0
0
0
s2sdefault

Los sesenta en el desarrollo cultural cubano se insertaron en un marco de relaciones internacionales de índole social, política y cultural que marcaron la ruptura con el establisment y el conservadurismo.

De ahí que las palabras de la doctora Graziella Pogolotti nos avalan este momento al destacar:

El triunfo de la Revolución Cubana se producía en un punto de giro de la historia, cuando los caminos parecían bifurcarse, y se inscribía, a pesar de haber surgido de manera autónoma, en un panorama internacional caracterizado por señales de cambio y por una identificación del debate de ideas. Proyectada hacia el mundo exterior, la Isla, hasta entonces circunscrita a su condición periférica, se convertía en una imagen simbólica de una realidad política con repercusiones en el campo cultural.  

Los intelectuales cubanos provenían en la etapa naciente de la Revolución de disímiles grupos estéticos y político-sociales, construidos identitariamente desde la resistencia cultural en contrapunto con el modelo neocolonial. Armonizaban en el tiempo de edificar una sociedad para resemantizar en ella las estrategias de vivir y de coexistir.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

 Actor insigne de los medios audiovisuales y el teatro cubanos

La  inauguración de la primera televisora cubana (Unión Radio TV, Canal 4) significó una oportunidad profesional para artistas, especialistas y comunicadores provenientes de las más disimiles especialidades y disciplinas artísticas.

La prioridad dada por nuestro sistema televisivo a los géneros y formatos dramatizados, unitarios o episódicos, se sustentó en el talento y experiencia de una vasta hornada de hombres y mujeres que habían transitado por la narración, la poesía, el teatro, el cine, la radio y la publicidad.

Muchos de los primeros fundadores televisivos emigrarían después hacia otras actividades y escenarios culturales. Pasado el tiempo, la mayoría de los cubanos olvidó su etapa de creatividad televisiva.

Vicente Revuelta ‒quien al paso del tiempo sería un excepcional pilar de la dramaturgia nacional‒ había nacido para el arte:  

Cantante en concursos de aficionados, cursó estudios de pintura en la Academia San Alejandro, que abandona para ingresar a la Escuela Municipal de arte dramático. Aun sin concluirla, con el Teatro Universitario amplía su repertorio clásico y representa obras en nuestras salas y visita otros países de la región. 

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

Valoraciones acerca de la introducción y desarrollo de esa tecnología en Cuba

Desde los años treinta pasados, Inglaterra y Alemania descollaron en el uso de la televisión en escenarios públicos. Durante el decenio siguiente, Estados Unidos crea importantes cadenas televisivas con fines comerciales.

El ámbito latino tuvo que esperar al último cuatrimestre de 1950 para inaugurar la programación regular continua en sus tres primeras televisoras, en Brasil, México y Cuba.

Por su propia naturaleza y esencia, el análisis histórico de los medios de comunicación electrónicos nacidos en el siglo XX se relaciona de manera directa con el desarrollo tecnológico alcanzado por los sistemas, fundamentalmente los de difusión de sus señales y la reproducción de imágenes.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

 Devenido luego Instituto Cubano de Radio y Televisión, se ha mantenido  junto al pueblo y su Revolución

Entre 1952 y 1958, el dictador Fulgencio Batista instauró una sangrienta dictadura que cobró 20 mil víctimas a la nación cubana. En la madrugada del primero de enero de 1959 -tras vaciar las arcas públicas- huye junto a sus principales colaboradores, evadiendo la justicia popular que se avecinaba con el triunfo inminente del Ejército Rebelde.

El 8 de enero siguiente, Fidel Castro arribó a La Habana en la Caravana de la Libertad, con el grueso de las fuerzas insurrectas, y se constituye el Gobierno Revolucionario.

Por entonces, nuestra radio poseía un vasto y pujante sistema: varias cadenas nacionales con planta matriz en La Habana[1]1 y una amplia red que abarcaba gran parte del archipiélago.[2]2

La televisión se inauguró oficialmente el 24 de octubre de 1950, con Unión Radio TV (Canal 4).

0
0
0
s2sdefault

 

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 A Clara Inocencia Castillo Alcántara

Con solo 9 años de edad, se inicia como locutora y actriz aficionada en un programa infantil en la emisora radial Radio Turquino, de Santiago de Cuba.

Con diversos premios y reconocimientos se graduó en la Escuela para Instructores de Arte en 1964. En 1968 comienza a trabajar en el Canal Tele Rebelde de Santiago de Cuba, como primera directora de programas de diferentes espacios Informativos, Infantiles, Juveniles,  Dramáticos, Musicales y Deportivos, así como de Eventos Especiales. En razón de ello ha obtenido un sinnúmero de premios y reconocimientos en Festivales Nacionales de Televisión y Caracol de la UNEAC.

Fue delegada al Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en 1989 y jurado del festival Internacional de Documentales “Santiago Álvarez in memorian” en el 2002.

Fue Presidenta del Consejo Artístico de Tele Turquino y Presidenta de la Comisión de Evaluación de esta entidad.

Leer más

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 a Enrique Alberto Bonne Castillo.

Fundador en 1968 del Canal Tele Rebelde.

Dirigió la programación musical y luego Director de Programación de ese Canal. Así mismo, Dirigió la Coral Tele Rebelde durante 19 años. Músico popular cubano, creador de ritmos, autor de varios temas musicales interpretados por su grupo y por diferentes agrupaciones, con una vasta trayectoria musical, dentro y fuera del ámbito nacional.

Nació en San Luis, Santiago de Cuba, el 15 de junio de 1926. Inició su carrera públicamente como autor musical en 1950.  Se graduó de locutor trabajando luego en radio Turquino y en ocasiones en Cadena Oriental de Radio, cuando radicaba en Santiago de Cuba.

leer más