0
0
0
s2sdefault

 La presidencia del Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt) ha destinado cuantiosos recursos para digitalizar todos los fondos de su Archivo Fílmico

Heredera del legado que le dejó su antigua directora Zoila Estrada, desde el año 2003 Marlén González Pérez lidera el Archivo Fílmico de la Televisión cubana, una institución adscrita al ICRT, donde laboran especialistas graduados de las Ciencias de la Información, la Bibliotecología, la Informática y licenciados en Historia.

Muchos periodistas y realizadores de documentales acuden al Archivo Fílmico en busca de imágenes en movimiento, en blanco y negro, mediante las cuales se puede conocer la trayectoria de un artista o un gran revolucionario. Es que desde su fundación, este centro se destinó a almacenar las noticias transmitidas en los noticieros cubanos.

Con el paso del tiempo aumentaron los fondos del Archivo gracias a las donaciones de aficionados a la fotografía que filmaban con cámaras de cuerdas. Así recuerda la historiadora González Pérez cómo se fue incrementando el fondo de esta institución patrimonial donde todo debe estar organizado, rigurosamente, para que no se extravíe ningún material.

“Nosotros atesoramos imágenes –filmadas en cine– desde principios del siglo XX hasta los años 90, entre ellas los registros de todos los momentos de la historia nacional desde la lucha universitaria contra las dictaduras hasta la entrada de Fidel Castro a la Habana.

“En las bóvedas del Archivo se guardaban películas norteamericanas proyectadas en televisión antes de 1959. También contamos con filmes de la cinematografía mexicana pero, lo que más tenemos, son noticias y programas emblemáticos de nuestra televisión como: Jueves de Partagás, Móvil 8, Sector 40 y Para bailar. Lamentablemente, se nos echó a perder el espacio Casos y cosas de casa”.

Para Marlén la labor junto a su equipo de trabajo es muy rica, diversa e interesante. Habla con gran pasión y modestia de su contribución a la salvaguarda de una parte del patrimonio nacional.

“Todos los días descubrimos materiales nuevos que para nosotros son una maravilla. Recientemente, dimos a conocer el hallazgo de un audiovisual donde se recoge el estreno del ballet “Carmen” en televisión. Tampoco sabíamos que teníamos completa la grabación de la primera graduación de médicos después del Triunfo de la Revolución. Encontramos El pecesito valiente, primer animado hecho en los Estudios Cinematográficos de la televisión con música de Romeu”.

Según la directora, la base organizativa del Archivo son las claves. En la bóveda se guardan los materiales organizados por una clave y el número de la misma. Por ejemplo: la clave ICR se corresponde con los documentales de los Estudios Cinematográficos y la A-ICR con los dibujos animados; Intercut se usa para las noticias y M para los programas musicales.

Otras de las áreas del Archivo es la destianada a la preparación de los materiales donde los especialistas se encargan de restaurar las perforaciones, rectificar los empalmes y limpiar los videos manualmente. En los casos que sea necesario se pasan los materiales por la máquina de limpieza ultrasónica. El destino final de todo el proceso es la digitalización de los archivos que, finalmente, se guardan en un servidor.

En estos momentos tienen entre sus prioridades la digitalización de informaciones que recogen la historia de los primeros años de la Revolucioón y la presencia del Comandante en Jefe en varios Congresos: los de la Federación de Mujeres Cubanas, la Federación Estudiantil Universitaria y la Central de Trabajadores de Cuba, entre muchos otros.

“Digitalizar estos materiales que forman parte de la memoria histórica tiene una importancia enorme porque si no lo hacemos a tiempo los perderemos definitivamente. Dentro de 20 años podremos seguir recordando quiénes fueron María de los Ángeles Santana o el canciller Raúl Roa, gracias al proceso de digitalización que realizamos hoy”, advierte la directora.

Un viernes al mes, los especialistas del Archivo Fílmico de la Televisión cubana organizan un espacio –que lleva por nombre Dialogando con la memoria– donde intercambian experiencias con instituciones como la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano y el Archivo Histórico del Comité Central.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

 

 Sitios web de los Canales Nacionales