0
0
0
s2sdefault

La multipremiada directora y guionista de televisión Waldina Almaguer Medina, estudió  pedagogía y para suerte de la televisión tunera un  día llegó para quedarse.

Graduada en Medios Audiovisuales, luego de estar haciendo programas,  se caracteriza por obras de contenido social, cultural e identitario, siempre cercana a la voz de los pobladores de de su terruño.

Su quehacer abarca espacios culturales, infantiles, series documentales, videos clips, promocionales, video arte, y programas de orientación social y con enfoque de género. 

Ha obtenido premios y ha participado en concursos como el festival de documentales Santiago Álvarez, el festival Internacional de Cine de Gibara, la Convención Internacional de Radio y Televisión, el festival Caracol de la UNEAC, Almacén de la Imagen y Concurso Imagen de Cristal, entre otros cerámenes. Por esa trayectoria recibió el sello aniversario 65 de la televisión y el Premio Pequeña Pantalla.

-¿Cuándo llegas a la televisión y a TunasVisión?

-A la vez, a la vez…

En el verano del 2000 llego a TunasVisión, a conducir un programa cultural. Pero desde el inicio supe que no era ese mi lugar. Es como quien comienza un romance, amor a primera vista. Entré, y quise nunca más irme de ahí.

El programa Se necesita, que así se llamaba, era una gran conversación con los hacedores del arte y la literatura del territorio, era bueno, el guion, la dirección y los artistas, casi todos habían sido mis profesores, porque era recién graduada de Pedagogía, en la especialidad Español-Literatura. Amigos de peñas, conciertos y exposiciones. Por ahí pude caminar y empezó el deseo de conocer y aprender.

Fue una época en las que ofrecieron talleres importantes realizadores cubanos, entre ellos Alejandro Gil, Ernesto Daranas, Mariela López, Rudy Mora, Magda González, Waldo Ramírez. Además, hice taller de guion en la escuela de Cine de San Antonio de los Baños, y los talleres de la televisión Serrana…, había que trabajar y exhibir lo mejor de Las Tunas.

Empiezo haciendo programas juveniles, después culturales, video clip, promocionales, programas de orientación social, documentales… Hasta que me toca realizar un programa infantil, ¿qué podía hacer yo?, cuando todos estábamos embelesados y fascinados con La sombrilla amarilla.

Todo lo contrario, un chico en la calle, yendo de lugar en lugar, buscando las respuestas a sus intranquilidades. Ahí nació ¿Te lo cuento otra vez?, el programa infantil que me hizo realizadora. Junto a mi sobrino Fofiño, que era un niño de armas tomar, más tarde mi sobrino Jesús y cuanto niño quería correr y disfrutar. Hice por más de 7 años ese programa, que fue trasmitido por la televisión nacional y en Cubavisión Internacional…, fue muy bueno. Me enseñó que en el audiovisual puedes decir todo, todo lo que amas y sientes, todo lo que quieres gritar al viento, todo lo que vives y eres.

-Abarcas, como creadora, diversos géneros ¿por qué?

-Es mi modo de expresión. Como quien aprende a leer y a escribir. Solo que los temas de la tradición, el arte y la fe, de este pedazo de tierra, me apasionan. Yo quiero guardar en el audiovisual, todo lo que hacen los tuneros hoy, cómo viven y piensan; y que sea el testamento de mi tiempo.

-¿Cómo nace Limonada? Me hablas del equipo que lo hace posible…

-Es larga la historia. ¿El equipo? Hace más de 15 años trabajo con Raúl Verdecie, mi amigo y camarógrafo, con el sonidista Julio Rodríguez (FAFO), con Yovier Serrano el editor y Carmen Mendoza la productora. Somos familia y cuando vamos a trabajar, no hacen falta palabras, la idea, y todo nace. Disfrutamos el trabajo que hacemos, es un rato de entretenimiento y de compartir. Son ellos, el signo verdadero de la paciencia.

Yaima Guerrero, es una actriz sin igual, se reviste de payasa, Tonguita y la vida cambia de color. Tiene ingenio, gracia, y siente pasión por su trabajo. La veo como una payasa de una clase social superior, jajaja. Su donaire, tan ocurrente, bien ataviada, y su despiste, ayudan a que los niños la amen.

Después de estudiar en el ISA, porque hice, la Licenciatura en Medios Audiovisuales, seguí creciendo, enamorándome más de mi trabajo, me dediqué por mucho tiempo a otros programas, lejos de los infantiles. Hasta que un día se fue la directora que dirigía a Tonguita, porque Tonguita, hacía un programa en la televisión y me dijeron: TE TOCA, y le doy gracias a Dios, porque nació Limonada.

Es el título de una canción de Rita Rosa Ruesga y un amigo (Marcos Menéndez), le hizo el video clip y le pedí canción y nombre y accedieron. Me encanta la frescura de la limonada, así también lo frugal, necesaria y tierna que es. Cuando nos sentimos mal: Limonada, cuando una visita llega y no hay qué brindar, fácilmente aparece una Limonada, en la tarde Limonada, para soñar Limonada…  

-¿Te resultó difícil trabajar con Derek?

-¿Derek?, a Derek lo conozco desde que estaba en la panza de su madre. Y cuando empecé el proyecto sentí que podía hacer cosas como cuando Fofiño en ¿Te lo cuento otra vez?, con la diferencia de que Fofiño no sentía interés por la actuación y sí por los animales y la vida natural, por eso hoy es un chico que va a estudiar Agronomía. En cambio, Derek es un artista de pies a cabeza, lo mismo canta, que pinta y dibuja, dice una décima, crea sus títeres, monta una obra de teatro, se viste de payaso e improvisa un texto. Derek actúa, y se lo cree.

-¿Cuándo trasmitirán ese programa en un canal nacional? ¿cuántos tienes hechos?

Tengo más de 20 hechos, y cualquier día de estos aparecen en pantalla nacional.

-Ahora mismo ¿qué tienes para hacer?

-Para mí, la obra existe cuando se rodó y se editó. ¿Proyectos?, que es lo mismo que sueños, muchos. Seguir trabajando, porque quiero parecerme más a lo que hago. Estoy fascinada con los componentes étnicos de la cultura cubana, españoles, africanos, aborígenes…, qué nos queda de ellos, qué heredamos y conservamos… Y por ahí voy.

Estoy en la postproducción de un corto de ficción…

Debo comenzar otra serie documental…

-¿Por qué?

-Porque soy lo que hago, y además de Dios y mi familia, es lo primero en mi vida, mi trabajo.

-¿Cómo contribuirás a los 20 años de TunasVisión?

-Trabajando, esa es mi fórmula, el trabajo y la belleza. El Papa Francisco dijo que los artistas somos apóstoles de la belleza, a eso estoy convocada, y no puedo fallar.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 A Clara Inocencia Castillo Alcántara

Con solo 9 años de edad, se inicia como locutora y actriz aficionada en un programa infantil en la emisora radial Radio Turquino, de Santiago de Cuba.

Con diversos premios y reconocimientos se graduó en la Escuela para Instructores de Arte en 1964. En 1968 comienza a trabajar en el Canal Tele Rebelde de Santiago de Cuba, como primera directora de programas de diferentes espacios Informativos, Infantiles, Juveniles,  Dramáticos, Musicales y Deportivos, así como de Eventos Especiales. En razón de ello ha obtenido un sinnúmero de premios y reconocimientos en Festivales Nacionales de Televisión y Caracol de la UNEAC.

Fue delegada al Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en 1989 y jurado del festival Internacional de Documentales “Santiago Álvarez in memorian” en el 2002.

Fue Presidenta del Consejo Artístico de Tele Turquino y Presidenta de la Comisión de Evaluación de esta entidad.

Leer más

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 a Enrique Alberto Bonne Castillo.

Fundador en 1968 del Canal Tele Rebelde.

Dirigió la programación musical y luego Director de Programación de ese Canal. Así mismo, Dirigió la Coral Tele Rebelde durante 19 años. Músico popular cubano, creador de ritmos, autor de varios temas musicales interpretados por su grupo y por diferentes agrupaciones, con una vasta trayectoria musical, dentro y fuera del ámbito nacional.

Nació en San Luis, Santiago de Cuba, el 15 de junio de 1926. Inició su carrera públicamente como autor musical en 1950.  Se graduó de locutor trabajando luego en radio Turquino y en ocasiones en Cadena Oriental de Radio, cuando radicaba en Santiago de Cuba.

leer más