0
0
0
s2sdefault

Destaca Manuel Acosta Cao, documentalista merecedor del premio Pequeño Pantalla 2017

Manuel Acosta Cao es biólogo de profesión, pero el último año de la universidad le abrió las puertas de una nueva carrera profesional: la realización audiovisual. En 1976, como parte de un proceso de perfeccionamiento de los programas escolares, comenzó a desarrollarse el cine didáctico y científico, que pudiera complementar los métodos de enseñanza en todos los niveles educativos del país.

Y el joven biólogo, amante siempre del cine, decidió enrolarse en esta nueva aventura que lo ha convertido en un documentalista por más de cuarenta años, centrado fundamentalmente en temáticas relacionadas con el hábitat y la naturaleza.

Luego de varias décadas de trabajo y múltiples premios, el realizador obtiene un nuevo galardón: el Premio Pequeña Pantalla 2017, lo cual considera un reconocimiento de gran valor y un estímulo para seguir trabajando con calidad.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

 Entrevista a Maricela Recasens, directora del programa Mundo Económico del Canal Caribe

Con la puesta en marcha de este nuevo canal surgió la necesidad imperiosa de crear nuevas emisiones, como es el caso de Mundo Económico, programa monotemático con una visión del mundo y también de Cuba sobre temas económicos, con invitados a expertos y autoridades que expresen abiertamente sus opiniones al respecto.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

Esta producción audiovisual del Canal Educativo 2 se estrenará en el Gran Teatro de La Habana el 7 de octubre    

 

Después de casi un año de trabajo en Cuba y España, el Canal Educativo 2 estrenará este 7 de octubre el documental Danza de Crines, dedicado a la vida del padre de Alicia Alonso, directora del Ballet Nacional de Cuba.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

 Señala Sandra Hernández, uno de los rostros más visibles de la locución en la pequeña pantalla

Sandra Hernández ha sido el rostro más visible de la revista Hola Habana, que transmite el Canal Habana de lunes a viernes desde las cuatro a las cinco de la tarde aproximadamente.

Ese espacio lleva once años al aire, pero quien ha seguido el trabajo de esta profesional durante tantos años, no puede asombrarse al ver que su rostro se mantiene jovial, carismático, y lleva una sonrisa muy grata que luce con mucho orgullo.

La conductora supo desde niña que la locución sería su destino, aunque todavía no ha logrado realizarse plenamente. Le gustaría conducir un noticiero y, de seguro, tiene guardadas algunas metas que esperan el momento adecuado para cumplirse.

Sandra comenzó a dar sus primeros pasos en el Movimiento Pioneril de Locutores, cuando aún era estudiante de Secundaria Básica. En Radio Progreso contó con la asesoría de Carmen Solar, directora de espacios infantiles, que le enseñó las primeras técnicas del oficio y sembró en ella una semilla que logró germinar y dar buenos frutos.

“Éramos un gran equipo. Ella nos enseñó las maravillas de esta profesión y todos los aspectos relacionados con los medios de comunicación. Muchos de los que trabajaron conmigo terminaron siendo verdaderos locutores. Otros, en cambio, optaron por la actuación.

“Yo sabía que la locución sería mi destino final. Desde entonces me mantuve muy cerca del trabajo en los medios, y con el paso del tiempo entré en la televisión, en programas como Revista de la Mañana”, señala.

Pero las señales capitalinas han sido las que han catapultado a Sandra al éxito profesional y la han colocado en la preferencia de muchos que valoran su trabajo. En 1990 comenzó a trabajar en CHTV, el telecentro de la capital cubana, y se convirtió en discípula de grandes maestros.

0
0
0
s2sdefault