0
0
0
s2smodern

Conversación con los integrantes del dúo Saudade, ganadores del Premio de la Popularidad en el Concurso Adolfo Guzmán 2019

Dentro de la competencia del Concurso Adolfo Guzmán, los integrantes del Dúo Saudade merecieron el Premio de la Popularidad con su tema “Pretexto”. Alejandro Uría Forcelledo y Daniel Torres Corona creen que la experiencia del certamen representa un momento enriquecedor para su carrera.

Antes de la realización de un concierto en el Centro Hispanoamericano de Cultura, en La Habana, que convocó también a la agrupación Vocal Leo, sostuvimos este diálogo que rememora el paso por el concurso y las motivaciones para el futuro de este dúo, que conoce el valor de la canción cubana.

¿En qué momento del proyecto se encontraban cuando se suman al concurso?

-

Nosotros como dúo, antes del Guzmán, no habíamos hecho mucho. Alex se desempeñaba como trovador en solitario y yo llevaba mucho tiempo sin escribir canciones. Cada uno tenía su inquietud por la creación y, sobre todo, por la música. Estábamos en el Instituto Superior de Arte (ISA) estudiando en el curso diurno, incluso, a la par que comenzamos el proyecto del dúo, nos iniciamos en Vocal Leo. Cuando nos graduamos fue el momento idóneo para dedicarle tiempo al proyecto del dúo, en paralelo a muchas cosas. Ahora estamos más dedicados a este empeño.

¿Qué les aportó el Guzmán?

-La experiencia del Guzmán fue enriquecedora en muchos sentidos. Primero, logramos el objetivo que teníamos: otorgarle una mayor visibilidad a nuestro proyecto, algo que logramos porque ahora mismo cuando buscas en Google casi todo lo que sale es del Guzmán, porque antes de eso éramos prácticamente desconocidos. El Guzmán nos ayudó muchísimo, la grabación del video clip constituyó la oportunidad genial para mostrar nuestra música, también nos adiestró muchísimo sobre lo que es un programa de televisión. Todo ello nos ayuda para saber trabajar en escenarios grandes, con el vestuario, las luces, las cámaras…, antes de eso solo nos habíamos presentado en lugares pequeños, muy íntimos, el Astral es el escenario más grande que hemos pisado hasta ahora.

“Los millones de personas que nos escucharon, por eso el Guzmán ha sido fenomenal para nosotros. También, desde el punto de vista humano, hicimos muchas amistades dentro del concurso, con el equipo de producción, nos vimos siempre rodeados de mucho talento y eso es algo que inspira. Alguna canción salió de esas peripecias “guzmaneras”. Para nosotros fue una cosa espectacular.

¿Qué representó el Premio de la Popularidad?

-Lo primero fue que, antes de llegar a este Premio de la Popularidad tuvimos que pasar por una zona caliente, que en su idea primera nos fue un poco incómodo, porque nosotros no teníamos ese dominio de las redes que necesitábamos para salvarnos de la zona caliente, pero bueno, siempre que se cuenta con buenos amigos la cosa fluye, tenemos un equipo de amigos…, —bueno mejor amigos que se hicieron equipo— que se dieron a la tarea sacarnos de esa posición, era muy simpático porque hacían reuniones, tenían planificación, no era la típica iniciativa. Hicieron una especie de campaña, le agradecemos mucho a Yovani Montano, David Toledo, Patricia Díaz, Jenifer Bello…, quienes se pusieron en función y dentro del programa se nos alabó el hecho de la misma campaña. Otros nos comentaban que había sido un éxito la campaña y eso es algo que iba más allá de nosotros, porque podíamos fomentarlo y formamos parte de la campaña, pero tuvimos esas personas y luego, cuando ya logramos el objetivo con la mayor cantidad de votos, se empezaron a sumar otras personas y comenzó a ser una especie de team Saudade.

“Nunca esperamos el Premio de la Popularidad, porque éramos más asiduos a pequeños espacios, peñas, lugares más íntimos y trovadorescos. Se puede ver en el programa que la reacción de nosotros que fue de sorpresa, porque realmente no lo esperábamos. Pero significó mucho, porque muchos jóvenes se perfilaron por el trabajo que nosotros hacíamos y el hecho de llegar a ese tipo de público, gracias al programa, significó todo. Esperamos que haya una retribución de ese público que nos apoyó en el Guzmán en los proyectos que sigan.

“El Guzmán se concretó este año, pero la primera convocatoria para compositores se lanzó en el 2016, y nosotros desde allá estábamos interesados en participar en el concurso, porque sabíamos la estela de músicos que habían sido parte del Guzmán. Desde un primer momento, deseamos ser parte de esa tradición, no teníamos muy claro cómo iba a ser la dinámica. En ese momento enviamos las dos canciones que teníamos escritas y “Pretexto” fue la escogida.

“No importa si llegas a la final, estamos aquí, parados en el mismo escenario —de manera simbólica—, donde se han parado Silvio Rodríguez, Xiomara Laugart, Pablo Milanés…, y como quiera que sea ya formamos parte de esa tradición y para nosotros es un honor inmenso”.

¿Qué hace falta para poder trabajar en proyecto y no en carreras individuales?

-Somos amigos de muchos años. Lo fundamental para que el dúo funcione es ese nivel de empatía humana y también la honestidad y la transparencia a la hora de emitir criterios. A veces, estamos los dos escribiendo una canción y uno tiene una idea y el otro, con mucha sinceridad, dice: “¡Mira, eso se parece a otra cosa!”. Sabemos que no estamos proyectando nuestros egos independientes de artistas, sino que estamos tratando de construir un ego plural y siempre pensamos en eso, en función del dúo, del concepto que tenemos. Contamos con canciones escritas que sabemos que no funcionan, porque funcionan para otros proyectos, pero para Saudade no. Nos dejamos saber lo que pensamos en cada momento. Esas dos cosas son fundamentales: la empatía en el orden personal y a la hora de trabajar, la crítica constructiva.

Otra de las ventajas del Guzmán fue la grabación de un video clip…

-Es una alegría compartida entre nosotros y Charles Cabrera, un excelente director. Nos confesó que era la canción que quería realizar y estuvimos encantados con el trabajo que hicimos con él y su equipo. El director de fotografía es David Cruz, a quien ya conocíamos de trabajar en un proyecto antes y es un excelente director de fotografía. En cuanto nos dijeron que ellos eran el equipo que iba a trabajar con nosotros, ya sabíamos que el éxito estaba garantizado. Recordamos con mucho cariño la manera en que Charles acogió la canción y la trabajó con mucho cuidado, con mucha elegancia, al final es una de las cosas especiales del concurso. Nunca habíamos realizado ni ese pequeño trabajo de actuación. Que nuestra ópera prima estuviera dirigida por uno de los grandes directores es otro premio.

¿Cuáles son los principios por los cuales se rigen?

-La idea genérica del dúo nunca ha cambiado desde el primer día que nos propusimos trabajar juntos, jamás ha cambiado desde el punto de vista creativo o desde el tipo de música que nos gusta. Cuando comenzamos a trabajar, nos dimos cuenta de cuánto admirábamos la trova y cuánto en común teníamos. Comulgábamos con lo que es la música, el arte en el sentido más general, y decidimos que la idea de nosotros era trabajar desde la base de la trova tradicional y de la Nueva Trova, pero buscando una visión fresca, y retomar este tipo de música que no está perdida, porque en Cuba la canción perdurará siempre.

Escribir un comentario

Comparta sus comentarios con los internautas


Código de seguridad
Refescar