0
0
0
s2sdefault

 El programa refleja el quehacer de los músicos cubanos y las casas discográficas del país

Apostar por una música cubana sin condicionamientos, mantener al público informado sobre el quehacer de artistas que defienden fuertemente su talento, y promover el trabajo de las casas discográficas del país suponen desafíos necesarios para el equipo de trabajo del espacio Sin límite (Cubavisión, jueves, 3:00 p.m.).

Aunque el programa pueda parecer muy similar a otros de la parrilla televisiva, sus hacedores defienden el criterio de que se trata de un producto diferente, con características que lo definen como algo distinto con el propósito de ganar un mejor posicionamiento dentro de la programación.

Para Hisandra Maury, guionista y directora del programa, la propuesta busca una proyección más fresca sobre lo que es o debe ser un programa musical de televisión.

“El objetivo esencial es ofrecer una mirada auténtica sobre los productos musicales del país, y acercar al público a los productos discográficos que nacen en Cuba, aunque tengan una intervención extranjera o estén involucradas otras partes.

“Queremos lograr ese propósito sin límites de géneros o personalidades. El espacio ha sido capaz de mostrar hasta ahora productos muy novedosos y ofrecer primicias sobre los músicos cubanos e instituciones relacionadas con esta industria. Por ejemplo, Sin límite fue el primer programa de televisión en entrevistar a artistas como Luis Franco o Diego Gutiérrez”, indica Maury.

Según la directora, el equipo de trabajo se esfuerza por apostar por figuras noveles que representan, a su juicio, el futuro de la música cubana y simbolizan parte de la cultura nacional.

“Indudablemente tenemos un vínculo muy estrecho con las disqueras del país y estamos todo el tiempo actualizándonos sobre lo sucede en sus instalaciones. También estamos muy pendientes de lo que están haciendo las disqueras independientes y luchamos fuertemente para demostrar que la música cubana sigue viva y dispone de un futuro asegurado.

“Al principio estuvimos un poco dentro del anonimato en la parrilla de la televisión, pero luego de 10 años hemos ido subiendo la parada”, señala la directora.

Aunque el equipo de producción del espacio se siente satisfecho con el trabajo que realizan y se esfuerzan por ganar una mayor audiencia, entienden que el producto podría tener más en cuenta la opinión del público y mejorar calidad e imagen.

“También creo que el programa podría optimizarse si tuviera una mirada más renovada dentro de la misma televisión. Yo siempre digo que si Benny Moré hubiera nacido en esta época no habría triunfado, porque existe la tendencia de mostrar en pantalla lo que ya está legitimado, y eso no puede ser así.

“Creo que hay mucho potencial en la música y se están abriendo paso nuevos géneros. Por tanto, necesitamos que dentro de la misma televisión se vea a Sin límite de manera distinta y con aires nuevos, para tener la libertad de mostrar mucho más”, resalta Maury.

Por su parte, Alex Delgado, conductor del espacio, precisa que el programa constituye un desafío extra dentro de su carrera y lo acerca mucho más a la espontaneidad que siempre le ha brindado su formación como animador y DJ.

Sin límite es una propuesta diferente dentro de la televisión cubana porque acerca al público a productos musicales desde una óptica distinta a la que estamos acostumbrados. Muchas veces las personas suelen compararlo con otros espacios, como Piso 6; pero la realidad es otra, porque el concepto no es el mismo ni el estilo de conducir es similar.

Sin límite es un programa con mucho movimiento: un día grabamos en un lugar y otro día lo hacemos en otro, a diferencia de otros espacios de televisión que tienen una misma locación o estudio. Además, cubrimos los principales eventos musicales del país, como galas, premios…

“Por otra parte, la conducción se sale de los marcos de un guion preestablecido que normalmente debe memorizarse. Ahora puedo improvisar más y logro mayor espontaneidad. El programa tiene un sentido muy acabado de lo periodístico y eso yo lo disfruto muchísimo”, sostiene el conductor.

Asimismo, Gabriela Villarreal, asistente de dirección del programa, enfatiza que es una propuesta caracterizada por una frescura y novedad que se alejan de lo visto habitualmente.

“Yo llevo solamente un año en el espacio pero la experiencia ha sido muy enriquecedora. La directora es muy joven y eso es bueno, porque tiene ideas muy novedosas que siempre van hacia adelante; eso es precisamente lo que necesita la televisión cubana.

“Nunca había trabajado en espacios musicales de la televisión, pero fui programadora de una sala de conciertos. Tenía algún conocimiento de música clásica cuando me involucré en este programa, más abocado a lo popular, pero igualmente ha sido muy enriquecedor para mí.

“He aprendido cómo llevar géneros populares a la pequeña pantalla y hacerlo de una manera distinta. A veces estamos muy sobresaturados de videoclips y nosotros hacemos las cosas de otra manera”, destaca Villarreal.

Para la asistente de dirección, Sin límite debería mejorar el horario en parrilla, pues no puede llegarse al público meta ni a una mayor cantidad de personas si sale al aire solamente los jueves a las tres de la tarde.

“Ese horario es muy desventajoso. Nosotros tenemos un público mayormente joven o estudiantes de música que están ocupados en otras actividades a esa hora. Sin embargo, vale la pena resaltar que tenemos una peña de seguidores de la mediana edad en el municipio habanero de Playa”, indica.

Sin límite cuenta con la aprobación de numerosos artistas e instituciones que respaldan el trabajo que realizan para la pequeña pantalla, valoran el propósito que tiene el programa y se solidarizan con sus desafíos.

Según Mabel Muñiz, gerente general de producciones Abdala, se trata de un programa estrella dentro de la parrilla nacional que ha tenido la oportunidad de establecer vínculos mutuamente satisfactorios con diversas instituciones musicales.

“En ocasiones hemos tenido al equipo dentro de nuestra instalación, haciendo trabajos sobre Abdala o sobre nuestros músicos. La relación de trabajo es magnífica y los resultados han sido fabulosos.

“Produjo el mejor trabajo que se presentó en los medios de comunicación del país sobre los 20 años de Abdala y felicito a todo su equipo por ese logro”, señala Muñiz.

Por su parte, Carlos Díaz, líder de la agrupación musical Qva Libre, refiere que los programas musicales de la televisión cubana deberían seguir el ejemplo de Sin límite para refrescar sus propuestas y hacerlas cada vez más atractivas, pues “este espacio sabe presentar a los músicos de una manera inteligente y amena”.

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

 

 Sitios web de los Canales Nacionales