Con el estreno del programa Nocturno en TV

A partir de la segunda quincena de diciembre, una vez por semana, podrá verse en el Canal Educativo el programa musical  Nocturno en TV. Este proyecto, concebido y realizado por el director Alfredo Pérez Burgos, resulta una nueva alternativa del cincuentenario y estelar espacio de Radio Progreso, que redimensiona críticamente en la pequeña pantalla las ofertas del mítico pop de los años 60 y 70.

Con la producción de Nocturno en TV, más que saldar una deuda con la nostalgia, el Canal Educativo se propone una valoración de la llamada “década prodigiosa”. Sin desvirtuar el tradicional espacio radial, con la misma locución de Marlon Alarcón Santana, se ofrecerá en pantalla información complementaria a las imágenes.

Por muchos años hemos escuchado artistas favoritos de Nocturno sin su complemento en videos, es una curiosidad o un deseo que ha quedado pendiente en la memoria afectiva de varias generaciones. Por esta razón la puesta en TV ofrecerá en parte la esperada visualidad.

El diseño las emisiones no discrimina a intérpretes que en su momento no fueron difundidos y son representativos de la cultura universal, igualmente están incluidas imágenes de figuras del pop cubano que en estos momentos se procesan digitalmente y forman parte de las colecciones patrimoniales del Instituto Cubano de Radio y Televisión  (ICRT).

El equipo de realización del programa desea que este Nocturno en TV tenga tan larga vida como el popular espacio de Radio Progreso.

Una mirada a la historia

Desde los comienzos de Nocturno, en 1966, el colectivo radial tuvo la iniciativa de ofrecer una producción en continuidad musical. El locutor solo mencionaba el título del número y el nombre del intérprete sobre la música, en las partes instrumentales, sin interferir el canto. Esta original práctica concebida por Rafael Suárez Yedra fue bien acogida por la joven audiencia, al ganarse tiempo a favor de la ansiada música.

Aquel estilo exclusivo de Nocturno, con su gran volumen de música internacional, marcó un sello muy propio en la radio cubana. Pero esa sobriedad enmascaraba un real limitante cultural sobre todo en aquellas primeras décadas: la falta de información.

Debido igualmente al aislamiento a que fue sometida la Mayor de las Antillas, no se dispuso de una amplia cantidad y variedad de discos para ofrecer todo lo más representativo del panorama musical en el mundo. A estas insuficiencias objetivas se sumaron prejuicios paternalistas y otros errores en la difusión musical, con una producción recurrente y sin los mejores códigos culturales.

Comparte en las redes sociales

 

Escribir un comentario

Los mensajes que aqui se emiten son de caracter personal. No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo. Sus mensajes son leidos y analizados en las distintas instancias de la TV Cubana y se responden a traves de artículos o en la solución de los problemas.

Comentarios   

#2 Bárbara Orta Arango 28-11-2017 09:17
Considero una buena opción para volver a recordar una época tan linda en la música.
#1 Oscar L. Cruz Cutiño 27-11-2017 08:41
Al fin algo bueno en la TV, pero lo que hace falta es que dure igial, 1 hora y no formen picotillo.