0
0
0
s2sdefault

 Acercamiento al programa La dosis exacta, que conduce el popular doctor Julián Pérez Peña, Especialista en Segundo Grado en Administración de Salud

Hace trece años, el comandante José Ramón Balaguer Cabrera, en aquel entonces Ministro de Salud Pública, propuso crear un espacio de televisión para alertar a la población acerca de los riesgos relacionados con el mal uso de los  medicamentos. Uno de los asistentes a ese encuentro era el doctor Julián Pérez Peña (al frente del desaparecido Centro para el Desarrollo de la Farmacoepidemiología).

Luego de analizarse varias propuestas, con la dirección del Instituto Cubano de Radio y Televisión, todos decidieron que la mejor idea era crear un programa corto, con un dramatizado, un off (donde se narrara parte de la acción) y estuviera presente en cámara un médico que, al final, transmitiera su mensaje educativo.

En el guion del programa cero, el doctor Pérez Peña recuerda la cita de un médico de la antigüedad: “la diferencia entre un veneno y un medicamento es la dosis”. Así nació el título del espacio: La dosis exacta, que ya cuenta con más de 500 emisiones, desde su salida al aire el 11 de mayo de 2005.

El profesor nunca olvidará su primer encuentro con el mundo audiovisual: “Para mí fue terrible. El primer programa se filmó en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología. Creo que mi introducción la tuvieron que grabar 15 o 16 veces, en unas cuatro horas. Llegó el momento en que me quité el micrófono y dije que no lo hacía más. Con tanta gente alrededor yo cambiaba la vista y no miraba a la cámara. Cuando todo estaba perfecto, alguien pasaba o gritaba y había que cortar. Poco a poco, me fui adaptando y ya casi lo logré”, ríe.

La nueva realidad

En una casa de la calle 25, entre H e I, en el Vedado habanero, se filma el dramatizado de La dosis exacta. Allí todo es actividad. Nilda Prieto Fernández, la dueña de la casa, con gran amabilidad y preocupación procura que todo esté a punto en esa locación. Dunia Perea se encarga del maquillaje. Durante el trabajo de mesa con los actores Frank Reyes, Amarilys Pumeda y Odanys García Reina, la directora, actriz y guionista Ana Vivian Mora explica que el elenco fue seleccionado por su seriedad y su poder de improvisación.  

Hace pocos años, Ana Vivian está el frente del equipo. La directora ha tratado de mantener el estilo del programa. “Desde que era la asistente de dirección de Rodolfo Román fui aprendiendo cuál era la dinámica de grabación. He procurado mantener el mismo equipo técnico, con gran sentido de pertenencia. Ya de mirarnos sabemos qué queremos hacer. El doctor Pérez Peña es muy disciplinado pero, a la vez, tiene una vis cómica grande. Nos divertimos mucho con él”.

El director de fotografía Anselmo Arnaud Montes de Oca supervisa el trabajo del joven camarógrafo Daniel Hernández López. Moisés Suárez Hernández es el luminotécnico y Oscar Gómez, el sonidista.

Odalys González asumió la asesoría del programa desde su fundación. Junto con la doctora Midsay López –asesora por el Ministerio de Salud Pública– son las encargadas de ir gestando las propuestas de temas, sobre todo cuando sale al mercado un medicamento nuevo.

“Todo lo colegiamos con Pérez Peña y él traza la estrategia de cómo se va a abordar el caso en el programa. Luego se conforma el guion y nosotras lo revisamos. Una semana grabamos el dramatizado y otra, con el doctor, una persona muy carismática con quien mantenemos muy buenas relaciones laborales”, manifiesta Odalys.

Los logros del programa

Al poco tiempo de su salida al aire, los amigos y colegas del doctor Julián le comenzaron a comentar cómo los pacientes iban a sus consultas y les preguntaban por los medicamentos que el profesor mencionaba en el programa.

Para preparar cada emisión, busca evidencias científicas, probadas a nivel mundial. Eso lo ha llevado a estudiar cada caso hasta la saciedad. Hoy casi se puede considerar un experto en farmacología.  

Pérez Peña advierte que todos los medicamentos tienen riesgos y beneficios. “En estudios se ha comprobado que los medicamentos son la cuarta causa de muerte en los Estados Unidos. En Cuba hay una cultura de regalar, prestar y recomendar medicinas. La gente tiene que estar informada. Como la población está envejeciendo cada vez consume más medicamentos. También tiene más conciencia de los riesgos que ello entraña”.

En la actualidad, el Especialista en Segundo Grado en Administración de Salud imparte clases de Salud Pública a estudiantes de Quinto Año de Medicina en la Facultad Manuel Piti Fajardo de la Universidad de Ciencias Médicas. Gracias a La dosis exacta es un hombre popular.

“Por la calle me paran para hacerme consultas sobre medicamentos. He podido intercambiar con muchas personas que se me acercan a contarme anécdotas de cosas que les han pasado y de eso también se nutre el argumento del programa”.

Algunas consideraciones finales

Durante los primeros años, el programa se transmitía los miércoles, antes de la telenovela, por Cubavisión. Actualmente se puede ver los jueves, a las 8 y 30 de la noche, por el Canal Educativo. Se graba por paquetes y recesa en las vacaciones.

“Es el único programa de la televisión cubana que aborda el tema de las interacciones entre los medicamentos.

En emisiones recientes he invitado a cantantes jóvenes para tratar los problemas profesionales de la voz. Muchas personas de la tercera edad nos preguntan por qué el programa no regresa al Canal Cubavisión, en un horario estelar”, señala la directora.

Cada uno de los entrevistados aporta sus sugerencias para mejorar el espacio. El doctor Julián aboga por realizar algunos cambios en la estructura del programa.

“Quizás, al final, yo pudiera aparecer dentro del apartamento donde se desarrolla el dramatizado y así mi mensaje tendría mayor impacto. Pudiéramos hablar también de la medicina natural, con menos riesgos que los medicamentos químicos, pero que tampoco es inocua. También se pudiera reflexionar acerca de la interacción entre ambos tipos de medicamentos”.

Por su parte, Ana Vivian quisiera aumentar la duración del espacio para “darle más tiempo en pantalla al dramatizado y que se puedan construir verdaderos personajes. Me gustaría que en el programa hubiera familias integradas por grupos de actores fijos, con empatía entre sí”.  

El actor Frank Reyes advierte que es un “programa oportuno y ameno pero no está en el mejor horario ni en el mejor canal. Es un reto hacer, creativamente, un programa minimalista, en cuanto a los recursos y los guiones”.

Comentarios   

#1 santiaguera 30-05-2018 20:13
hola, por favor un programma a mi modo de ver muy interesante, la dosis exacta es neceario que le pongan mas temprano para poderlo ver, es muy tarde y el que trabaja no puede ver los programas tan tarde, mis saludos
Reportar al moderador

Escribir un comentario

ATENCIÓN. Hemos cambiado la manera de hacer los comentarios para evitar que los ROBOT continuen saturando de comentarios comerciales que impiden una adecuada atención a nuestros internautas. Esperamos que continuen con sus adecuados comentarios para contribuir al mejoramiento de nuestro trabajo.

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault