agosto estábamos grabando, sin dudas es toda una hazaña.

“El colectivo del programa tuvo aproximadamente un mes para intercambiar con los muchachos y para que ellos se conocieran y conformaran su repertorio, vale destacar que acordaron en cada banda las piezas musicales que iban a defender, ya que no les pusimos ningún preparador a tales efectos”.

Un reducido tiempo para conocerse y saber qué tendencias e instrumentos dominaba cada uno, fue la manera en que los muchachos se prepararon antes de presentarse a la competencia.

El director comentó la manera en que fue montado el programa: “a través de un sorteo montamos el programa, explicó, en un bombo colocamos las piezas musicales en las que se habían preparado ellos luego de su propia selección.

“Después, el elegido de cada banda seleccionaba al azar el número que debían defender, lo que nos complejizó el trabajo que asumimos sin las “bondades” de producción que han tenido otros espacios. Lo hicimos con una producción austera. La mayoría de las atenciones con que similares proyectos cuentan nosotros no las tuvimos, a pesar de tener muchos más competidores.

“Pero eso, lejos de ser un obstáculo, nos sirvió para demostrar las posibilidades del colectivo, a lo que se adicionan situaciones imprevistas como el hecho de trabajar con los padres en el lugar de grabación y todo lo que ello implica en materia de insatisfacciones y criterios. Lo usual es tener espacios donde trabajar la dinámica del adolecente lejos de los padres, para evitar interrupciones a partir de lo que los padres ven que sucede con uno u otro chico”.

Estructurado en cinco temas musicales por cada programa, dos de ellos ejecutados por la banda seleccionada y uno a cargo del invitado (locutor-músico), que se involucra con los protagonistas, cada jueves llegará a la pantalla el espacio que tuvo cuatro horas de grabación para cada programa.

La intención de los integrantes del equipo de dirección, en cuanto a la competencia es enfocarla en que el espectáculo Jam impactara en los públicos. Veremos en qué medida se cumplió el propósito.

Al futuro de los ganadores del certamen también hizo referencia su director: “considero que las instituciones culturales deben fijarse en el resultado de este trabajo y en esos muchachos, la inmensa mayoría son muy talentosos y pueden integrar formatos musicales o recibir una preparación en las academias de música donde, quizás, perfeccionen la técnica que han adquirido en la calle.

“Logramos en el penúltimo programa que jóvenes artistas del ambiente Jam estuvieran con nosotros en el programa, Alejandro Mayor (percusionista), Michel Herrera (saxofonista) y Eduardo Sandoval (trombonista), apadrinaron a las bandas e intercambiaron con los competidores, con resultados muy positivos que se verán en el transcurso del programa”.

El jurado para la audición del espacio estuvo integrado por jóvenes músicos entre los que se encontraban Yadira Struch, Julio Montoro, Ernesto Betancourt y Taimí Álvarez, entre otros noveles que ya tienen responsabilidades en la formación profesional de la nueva generación de músicos, desde sus desempeños como profesores.

La decisión final estará en manos del público, quien a través de la página de Facebook creada para el espacio, dará su veredicto, aunque como proyección del colectivo serán reconocidas las individualidades más descollantes con el criterio de un grupo de expertos que serán convocados a los efectos, según comentara el director.

“La banda más popular y algunos comentarios y elogios a instrumentistas lo hará el mismo público.

“Para el futuro considero que cuando se diseñe otro programa de este tipo, debe hacerse con una mirada hacia todos los posibles procesos que debe afrontar el equipo de realización y el talento que va a participar”, puntualizó el entrevistado.

Comparte en las redes sociales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario

Los mensajes que aqui se emiten son de caracter personal. No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo. Sus mensajes son leidos y analizados en las distintas instancias de la TV Cubana y se responden a traves de artículos o en la solución de los problemas.

Comentarios   

+1 #3 Evelyn Dominguez 22-11-2017 15:33
Yo soy la productora del programa y agradezco el interés por el mismo y las buenas opiniones que nos han brindado apezar de la mala opinión que la asesora Katia Buliés creo sobre el proyecto sin percatarse que ella es una de sus creadora y eso atentaba contra la imagen del programa
-1 #2 Annia 20-11-2017 16:30
Considero bastante crítica la entrevista ofrecida por el cro Bruno y coincido en que es un buen proyecto.No obstante exhorto a que la dirección del programa tenga en cuenta para el presente y futuros programas que con la transparecia, veracidad, imparcialidad y justeza en que diseñen un programa principalmente con votaciones, los participantes que en este caso son jovenes músicos en formación confiaran no solo en un programa, sino en nuestros proyectos sociales donde deben distinguir el carácter educativo, sino involuntariamen te pueden ayudar a deformar sus pensamientos sobre el mundo de la música, la TV y el favoritismo.
+1 #1 Amada 19-11-2017 09:28
Excelente propuesta.
Me impresionó muchísimo la Banda No.1, hay mucho talento en ese grupo.
Karel el niño de las Congas tiene muchos recursos y habilidades para la ejecución.
Esperemos los próximos programas
Felicitaciones al director y su equipo por su brillante idea.
Estoy segura de la aceptación.