0
0
0
s2smodern

Del joven de Pasos hacia la montaña, conductor de Sonando en Cuba, el Diego de Últimos días de La Habana, al policía de la novela Entrega, Jorge Martínez es uno de los actores más camaleónicos del audiovisual cubano actual.

Por eso no me extraña que aparecerá también en LCB La otra guerra y en De amores y esperanzas, directores de diversas estéticas lo llaman y nosotros lo aplaudimos:                            

-Estudiaste música, violonchelo, y casi fuiste marino mercante ¿Cómo llegaste a la actuación?

-Desde la Escuela de Música ya hacía incursiones como actor en pequeños montajes muy elementales  y un amigo me dijo que había pruebas para entrar en la escuela de teatro,  la ENA, fui y aprobé. Ya el violoncello no me enamoraba, y la actuación fue una opción desesperada

-¿Tienes algún gen de esa profesión?

  No, nadie. A mi padre le gustaba la guitarra, pero hasta ahí

  • ¿Cómo fueron tus Pasos hacia la montaña? ¿Qué recuerdas de aquella obra inicial?
  • Pasos hacia la montaña fue mi primera serie de TV, y entré casi de casualidad. El actor que debía interpretar el personaje no pudo estar y el director Juan Vilar pidió a la escuela un actor para sustituir al anterior, fui y aprobé el casting
  • ¿Qué tiempo estuviste en El Galpón?

-El Galpón fue mi primer grupo de teatro luego de graduarme de la ENA, solo estuve 5 meses pues me llamaron el Servicio Militar, me hubiera gustado estar más tiempo en ese grupo ya que hacían un trabajo muy lindo con los niños, pero bueno desde ese momento fui tanquista

0
0
0
s2smodern

 Diálogo con el conocido actor camagüeyano con una descollante participación en aventuras y telenovelas de nuestra TV

Nació en Camagüey —tierra de artistas imprescindibles— y aunque prefiere el anonimato, todos lo conocen. Los de más edad recuerdan sus personajes en el espacio de aventuras, por ejemplo en Hermanos. Pero existen otras series, novelas y teleteatros donde Héctor Echemendía ha demostrado completamente lo que es: un actor de alta calidad.

Antes de llegar a la televisión, Echemendía trabajó primero como operador de equipos de plantas comerciales. Aunque desde pequeño sentía admiración por los actores de la época, nunca pensó subirse a un escenario o pararse frente a una cámara. Nada de eso estaba en su mente hasta que el tiempo dijo lo contrario.

La “cosa”, nos dice, empezó al principio de la Revolución, con aquel enorme movimiento de artistas aficionados. Desestimó la idea de pertenecer a un grupo camagüeyano, pero—otra vez la casualidad—a la novia de aquellos años le gustaba el teatro y en breve tiempo Héctor empezó a actuar.

“Salía de mi trabajo, pasaba por mi novia y esperaba hasta el final de los ensayos, me entretenía, pero nada más. Luego llegó el primer Festival Nacional de Aficionados de Cuba y en Camagüey empezaron a montar una obra muy pequeña titulada Monte adentro. Necesitaban un sargento rebelde y me lo propusieron. Tanto insistió el director hasta que empecé a ensayar y después… no salí más”.

La historia siguió su recorrido en el Conjunto Dramático de Camagüey, llegó a La Habana y creció su reconocimiento. Sobre la popular aventura Hermanos, nos cuenta: “Una pequeña parte de la aventura se grabó en La Habana y la mayoría en Camagüey. Me habían dado un papel que tenía cerca de 22 capítulos. Pero un día—después de haber estudiado mi personaje— el director llegó a mi casa muy apenado y me propuso interpretar al padre de los hermanos Iznaga, quien participaba solamente en seis capítulos. El personaje estaba bien estructurado y la gente se enamoró. Esa fue mi primera aparición en televisión.

“No pasa un día sin que me paren en la calle dos o tres personas para recordar Hermanos y hasta me dicen aquella frase: A mí nadie tiene que decirme lo que tengo que hacer con lo mío. Eso siempre sucede”.

Muchas veces lo llaman para interpretar papeles negativos, ¿le gusta ese tipo de personajes?

-En el teatro hice más positivos. Sin embargo, a mí no me cuesta tanto trabajo llegar a hacer un personaje fuerte, malvado… Es más difícil hacer un personaje débil, opaco… Aunque no me caracterizo por ser un individuo violento ni áspero.

Usted ha dicho que prefiere el anonimato, ¿por qué?

-El anonimato es placentero, pero tampoco puedes ir por ahí y ser descortés con las personas. Te llaman para hablar y hasta te invitan a entrar a su hogar. Esto puede ser agobiante, pero es muy agradable. Aunque repito: prefiero caminar de forma anónima.

0
0
0
s2smodern

En Santiago de Cuba nació Liuvar Losada Hernández, que a los 13 años perteneció  al círculo de interés radial la Edad de oro en la emisora provincial CMKC . Dos años después integró el grupo juvenil   del programa Generación emisora provincial CMKC , fue presentador de los programas juveniles Señal 2000, Grupo Joven y Hola Tele Turquino y a los 17 pasó un curso de especialización de las técnicas de narración y actuación del centro de superación para la cultura. Ya a los 18 era locutor y actor de la radio, la tv y el teatro.

Se inclinó a la realización audiovisual y hasta el día de hoy alterna ese trabajo con la dirección, actuación y conducción en la radio en diversas cadenas.

En el 2002 se acerco a CHTV, un año más tarde era su productor general.

Ese  telecentro vio nacer y crecer  espacios como  Secuencia –Intimidad – Libre acceso – Imaginerias – Donde va la Habana – Breves estaciones, que formaron parte de la parrilla del Canal Habana, que tiene la exclusividad de su voz en  sus autopromociones.

0
0
0
s2smodern

Presidenta  de la sección de Locutores de la Asociación de cine, radio y televisión de la UNEAC, desde el 2013, Marialina Grau acumula una vasta experiencia a la hora de enfrentarse a un micrófono, acción que empezó dentro de las FAR en Camagüey.

 Merecedora de  reconocimientos como Artista de Mérito, Distinción por la Cultura Nacional, Hija adoptiva de Ciego de Ávila, Medalla por los 85 años de la Radio Cubana, Medalla Antero Regalado (otorgada por la Asociación Nacional  de Agricultores Pequeños) y la Orden Félix Elmuza (que entrega la Unión de Periodistas de Cuba), esta laboriosa mujer también fue distinguida en Argentina  con el premio Rosa de Plata a la mejor conducción femenina con su programa Te voy a decir, durante el tiempo que estuvo en el país austral de 1995 a 1999.

Ha participado en otros trabajos en el extranjero, y sueña cada día con formar una asociación de locutores

-De niña ¿hacías locución? ¿Tienes algún familiar en la profesión?

-Mi padre, Luis Grau Jover era un hombre radio, periodista, director de programas de radio, locutor y hasta editaba sus espacios  grabados… Sus últimos años fueron en Radio Rebelde y yo desde niña visitaba su trabajo, dicen Aput y Edel que ellos me cargaban  y yo siempre les pido que aclaren “cuando era  chiquitica”

Odalys Fuentes de Arma

Actriz dramática de la Televisión Cubana. De origen muy humilde, en su natal Jarahueca, Yaguajay, Sancti Spíritus se traslada a La Habana y se inicia en la televisión, como muchos otros artistas, al ser seleccionada como modelo en una Convocatoria para el programa realizado con motivo de la visita del cantante chileno Lucho Gatica.

La audición resultó un éxito y le llovieron las ofertas que la convirtieron en el rostro latinoamericano de importantes firmas comerciales de la época, lo que atrajo inmediatamente el interés de los artistas del /music hall/ y el teatro.

Fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión, descolló por su actuación como Marisela, la salvaje, virginal y recia pradera venezolana en la telenovela *Doña Bárbara*, y luego en *Tierra Brava* y el *El Naranjo del patio*.  Más de 27 personajes en series y novelas de la televisión la distinguieron con la condición de Artista de Mérito del Instituto Cubano de Radio y Televisión y el Premio ACTUAR 2016 por la obra de la Vida.

La audición resultó un éxito y le llovieron las ofertas que la convirtieron en el rostro latinoamericano de importantes firmas comerciales de la época, lo que atrajo inmediatamente el interés de los artistas del /music hall/ y el teatro.

Fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión, descolló por su actuación como Marisela, la salvaje, virginal y recia pradera venezolana en la telenovela *Doña Bárbara*, y luego en *Tierra Brava* y el *El Naranjo del patio*.

Miriam Mier Vidal

 Actriz, fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión. Distinguida con la condición de Artista de Mérito por su trayectoria de más cuatro décadas en la pantalla y la radio, donde condujo el espacio *Nosotras* por más de 17 años. Protagonizó la aclamada serie de televisión *Para empezar a vivir*, en la que interpretó los personajes Lidia y Raquel, emblemas de la participación de la mujer cubana en los Órganos de la Seguridad del Estado del Ministerio del Interior. En 1981 recibió el Premio Internacional de Actuación otorgado en el Noveno Festival de Plovdiv de Bulgaria, con la obra teatral “Dos Padres”, escrita y dirigida por Silvano Suárez. Su personaje de La Gaviota en la obra homónima de Antón Chéjov, coprotagonizada con Frank González, le valió el premio de Actuación Femenina otorgado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). Asimismo ha recibido 17 galardones por su trabajo como actriz, entre ellos, el primer Premio de Actuación Caricatos de 1997 y el Premio ACTUAR 2016 por la obra de la vida.

Luis Rielo Morejón

Actor, artista de Merito de la TV y fundador del ICRT, comenzó haciendo teatro, su primera actuación significó la realización de todos sus sueños. Consiguió el cariño y el respeto del pueblo gracias a su talento, dedicación y energía en la escena artística. Es ejemplo de humildad, honestidad y autenticidad. Su participación en entregas como *El hombre de Maisinicú*, *El brigadista*, *En silencio ha tenido que ser*, *Para empezar a vivi*r, que alcanzaron un alto impacto social, lo identifican con las vivencias del pueblo cubano en los acontecimientos que han estremecido a Cuba en estos años. Con más de 44 aventuras, en las que han primado la consagración y la solidaridad, como la reciente *LCB, Lucha contra bandidos*, le hicieron merecedor del Premio ACTUAR 2010 por la obra de la vida, otorgado por la Agencia Artística de Artes Escénicas.

 

Frank González Díaz

Actor, artista de Mérito de la TV y fundador del Icrt, conocido como el hombre de las mil voces por su participación en diversas producciones de animación realizadas por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos y en el Instituto Cubano de Radio y Televisión. Se inició como aficionado en grupos de teatro y musicales hasta que en 1967 comenzó a trabajar en el Icrt como diseñador de vestuario y decorador. Paralelamente cursó estudios de actuación con excelentes profesionales del radio y la televisión. Entre los reconocimientos recibidos por su labor se encuentran la Distinción por la Cultura Nacional, cuatro primeros premios de actuación en los Concursos Uneac de radio, así como el Primer premio en el Primer y Tercer Concurso Nacional de Doblaje; Premio de Narración y Actuación en Festivales de la Radio; Primer Premio de Actuación en Televisión en el Concurso Caricato 1999; Premio ACTUAR por la obra de la vida en 2016 y el reconocimiento de varias generaciones de cubanos por su desempeño como Elpidio Valdés.

 

 

 

Mario Balmaseda Maurisco

Poseedor de una obra con más de cinco décadas de prolífica existencia, que comenzó como aficionado en el teatro a finales del 60, en la primera Brigada de Teatro Obrero-Campesino. Formó parte también del Grupo de Teatro Ocuje y trabajó en obras como “María Antonia”. Luego estudió dramaturgia en la entonces República Democrática Alemana. Como director del Teatro Bertolt Brecht se consolida y dirige más de una decena de obras como “Andoba” y ha sido el autor de 13 piezas. Su trayectoria en la pequeña pantalla le ha legado al público que lo sigue inolvidables caracterizaciones en series como *Aventuras de Juan Quin Quín*, *En silencio ha tenido que ser*, *Un bolero para Eduard*o, y en telenovelas como *Si me pudieras querer* y *Añorado encuentro*. Entre los múltiples galardones de los que ha sido acreedor por su fecunda carrera se encuentran la Distinción por la Cultura Nacional, las órdenes Juan Marinello y Alejo Carpentier, otorgadas por el Consejo de Estado de la República de Cuba, la Máscara de Oro del Teatro Nacional alemán, el Premio Nacional de Teatro cubano en el año 2006 y numerosos lauros por mejor actuación masculina, mejor puesta en escena y mejor autor dramático, conferidos en disímiles concursos nacionales e internacionales.

Félix Pérez Ortiz

Inició su carrera en el medio televisivo en su provincia natal, Santiago de Cuba en los años 60. Al mismo tiempo comenzó a escribir para la radio y la televisión y otros espectáculos artísticos. Posteriormente es seleccionado para dirigir la Escuela de Formación de Actores de la antigua provincia de Oriente. Integró a la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR) donde fue nombrado responsable regional de cultura en la organización, que más tarde se convertiría en la Unión de Jóvenes Comunistas. En la década del 70 se une al trabajo de aficionados del Ministerio del Interior (Minint). En 1976 parte en misión cultural para la República Popular de Angola. A su regreso a Cuba es nombrado en Santiago de Cuba responsable de cultura del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). En el cine participó en las películas “La primera carga al machete”, “En el aire”, “Cuba en la garra del Águila”, “Habana Blues”, “Entre ciclones” y “El Benny”. Ha sido profesor de varias generaciones de actores en las especialidades de locución, narración y actuación radial. De sus actuaciones más memorables se destaca su intervención como actor y asistente de dirección en seriales como *En silencio ha tenido que ser* y *Julito el pescador*, gracias a las cuales se vincula al trabajo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) en la serie *La Botija* y en el Minint en sus estudios fílmicos en espacios como *Día y Noche*, *Patrulla 444* y *Tras la Huella*. Entre sus reconocimientos y distinciones se cuentan: Artista de Mérito del Icrt; Placa y Reconocimiento del Ministerio del Interior por su destacada labor artística; Reconocimiento como director de la Cruzada artística en homenaje al centenario de la muerte de José Martí; Medalla por el aniversario 40 de las FAR; Medalla Raúl Gómez García; Medalla José María Heredia; Sello Laureado por la Cultura Nacional; Distinción Gitana Tropical; Distinción Giraldilla de La Habana; Réplica del machete de Máximo Gómez y diversos Premios Caracol por sus brillantes actuaciones en varias telenovelas, seriales y festivales de la televisión y la radio cubanas.