Eduardo Martín Vázquez es uno de esos seres dotados de un don especial, que en él une a dos gustos voraces: conocer sobre historia y  contar, desde siempre, en  forma cinematográfica. LCB: La otra guerra, nació casi con título y todo, cuando él trabajaba junto a Alberto Luberta  en la grabación de la primera temporada de Unidad Nacional Operativa, UNO. Lo hizo con la emoción del investigador que llevaba años estudiando el bandidismo y con la pasión del cuentero que veía los hechos desde los conflictos humanos. Y conquistó a Albertico que aceptó meterse en aquel sueño (aún no era proyecto).  Pero yo no puedo contar su historia mejor que él, así que aquí están las largas, intensas y extensas respuestas de Eduardo, el padre, por voluntad propia  de la serie, producida por RTV Comercial,  que cada sábado trasmite, a las 8 y 30 de la noche, la Televisión Cubana por su canal Cubavisión.

-¿Por qué tu pasión por la historia? ¿Te llegó por ADN? 

-Lo que  me fascina no es la historia en sí, sino los conflictos humanos y la historia en un  reservorio de situaciones extremas. La historia me gusta tanto como el género policiaco.  Pero soy graduado de  Licenciatura en Literatura Hispanoamericana. Cuando impartí clases en la carrera de Historia del Arte lo hice con una asignatura que había creado sobre dramaturgia del espectáculo.  Durante mi juventud mi sueño  era ser asesor de dramaturgia de un grupo de teatro. Por un año fui alumno de un curso formidable de la Doctora Beatriz Maggi sobre el  teatro de Shakespeare. Por diferentes medios estudié análisis dramático, pero en participar en la creación aportando en el análisis, nunca pensando que podría escribir.

En mi biblioteca hay buenos espacios dedicados a Shakespeare y Bertolt Brecht. Tanto como otros similares ocupan las obras de Carpentier o Faulkner o García Márquez. Si la oportunidad se hubiera dado, quizás en vez del programa La isla y el tiempo, hubiera hecho otro dedicado a estimular la lectura. Pero cosas del azar concurrente, fue la historia de Cuba.

  El Sergio real (Santiago Gutiérrez Oceguera) inspiraron el  personaje que interpreta Raycell Cruz y aparece desde el capitulo tres

Cuando me empezaron a aceptar narrando hechos históricos en los programas, te confieso que me  sentí como  un extraño en el paraíso. No era locutor, ni voz ni dicción tenía para eso.  Por cierto, durante los diez años en la televisión cobré menos que lo que hubiera ganado un locutor evaluado. Tampoco era historiador. Ni siquiera graduado de la especialidad. ¿Qué era entonces? Todavía no lo sé. En esa encrucijada, agradezco mucho la confianza que me dieron personalidades como Eusebio Leal y  EduardoTorres Cuevas.

 

Conversación con la directora de programas en Radiomayabeque y el telecentro Güines TV

Conversar con Elizabeth Álvarez me resulta grato desde los tiempos en que coincidíamos en los encuentros literarios auspiciados por la Asociación Hermanos Saíz en la otrora provincia La Habana, hoy Mayabeque. Nos convocaba la poesía.

Desde aquellos días le recuerdo apasionada por el arte, incansable y consagrada a la radio. Entonces, Radiomayabeque era ya su hogar y dirigir programas su mayor pasión. Aunque nuestros encuentros continúan destinados a la ocurrencia de eventos y festivales de la radio y la televisión, siempre hallamos un momento para platicar y ponernos al día.

Eres joven y cuentas con varios libros publicados. ¿Fue la literatura el punto de partida para abordar programas radiales?
De alguna manera la literatura influyó e influye cuando hago los guiones radiales y viceversa. El reto mayor está en conseguir un equilibrio y que cada medio de expresión enriquezca al otro y no lo contamine. Esto se define más en los programas dramatizados y otros que exigen determinada riqueza en la construcción de las frases. Por supuesto que hay una sombra literaria en mis guiones de radio, sobre todo porque quien escribe es la misma persona.

Eres guionista, editas, diriges actores y a todo un colectivo de técnicos en los programas habituales que haces ¿Consideras que el realizador de la radio debe ejercer diversas profesiones dentro del medio? ¿Por qué?
Trabajo en una emisora territorial y es bastante común en un entorno como este que alguien se desempeñe en diferentes funciones. No puedo ser absoluta al decir que uno debe ejercer distintas labores dentro del medio. Hay personas que pueden hacerlo, lo necesitan y lo disfrutan. Otros se limitan a su rol y lo hacen bien. En mi caso sí me ha favorecido el haber estado en la posición del locutor, el editor, el asesor, me ha dado una perspectiva más amplia de la dirección. Sé lo que puede hacerse y lo que no, y más o menos de qué forma reclamarlo al resto del colectivo.

Odalys Torres González  nació para trabajar en los medios de difusión. Lo hizo casi desde niña y luego emprendió una carrera de superación personal que la ha llevado a  estudiar para ser Licenciada en Arte de los medios Audiovisuales,(Cine, Radio y Televisión), Directora, Locutora de Radio y Televisión, Máster en Programas Informativos y Diplomado en Relaciones Públicas, además de otros cursos que van desde Técnicas subliminales en los Medios hasta Música para medios  Audiovisuales o Musicalización.

Se ha preparado muy bien por eso puede realizar la hazaña de dirigir programas en vivo como Al mediodía, los noticieros Nacional de Televisión Estelar de sábados y domingos, además del noticiero Dominical del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, la Revista de Orientación a la Familia De tarde en casa; es fundadora del canal educativo,  está orgullosa de la realización  de cartillas de alfabetización Yo si puedo y muchos programas más, como revistas informativas.

 Entrevista al multipremiado realizador de videoclips, ganador de seis Premios Lucas 2016. 

El espacio televisivo Lucas ha servido para promocionar el videoclip cubano, dar a conocer a los realizadores de audiovisuales y destacar la creatividad, el ingenio y la osadía de muchos, entre los que destaca Joseph Ros, el más premiado de los realizadores que se han presentado al certamen.