0
0
0
s2sdefault

De cómo Rigoberto Rodríguez fue superándose profesionalmente en Tele Turquino

El Rigo, como muchos le decimos, se distingue entre los que caminan aledaños a los muros del Cuartel Moncada, por su estatura, su temperamento, por la historia que le acompaña desde 1986 y la forma en que transformó su vida profesional.

Cuando llega por las mañanas hasta los cubículos de edición del telecentro santiaguero, es común que se ubique en su trabajo una hora después, porque todos se auxilian de sus conocimientos y con modestia le consideran un maestro.

Pero Rigo, en los años ochenta, cuando llegaba a este telecentro, no tenía como rutina adentrarse en estos departamentos, ni siquiera manejaba los tecnicismos de las profesiones afines con la realización. Su trabajo se limitaba, con todo el honor y la utilidad que le acompañan, a ser chofer…

En esa década su trabajo era servirle desde el volante a la televisión en Santiago de Cuba. Se ofreció también como mochilero y auxiliar de transporte en el enlace de  microondas de la unidad de remoto del otrora Tele Rebelde. Tenía en ese entonces solo el preuniversitario como nivel de escolaridad vencido,  pero tenía un sueño y fue tras él con todas las fuerzas y el conocimiento.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

Sobre el buen trabajo de Rafael García, Felito, he escrito  varias veces, pero con él hablé la primera vez en casa de Natalia Bolívar Aróstegui. Yo estaba haciendo bulto entre amigos y amigas de la reconocida etnóloga, y él hacia la fotografía de un documental que prepara Ernesto Daranas sobre la escritora y pintora.

Luego del trabajo, vaso de cerveza en mano, Felito y yo empezamos a hablar de cine, entonces decidí hacer esta entrevista. Por su respuesta final habrá otras:

-He escrito sobre tu trabajo en más de una oportunidad, pero no sé nada de ti

  • ¿Eras habanero?
  • ¿Que estudiaste?
  • ¿Por qué te acercaste a la fotografía?

-Nacido y criado en La Habana, estudié fotografía en Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual  (FAMCA), pero no concluí los estudios por varias razones que no vienen al caso y yo había transitado desde la secundaria en la escuela de Artes Plásticas y desde entonces me llamaron la atención algunos pintores, como Rembrandt, Caravaggio, etc. y luego de quedarme sin ninguna carrera que estudiar y por coyunturas familiares me empecé a fijarme en la imagen de televisión y me acerqué a ella.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

Diálogo con Benedicta (Loly) Atencio Olivera, laureada, recientemente, con la Condición Artista de Mérito del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT)

Si en el mundo de los dramatizados se pregunta por Benedicta Atencio Olivera, es poco probable que alguien diga que la conoce. Para sus compañeros y amigos es, simplemente, Loly, la productora. Inició su labor en el Icrt, en 1977, en el departamento de personal de la Televisión cubana, como Técnica de Recursos Laborales. Posteriormente, se graduó de Técnico Medio en Economía.

“La producción me encanta. Por eso pasé varios cursos relacionados con esa especialidad. Comencé de cero, al igual que muchas otras personas. Primero fui Asistente de Producción en Cuando yo sea grande. Ya después llegaron los programas musicales con Julio Pulido y otros espacios habituales. Cuando adquirí mayor madurez, me vinculé a producciones de series, más largas y complejas”, confiesa Loly.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

El  reconocido guionista de radio y de televisión (La cara oculta de la luna y Bajo el mismo sol), Freddy Dominguez murió en La Habana a causa de un paro respiratorio.

Siete años atrás le realicé esta entrevista, reconocer su obra es la mejor manera de recordarlo.

 FREDDY DOMÍNGUEZ: “LA TELENOVELA NO TIENE POR QUÉ SER BANAL Y FRÍVOLA”

Freddy Domínguez es un autor muy conocido en la radio cubana desde hace más de una década. Sus radionovelas insertas en problemas neurálgicos de la realidad, han acaparado la atención de radioyentes de toda Cuba. Pero la misma obra en televisión no es igual porque la fuerza de la imagen hace que lo que es válido para un medio, no lo sea para otro.

 Para la pequeña pantalla lleva escritas dos telenovelas La cara oculta de la luna y Bajo el mismo sol. Ambas han demostrado que la televisión cuenta con un guionista que sabe contar historias y hacerlo de tal forma que los diálogos sean pasto para enriquecedores debates sobre nuestra realidad.

¿Cuándo te llamó la atención la radio? ¿Qué hizo que te fijaras en esas voces de rostros que no se veían?

Desde que tengo uso de razón, recuerdo a mi mamá y a mi abuela pendientes de la hora de la novela en la radio. Por aquella época existía una vastísima producción de radionovelas, aventuras, policíacos y unitarios, así como de programas humorísticos de los que “Alegrías de sobremesa” era el insigne y preferido por mi padre. Ya podrás imaginar que, en una época en la que en mi casa no había televisor -somos del campo y del más intrincado, por cierto- aquellas voces que salían del pequeño rectángulo que funcionaba con baterías, inundaba toda la casa y hasta el patio de mis juegos, de manera que, aún sin proponérmelo, seguía las tramas de los diferentes dramatizados que durante todo el día invadían mi vida cotidiana. Por supuesto que nunca me detuve a pensar que ese mundo de imágenes que las voces y sonidos de la radio implantaban en mi mente, creando todo un universo de fantasías con puntos de contacto comunes para todos, era diferente al de cada quien que escuchaba las transmisiones. Pero a decir verdad, jamás me pasó por la mente que un día sería uno de los realizadores de ese mundo magnífico que solo la radio es capaz de crear. Mucho menos podía soñar con que actores y actrices que me seducían con sus voces, un día les darían vida a los personajes creados por mí.

0
0
0
s2sdefault

 

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 A Clara Inocencia Castillo Alcántara

Con solo 9 años de edad, se inicia como locutora y actriz aficionada en un programa infantil en la emisora radial Radio Turquino, de Santiago de Cuba.

Con diversos premios y reconocimientos se graduó en la Escuela para Instructores de Arte en 1964. En 1968 comienza a trabajar en el Canal Tele Rebelde de Santiago de Cuba, como primera directora de programas de diferentes espacios Informativos, Infantiles, Juveniles,  Dramáticos, Musicales y Deportivos, así como de Eventos Especiales. En razón de ello ha obtenido un sinnúmero de premios y reconocimientos en Festivales Nacionales de Televisión y Caracol de la UNEAC.

Fue delegada al Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en 1989 y jurado del festival Internacional de Documentales “Santiago Álvarez in memorian” en el 2002.

Fue Presidenta del Consejo Artístico de Tele Turquino y Presidenta de la Comisión de Evaluación de esta entidad.

Leer más

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 a Enrique Alberto Bonne Castillo.

Fundador en 1968 del Canal Tele Rebelde.

Dirigió la programación musical y luego Director de Programación de ese Canal. Así mismo, Dirigió la Coral Tele Rebelde durante 19 años. Músico popular cubano, creador de ritmos, autor de varios temas musicales interpretados por su grupo y por diferentes agrupaciones, con una vasta trayectoria musical, dentro y fuera del ámbito nacional.

Nació en San Luis, Santiago de Cuba, el 15 de junio de 1926. Inició su carrera públicamente como autor musical en 1950.  Se graduó de locutor trabajando luego en radio Turquino y en ocasiones en Cadena Oriental de Radio, cuando radicaba en Santiago de Cuba.

leer más