0
0
0
s2smodern

Mensaje del locutor Rafael Serrano Corrales para quienes se inician en esa especialidad de la comunicación desde la radio y la televisión cubanas

Rafael Serrano Corrales posee un rostro y una voz muy conocida por los televidentes cubanos. Recientemente la Central de Trabajadores de Cuba le confirió el sello Aniversario 80 de la CTC por su destacada labor como locutor del Sistema Informativo del Canal Caribe.

Se inició en el mundo del periodismo en su natal Santiago de Cuba como reportero gráfico. Hace 42 años conoció a su esposa e ingresó en la locución en la emisora Radio Caribe, en la Isla de la Juventud, luego de regresar de Angola, donde participó como combatiente internacionalista.

“Ella vivía en la Isla de la Juventud y fui detrás de ese amor. Comencé a trabajar en Radio Caribe. Fue una experiencia muy bonita. Para mí siempre la radio seguirá siendo la escuela de la locución. Allí estuve hasta que decidí mudarme a Santiago de Cuba y trabajar en el canal Tele Rebelde. El visto bueno de las pruebas de cámara me las realizó el maestro Enrique Bonne, gran músico y compositor, gloria de la cultura cubana”.

Con el paso de los años el comunicador fue madurando como profesional y adquiriendo mayor experiencia en los medios. “Una de las primeras cosas que hice fue la animación de un programa campesino que se llamaba Rumores de la campiña. Era el homólogo, para la región oriental, del espacio Palmas y cañas, de Cubavisión”.

A partir de 1983 se da a conocer en la capital al tener la posibilidad de realizar pases en vivo de tres minutos desde Santiago de Cuba para la Revista de la mañana y el Noticiero Nacional de Televisión (NTV). “Decido mudarme para La Habana con mi familia y comienzo a trabajar en Tele Rebelde. El 18 de julio de 1983 ya era plantilla en la Revista de la mañana y a la semana siguiente en el NTV”, rememora.

En exclusiva para el Portal de la TV Cubana, Serrano confiesa: “Estoy cada día más enamorado de mi profesión. Hay que imprimirle una cuota de amor porque demanda mucho sacrificio. Hay que estar siempre preparado y actualizado política y culturalmente, porque como somos creadores de estados de opinión, educadores y formadores de valores, debemos responder con mucho compromiso hacia la obra revolucionaria.  Hay que transmitir seguridad y hacerlo con maestría porque, si uno quiere ser un buen comunicador, el público te va a exigir cada día más”.

Con el nacimiento del Canal Caribe los espacios informativos de la televisión se han poblado de rostros jóvenes, fundamentalmente reporteros marcados por la impronta del periodismo multimedial. A ellos que transitan ese nuevo camino de la comunicación ante los micrófonos les regala un mensaje Serrano:

“Hay muchos jóvenes con talento, con grandes posibilidades y voces bonitas, pero el consejo que le estoy dando a los compañeros que se acercan a mí es que la profesión hay que llevarla con humildad. Para ser grande hay que aprender a ser pequeño y eso es lo más sincero que puedo decirles a quienes ingresan a nuestros medios, tanto en la radio como en la televisión. Es algo fundamental. El talento hay que pulirlo con sencillez y cultivarlo como una semilla todos los días. No podemos olvidar que el gran público es quien tiene la última palabra”.

Una demanda del gremio desde las filas de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba es que finalmente se materialice la Asociación Nacional de Locutores. Al respecto comenta Serrano: “Es un sueño desde hace mucho tiempo de todos nosotros para poder asociarnos nacionalmente. Creo que estamos a las puertas de lograrlo, según las expresiones de nuestros máximos dirigentes. Así estaremos más unidos para seguir siendo ese ejército de voces que necesita la Revolución y para seguir impulsando un mensaje de cubanía y amor por la gran obra que nos legó nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz”.

Para Serrano reviste gran importancia la celebración del Día del Locutor, instituido en Cuba el 1 de diciembre de 1954 en honor a Jorge Luis García, quien debutó en la profesión con solo 12 años en la emisora CMJP, de Morón, y hasta su deceso fue un ferviente animador e inspirador en la lucha por unir a los artistas de la locución en un solo organismo rector.

“Nos sentimos reconocidos en esa fecha por la presidencia del Instituto Cubano de Radio y Televisión, las instituciones del sistema de cultura y la máxima dirección del Partido Comunista de Cuba, porque todos están sensibilizados con lo que nosostros representamos desde el punto de vista ideológico, por la fuerza que tienen nuestras palabras cuando transmitimos bien las ideas y las defendemos en cada escenario. Este día resume el sentimiento de respeto que existe hacia los locutores y nos alienta a seguir dando lo mejor de nosotros cada minuto, cada segundo, cada hora”, concluye.

Escribir un comentario

Comparta sus comentarios con los internautas


Código de seguridad
Refescar

Odalys Fuentes de Arma

Actriz dramática de la Televisión Cubana. De origen muy humilde, en su natal Jarahueca, Yaguajay, Sancti Spíritus se traslada a La Habana y se inicia en la televisión, como muchos otros artistas, al ser seleccionada como modelo en una Convocatoria para el programa realizado con motivo de la visita del cantante chileno Lucho Gatica.

La audición resultó un éxito y le llovieron las ofertas que la convirtieron en el rostro latinoamericano de importantes firmas comerciales de la época, lo que atrajo inmediatamente el interés de los artistas del /music hall/ y el teatro.

Fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión, descolló por su actuación como Marisela, la salvaje, virginal y recia pradera venezolana en la telenovela *Doña Bárbara*, y luego en *Tierra Brava* y el *El Naranjo del patio*.  Más de 27 personajes en series y novelas de la televisión la distinguieron con la condición de Artista de Mérito del Instituto Cubano de Radio y Televisión y el Premio ACTUAR 2016 por la obra de la Vida.

La audición resultó un éxito y le llovieron las ofertas que la convirtieron en el rostro latinoamericano de importantes firmas comerciales de la época, lo que atrajo inmediatamente el interés de los artistas del /music hall/ y el teatro.

Fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión, descolló por su actuación como Marisela, la salvaje, virginal y recia pradera venezolana en la telenovela *Doña Bárbara*, y luego en *Tierra Brava* y el *El Naranjo del patio*.

Miriam Mier Vidal

 Actriz, fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión. Distinguida con la condición de Artista de Mérito por su trayectoria de más cuatro décadas en la pantalla y la radio, donde condujo el espacio *Nosotras* por más de 17 años. Protagonizó la aclamada serie de televisión *Para empezar a vivir*, en la que interpretó los personajes Lidia y Raquel, emblemas de la participación de la mujer cubana en los Órganos de la Seguridad del Estado del Ministerio del Interior. En 1981 recibió el Premio Internacional de Actuación otorgado en el Noveno Festival de Plovdiv de Bulgaria, con la obra teatral “Dos Padres”, escrita y dirigida por Silvano Suárez. Su personaje de La Gaviota en la obra homónima de Antón Chéjov, coprotagonizada con Frank González, le valió el premio de Actuación Femenina otorgado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). Asimismo ha recibido 17 galardones por su trabajo como actriz, entre ellos, el primer Premio de Actuación Caricatos de 1997 y el Premio ACTUAR 2016 por la obra de la vida.

Luis Rielo Morejón

Actor, artista de Merito de la TV y fundador del ICRT, comenzó haciendo teatro, su primera actuación significó la realización de todos sus sueños. Consiguió el cariño y el respeto del pueblo gracias a su talento, dedicación y energía en la escena artística. Es ejemplo de humildad, honestidad y autenticidad. Su participación en entregas como *El hombre de Maisinicú*, *El brigadista*, *En silencio ha tenido que ser*, *Para empezar a vivi*r, que alcanzaron un alto impacto social, lo identifican con las vivencias del pueblo cubano en los acontecimientos que han estremecido a Cuba en estos años. Con más de 44 aventuras, en las que han primado la consagración y la solidaridad, como la reciente *LCB, Lucha contra bandidos*, le hicieron merecedor del Premio ACTUAR 2010 por la obra de la vida, otorgado por la Agencia Artística de Artes Escénicas.

 

Frank González Díaz

Actor, artista de Mérito de la TV y fundador del Icrt, conocido como el hombre de las mil voces por su participación en diversas producciones de animación realizadas por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos y en el Instituto Cubano de Radio y Televisión. Se inició como aficionado en grupos de teatro y musicales hasta que en 1967 comenzó a trabajar en el Icrt como diseñador de vestuario y decorador. Paralelamente cursó estudios de actuación con excelentes profesionales del radio y la televisión. Entre los reconocimientos recibidos por su labor se encuentran la Distinción por la Cultura Nacional, cuatro primeros premios de actuación en los Concursos Uneac de radio, así como el Primer premio en el Primer y Tercer Concurso Nacional de Doblaje; Premio de Narración y Actuación en Festivales de la Radio; Primer Premio de Actuación en Televisión en el Concurso Caricato 1999; Premio ACTUAR por la obra de la vida en 2016 y el reconocimiento de varias generaciones de cubanos por su desempeño como Elpidio Valdés.

 

 

 

Mario Balmaseda Maurisco

Poseedor de una obra con más de cinco décadas de prolífica existencia, que comenzó como aficionado en el teatro a finales del 60, en la primera Brigada de Teatro Obrero-Campesino. Formó parte también del Grupo de Teatro Ocuje y trabajó en obras como “María Antonia”. Luego estudió dramaturgia en la entonces República Democrática Alemana. Como director del Teatro Bertolt Brecht se consolida y dirige más de una decena de obras como “Andoba” y ha sido el autor de 13 piezas. Su trayectoria en la pequeña pantalla le ha legado al público que lo sigue inolvidables caracterizaciones en series como *Aventuras de Juan Quin Quín*, *En silencio ha tenido que ser*, *Un bolero para Eduard*o, y en telenovelas como *Si me pudieras querer* y *Añorado encuentro*. Entre los múltiples galardones de los que ha sido acreedor por su fecunda carrera se encuentran la Distinción por la Cultura Nacional, las órdenes Juan Marinello y Alejo Carpentier, otorgadas por el Consejo de Estado de la República de Cuba, la Máscara de Oro del Teatro Nacional alemán, el Premio Nacional de Teatro cubano en el año 2006 y numerosos lauros por mejor actuación masculina, mejor puesta en escena y mejor autor dramático, conferidos en disímiles concursos nacionales e internacionales.

Félix Pérez Ortiz

Inició su carrera en el medio televisivo en su provincia natal, Santiago de Cuba en los años 60. Al mismo tiempo comenzó a escribir para la radio y la televisión y otros espectáculos artísticos. Posteriormente es seleccionado para dirigir la Escuela de Formación de Actores de la antigua provincia de Oriente. Integró a la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR) donde fue nombrado responsable regional de cultura en la organización, que más tarde se convertiría en la Unión de Jóvenes Comunistas. En la década del 70 se une al trabajo de aficionados del Ministerio del Interior (Minint). En 1976 parte en misión cultural para la República Popular de Angola. A su regreso a Cuba es nombrado en Santiago de Cuba responsable de cultura del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). En el cine participó en las películas “La primera carga al machete”, “En el aire”, “Cuba en la garra del Águila”, “Habana Blues”, “Entre ciclones” y “El Benny”. Ha sido profesor de varias generaciones de actores en las especialidades de locución, narración y actuación radial. De sus actuaciones más memorables se destaca su intervención como actor y asistente de dirección en seriales como *En silencio ha tenido que ser* y *Julito el pescador*, gracias a las cuales se vincula al trabajo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) en la serie *La Botija* y en el Minint en sus estudios fílmicos en espacios como *Día y Noche*, *Patrulla 444* y *Tras la Huella*. Entre sus reconocimientos y distinciones se cuentan: Artista de Mérito del Icrt; Placa y Reconocimiento del Ministerio del Interior por su destacada labor artística; Reconocimiento como director de la Cruzada artística en homenaje al centenario de la muerte de José Martí; Medalla por el aniversario 40 de las FAR; Medalla Raúl Gómez García; Medalla José María Heredia; Sello Laureado por la Cultura Nacional; Distinción Gitana Tropical; Distinción Giraldilla de La Habana; Réplica del machete de Máximo Gómez y diversos Premios Caracol por sus brillantes actuaciones en varias telenovelas, seriales y festivales de la televisión y la radio cubanas.