A  principios de este año, cuando aún no se habían reanudado las clases, fui a casa de Juan Antonio Leyva y Magda Rosa Galbán para grabar unas películas. Andaba con mi princesa Déborah que quedó  “conversando” con Magda  y nuestra amiga común Mariela López, mientras Leyva me  dejaba escuchar en su estudio un fragmento de La voz y el ángel  del disco que prepara como compositor. Esta pieza es en homenaje a Paco de Lucía.

Yo no sé  lo que escuché  (no soy especialista en música) pero sí que mis ojos se llenaron de lágrimas, y cada nota me invadió tanto que casi no sentí cuando Deborah entró.  Supe de ella en el momento que se acurrucó a mi lado  y casi me susurró “me da lástima”. Ella es una niña de sólo 8 años, que su sentimiento de melancolía lo expresó  así.  Está como todos los menores de su edad bañada constantemente por el reguetón.

Así que cuando Leyva termine su disco, mi pequeña   lo  tendrá de melodía de cabecera , su reacción me motivó a conversar  con el autor junto a Magda  de numerosa música para el cine y la televisión,  incluidos espacios dedicados a niños y niñas.

Por el momento, de la pareja en el amor y el trabajo, veremos los teledramas Infiel de Mariela y Piña colada  de Magda González Grau y de esta última el filme Amigas.

Ahora, converso con él sobre su composición destinada a música de conciertos:

Por lo que he leído sobre ti o he conocido mediante otros músicos, eres un poco autodidacta ¿o no?

El instrumento de guitarra lo comencé a estudiar en la escuela Alejandro García Caturla, luego en la ENA y en la Escuela de Superación Profesional. En cuanto a la composición, mi formación sí es un poco autodidacta. Soy de los que opina que la composición no se enseña , un maestro puede darte herramientas y recursos pero en cuanto enseñarte a  componer, cada compositor tiene que hallar su propia voz. He tenido la dicha de tener grandes Maestros como Federico Smith, Juan Elósegui, YuraIvanovich, estos profesores me enseñaron a analizar y estudiar partituras de los grandes especialistas, esa es en mi criterio la manera en que mejor se estudia y aprende la composición.

A los 16 años tuviste tu primer trabajo profesional con Bobby Carcassés, haciendo, supongo, jazz ¿dejaste entonces el rock?

Nunca he abandonado el Rock. Con Bobby Carcassés tuve la dicha de trabajar con grandísimos músicos de este país como Emiliano Salvador, Nicolás Reyonso, Tony Valdés y muchos más. Descubrí el universo del Jazz,  que es tan rico y creativo. También aprendí DISCIPLINA Y RESPETO, algo que me ha acompañado toda mi vida profesional.

Rock, jazz, música afrocubana ¿cuál no has hecho?

 En el mundo de la composición, sobre todo para la imagen, uno tiene que estar abierto a cualquier tendencia. Reguetón no he hecho ni pienso hacerlo, sin menospreciar el género, no me llama la atención.

Con Arte Vivo comenzó tu vínculo con el teatro y la danza ¿y la tv?

 Durante los años de Arte Vivo, como bien dices, trabajé en el Teatro con compañías como Teatro Estudio, Pinos nuevos, El Ballet Nacional de Cuba, etc.

El teatro y la danza eran importantes en las propuestas que hacíamos como grupo. Luego de abandonar “Arte Vivo”, fui fundador del “Grupo Buendía”, bajo la dirección de Flora Lawten. Directores de Televisión y de Cine que vieron mi trabajo como compositor en el Teatro, se acercaron a mi y ahí comenzó mi camino en estos medios.

-A finales de los 80 y principios de los 90 hiciste música para espacios infantiles y juveniles ¿por qué ese sector etario?

-Esa fue una etapa muy creativa en la Televisión sobre todo en los espacios para niños y jóvenes donde se agruparon una serie de talentosos  escritores como Antonio Orlando, Ivette Vian, y directores como Charlie Medina, Jose Luis Llanes,  Jose Luis Jiménez, Jorge Dalton, Tomás Piard, Tony Lechuga, Mirtha González, Eduardo Macías y muchos más que harían interminable la lista. Siempre es lindo para trabajar para niños por la sinceridad que demuestran y la manera en que reciben el trabajo. Desgraciadamente en los últimos años ha decaído mucho la producción y la creación de propuestas interesantes para este sector.

Has producido discos  de otros autores ¿cómo los escoges?

-En cuanto al trabajo como productor discográfico, algunos son por encargo, otros, por afinidad y, disfrutables, los más cercanos a  mi manera de ver el arte y la música.

 Tu disco Metáforas, como compositor, obtuvo el importante  premio Segovia 2015 ¿Qué camino ha seguido en la difusión?

Metáforas aun no ha sido estrenada. Queda como Patrimonio del prestigioso Concurso de Composición Andrés Segovia de España y esperemos que este año tenga lugar su estreno.

Tuve el privilegio de escuchar un fragmento del disco en el que trabajas ahora ¿m e adelantas (hasta donde desees o puedas) los intérpretes y esa maravilla de unir música, poesía y fotos?

-Me encuentro en el proceso de preparación de un disco que me tiene muy ilusionado. Es un proyecto personal con mi obra para la Guitarra clásica en diferentes formatos: dúos, orquesta de cuerdas, orquesta sinfónica, y formatos de cámara. Es un disco en el que participarán músicos cubanos y de otros países. Espero, dentro de no mucho, lograr que el público pueda disfrutar de este trabajo. Paralelamente a este proyecto, continúo junto con mi compañera Magda Rosa Galbán, trabajando en otros proyectos audiovisuales.

 

Escribir un comentario

No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo