0
0
0
s2sdefault

 Devenido luego Instituto Cubano de Radio y Televisión, se ha mantenido  junto al pueblo y su Revolución

Entre 1952 y 1958, el dictador Fulgencio Batista instauró una sangrienta dictadura que cobró 20 mil víctimas a la nación cubana. En la madrugada del primero de enero de 1959 -tras vaciar las arcas públicas- huye junto a sus principales colaboradores, evadiendo la justicia popular que se avecinaba con el triunfo inminente del Ejército Rebelde.

El 8 de enero siguiente, Fidel Castro arribó a La Habana en la Caravana de la Libertad, con el grueso de las fuerzas insurrectas, y se constituye el Gobierno Revolucionario.

Por entonces, nuestra radio poseía un vasto y pujante sistema: varias cadenas nacionales con planta matriz en La Habana[1]1 y una amplia red que abarcaba gran parte del archipiélago.[2]2

La televisión se inauguró oficialmente el 24 de octubre de 1950, con Unión Radio TV (Canal 4).

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

El Canal 12 en colores se inauguró el 19 de marzo de 1958, en las locaciones alquiladas por Pumarejo en el Hotel Habana Hilton. Fue bautizado tres días antes de la ceremonia oficial de apertura del magno hotel, por el sacerdote católico Ezequiel Iñaurreta.


Se hizo una producción en cadena con Telemundo para todo el país, desde las 9 y 30 de la noche. Como era miércoles, le tocaba salir al aire al programa Caravana Española, con el show de Miguel Herrero y su conjunto español. (1)

Además hicieron una programación especial de casi tres horas con la orquesta dirigida por Mario Romeu, el Ballet de Luis Trápaga. Debían presentarse las estrellas exclusivas de Escuela de Televisión: Lucho Gatica, Olga Guillot, Fernando Albuerne.

Nadie imaginó las vicisitudes de Gaspar Pumarejo, Otto Sirgo, Manuel Llerandi, Eduardo Caballero y demás organizadores y propietarios del Canal 12 S.A. para que la inauguración fuera lo más exitosa posible.

Aquel día habían aparecido muertos, con evidencias de haber sido salvajemente torturados, tres jefes del Movimiento 26 de Julio en la capital: Sergio González López (El Curita), Juan Borrel y Bernardo García Santos. Con el crimen de la policía, la tiranía se sintió más tranquila porque sabía del papel decisivo de El Curita en la organización de la Noche de las 100 bombas y en la Huelga General Revolucionaria en gestación.

Como Pumarejo había estado pidiendo permiso para inaugurar su canal, le exigieron ahora efectuarla de inmediato. Para la esperada ocasión, Lucho Gatica había llamado a su hermano Arturo y a la esposa, Hilda Sour, ambos cantantes, para actuar en la inauguración y en los programas de Escuela de Televisión, junto al pianista Jorge Astudillo. Todos estaban en La Habana.

Sin embargo, el ídolo chileno tuvo dificultades para actuar al preocuparle a la seguridad del hotel que el movimiento de una personalidad tan popular incentivara una acción o sabotaje en sus instalaciones. No pocos cuidados se tomaron también con los divos musicales cubanos: Olga Guillot y Fernando Albuerne.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

 Su aporte a los medios de comunicación es, tal vez, la zona menos conocida de su quehacer

Durante los años 50 pasados, varias empresas propietarias de radioemisoras crearon las   televisoras (Unión Radio TV, Canal 4), (CMQ TV, Canal 6) y (CMBF TV, Canal 7).

Este proceso generó el flujo de los creadores de la literatura o la publicidad a los medios de comunicación donde se potenció la simultaneidad-alternancia de funciones, actividades y disciplinas creativas que ampliaba sus horizontes profesionales, redimensionaba su quehacer creativo y aseguraba un sustento estable,  en tiempos donde las tarifas mediáticas eran pírricas.  

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

   Al pensar en ella, la primera imagen nos trae a la cubana genuina, llena de vida, que no se cansa de expresar sus argumentos con agudeza, pero certera, contra lo que estima es incorrecto. Al pensar en ella, se le imagina siempre alegre, optimista, combatiente, madre, abuela, amiga …

Por todas sus virtudes se hace difícil pensar que ya no está más, porque simplemente se nos va un día lluvioso de octubre, con sus lúcidos 87 años repletos de sueños.

Un premio merecido al amor

¡Qué alegría! Es 24 de octubre de 2014, 51 aniversario de la Televisión Cubana, cuando recibe el PREMIO NACIONAL DE TELEVISION. Y es que Mirta Muñiz Egea, es fundadora de este importante medio de masas, por partida doble. Primero en ocasión de la salida al aire del canal 4 Unión Radio Televisión en 1950 y más tarde su trabajo en las empresas de televisión y de publicidad nacionalizadas, que devino en la fundación del Instituto Cubano de Radio y Televisión, el 24 de mayo de 1962.

0
0
0
s2sdefault