0
0
0
s2sdefault

De buena tinta se que la televisión cubana transmitirá El joven Marx  (Der jungen Karl Marx), de Raoul Peck una coproducción de  Francia , Alemania y Bélgica y que se prevé  la reposición de Marx en el Soho, la pieza televisiva que conmovió a una buena parte de los televidentes cubanos en el  2007, además de que habrá otras propuestas televisivas sobre  un judío (no cualquiera)  que cumple 200 años el 5 de mayo, el  tan amado  como odiado Carlos Marx, en dependencia de quien se le acerque, aunque todos saben que se trata de un homo sapiens fuera de serie.

Michaelis Cué Pérez trabaja para reponer su unipersonal, el mismo que se llevó a la pantalla chica y del que Jorge Alonso Padilla me dijo “Marx en el Soho fue un regalo que me dio la vida. Un sobrino de Raúl García, mi co-guionista y co-director, jovencito, fue a ver la obra al teatro y regresó fascinado. Inmediatamente,  pensamos que había que verla. Fuimos al teatro y allí mismo concertamos con Michaelis Cué la posibilidad de llevarla a la televisión. En la obra había un cúmulo de ideas marxistas que tenían una enorme vigencia en nuestros días y para nosotros (hablo en plural) era casi un asunto de vida o muerte llevarla a la pequeña pantalla.”

De cómo llegó a ser ese excelente teledrama conversé  con su responsable principal:

¿Cómo Michaelis Cué  Pérez llega a la actuación?

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

Hoy  reconocemos  en cualquier  comunidad de Cuba  a creadores de artes visuales que  se  caracterizan  por ser  personas muy  sensibles y  capaces de sintetizar intuitivamente en sus obras creativas, elementos  de la cultura de su pueblo, además de darles continuidad histórica. Uno de estos artistas: Julio Pulido, constituye un ejemplo de consagración y éxito dentro del panorama audiovisual cubano.  

Tras el surgimiento de la televisión en Cuba, el 24 de octubre de 1950, múltiples directores como Pulido han dedicado su vida al más importante medio masivo de comunicación en nuestro archipiélago.

Entre ellos figuran inolvidables nombres como: Loli Buján, Sergio Doré, Manolo Rifat, Tony Lechuga, Roberto Garriga, Joaquín M. Condal y Eugenio Pedraza Ginori, entre muchos otros. 

De la obra de ellos se han nutrido los directores de la actual TV Cubana, merecedores de importantes reconocimientos como el Premio Nacional de Televisión entregado a Julio Pulido el 23 de octubre del 2014, en  el  contexto  de la Primera Convención de Radio y Televisión en Cuba.

Julio Rolando Pulido Castillo nació en la Habana en 27 de mayo de 1944. Su primer vínculo con el medio televisivo ocurrió en 1962, cuando comenzó su carrera profesional en el recién creado Instituto Cubano de Radiodifusión, devenido en el Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt).

En sus inicios Pulido se desempeñó como auxiliar general, actividad que interrumpe al integrarse de forma voluntaria  al Servicio Militar Activo. Tras cumplir con este deber, regresó al Icrt  y  se desempeñó  como   auxiliar de iluminación y en control  remoto.

Esta nueva ocupación le posibilitó relacionarse con la tecnología y aprender   desde lo más sencillo hasta lo más complejo, así se desarrolla en su diario quehacer dentro de la TV.  

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

Las personas amantes de las antigüedades cuando vean Con dos que se quieran (3) encontrarán una reminiscencia de finales del siglo XIX y principios del XX: el  bis –a-bis, aquellos asientos en forma de S, que usaban las suegras del novio para que los prometidos estuvieran cerca, en intimidad, y a la vez imposibilitados de ir más allá de un roce en los labios.

Ese mueble donde se sentará Amaury Perez Vidal en setenta ocasiones para realizar ese número de conversaciones con sus invitados, fue lo primero que me llamó la atención cuando entré al estudio donde se graba la tercera temporada de un programa con aceptación de crítica y público en sus emisiones anteriores.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

A Carlos Ladrón de Guevara le fue otorgado el Premio Pequeña Pantalla 2017 por su memorable trayectoria y aportes a los cambios tecnológicos en la TV cubana

Nos conocimos en un encuentro informal pero con una carga profesional grande, pues realizaría una entrevista a uno de los técnicos que más experiencia ha tenido sobre los cambios de plataforma tecnológica por los que ha pasado la Televisión cubana.

Con mucha modestia y en una nueva manera de sentirse útil desde la jubilación, Carlos Augusto Ladrón de Guevara Valdés valora que recibir el Premio Pequeña Pantalla 2017 “fue gratificante y muy emotivo. En mi modesta opinión considero que hay otras personas con más trayectoria que yo que se lo merecían”.

Sobre sus inicios en el Instituto Cubano de Radio y Televisión comenta: “Comencé en la Televisión a finales del año 1977, en el departamento de Video Tape como ingeniero y me mantuve allí por 15 años, fui del sindicato, del Partido y me llegué a desempeñar como Jefe de departamento.

“Cuando al inicio del Período Especial se realizaron todos los Congresos de las Organizaciones Políticas y de Masas, el del Partido Comunista de Cuba, el de los Pioneros, en fin. Se efectuaron en el Palacio de Convenciones de La Habana y tuve la dicha de participar como ingeniero de Video Tape en el montaje de los cubículos de ediciones y transmisiones que en aquel momento los realizaba Tele Rebelde, que era el canal informativo y ahora es el deportivo”.

0
0
0
s2sdefault

 

 Sitios web de los Canales Nacionales