Pin Pon, uno de los personajes infantiles más anclados en la memoria colectiva de Chile y que muchos lo recuerdan en Cuba. El actor Jorge Guerra interpretó al niño con cuerpo de algodón que se lava la carita con agua y con jabón fue protagonista del primer programa de la TV local dirigido a preescolares, emitido entre 1965 y 1974 y luego repuesto entre 1991 y 1992.Acompañado por Valentín Trujillo en el piano y con arreglos musicales y composiciones de Vittorio Cintolesi, el muñeco popularizó una serie de melodías como “Método”, “Mi lápiz” y la propia “Pin Pon”, que se instalaron en el cancionero infantil chileno más allá de la propia carrera actoral de su creador. Jorge Guerra murió en Santiago en 2009, tras haber llevado a su personaje por escenarios de Chile, Ecuador, Cuba y Europa, pero el recuerdo, la figura y las melodías de Pin Pon permanecen en la memoria de generaciones.

 

RECUERDOS EN BLANCO Y NEGRO

Cinco años de trabajo en la televisión y uno como actor de teatro eran la experiencia previa de Jorge Guerra antes de sentarse ante un espejo para maquillarse por primera vez como Pin Pon. Nacido en 1942, y tras estudiar pintura desde los ocho a los diez años en la Escuela Nacional de Bellas Artes de 1950 a 1952, el actor se inició en la TV entre 1960 y 1964, en el Canal 9 de la Universidad de Chile.

Además de su labor como director televisivo en Chile Films, de esa época data su primer programa para niños, “Tachito y Cototo”. Entre 1965 y 1969 continuó actuando en series de TV como “Juani en sociedad”, y en 1965 entró al Teatro Ictus. Fue como parte de esa compañía que recibió la invitación a inventar un nuevo espacio infantil, según anota el propio actor entre sus apuntes biográficos.

“Llegó el director de programación infantil de Canal 13 para pedirme que creara un programa con un personaje para niños preescolares. No existía un programa para ese segmento y estaban recién empezando los jardines infantiles”, recuerda Guerra, que iba a tener a dos figuras musicales aliadas en el arreglador y compositor Vittorio Cintolesi y el avezado pianista y director de orquesta Valentín Trujillo.

“Le puse Pin Pon porque era fácil de recordar, e hice las tres primeras canciones”, apunta el actor, quien también recuerda el origen de la más famosa de esas melodías. “Una vez me llamó una profesora de un jardín (infantil) y me contó que cantaba con los niños una canción de un muñeco Pin Pon, y era la misma historia. Entonces le tomé una característica musical. Sólo le cambiamos la melodía a la segunda estrofa, y en lugar de tener un cuerpo de cartón le pusimos cuerpo de algodón. Esa canción pertenece al patrimonio universal, nadie conoce a su autor”.

El personaje marcó desde entonces a millones de niños chilenos a través de las pantallas de los televisores nacionales, con la historia de un muñeco visible cada vez que el maestro Valentín Trujillo, luego de tocar unos acordes al piano, abría la tapa de la caja donde Pin Pon vivía para conversar con él. La noción del niño en miniatura, las canciones para lavarse los dientes, hacer las tareas o ir a dormir, los movimientos ascendentes y descendentes de la cámara cada vez que el muñeco asentía son parte de esas memorias infantiles de pantalla en blanco y negro. Y la cámara subjetiva que enfocaba desde abajo al pianista mientras hablaba con el muñeco transformaba a cada niño en Pin Pon.

LOS VIAJES DE PIN PON

El programa fue emitido entre 1965 y 1970 por Canal 13, y entre 1970 y 1974 por Televisión Nacional. En paralelo Jorge Guerra se mantuvo activo como actor de teatro y cine, en particular junto al realizador Helvio Soto, para quien actuó en las películas “ABC del amor” (1966), “Lunes 1°, domingo 7″ (1968), “Caliche sangriento” (1969) y “Voto + fusil” (1971). Pero el golpe militar de 1973 puso fecha de término a esa época, y pese a la popularidad de su personaje el actor debió salir al exilio al año siguiente.

“(“Pin Pon”) Fue el único programa que durante un año se grabó con militares armados dentro del estudio. Cuando yo alzaba la vista para decir ‘Amigo Valentín’, en el techo del canal había un boquete abierto y un soldado apuntándome para abajo”, recuerda. Guerra vivió el destierro en Perú (1974-1975), en Ecuador (1975-1982), donde formó una compañía de teatro y volvió a dar forma a Pin Pon para el canal de TV Ecuavisa, y en Cuba (1983-1990), donde vivió y trabajó siete años, tiempo parte del cual trabajó en el Conjunto Nacional de Espectáculo, junto a artistas como Alejandro García (Virulo) y Carlos Ruiz de la Tejera.

En 1990 volvió a Chile, y después de protagonizar una reposición del programa entre 1991 y 1992 en TVN, grabó por primera vez en discos el repertorio musical pimponesco. Canciones como “Pin Pon”, “Comer, me gusta comer”, “Me gusta el sol”, “Mi lápiz”, “Carabusín”, “Método” y otras como “Limpiando el aire”, “A plantar árboles”, “Plip plop, agua pura” y hasta un “Pin Pon rap” figuran en los álbumes Cantas, canto, cantemos (1993), De corazón a corazón (1996) y Limpiando el aire (2000), ya con nuevo repertorio dedicado al cuidado ambiental.

El personaje ganó vida sobre todo en los escenarios entre 1995 y 2003, con montajes en el centro cultural Montecarnelo o el Centro de Extensión UC de la capital, entre otros espacios. “A recreo con Pin Pon” (1995), “De corazón a corazón” (1996), “Al circo con Pin Pon” (2000), “Limpiando el aire” (2000), “Al teatro con Pin Pon” (2001), “Pin Pon al aire” (2002) y “Niños: protagonistas de la limpieza” (2003) son algunos de esos trabajos, que Jorge Guerra conjugó con videos educativos y giras nacionales e internacionales organizadas por la fundación gubernamental Integra y el Ministerio de Educación.

Como parte de esas giras actuó en Suecia, Noruega y Dinamarca en 2000; en Argentina, Italia, Francia y España en 2001, y en 2002 recibió un homenaje de la ecuatoriana Fundación Guayasamín por su trabajo en ese país. En Chile desempeñó en paralelo su oficio de actor en programas de TV o en la versión de la comedia musical La pérgola de las flores que la actriz y cantante Carmen Barros dirigió en 2003, y un año más tarde publicó su disco de poemas Memorias del alma (2004), firmado esta vez por Jorge Guerra. Aunque es Pin Pon su nombre más recordado. El actor murió el 6 de febrero de 2009 en Santiago, a causa de un infarto al corazón, pero perduran sus canciones, su maquillaje de muñeco niño y los mensajes que dejó escritos y llevó a los escenarios. “Ojalá no hagamos un país que valga la pena, sino un país que valga la alegría, y ojalá un país que no se crea la muerte, sino que se crea la vida”.

Escribir un comentario

Los mensajes que aqui se emiten son de caracter personal. No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo. Sus mensajes son leidos y analizados en las distintas instancias de la TV Cubana y se responden a traves de artículos o en la solución de los problemas.

Comentarios   

#2 Daysi 08-01-2016 14:14
Ami hasta los muñe me gusta,
NESECITO ME AYUDE MI NOMBRE HE INSCRIPCION FUE EL AÑO PASADO: NOMBRE FLOR USUARIO FLORROJA LO QUE SE ME PERDIO LA CONTRASEÑA NO SE QUE HICE..ESTA CUENTA ES DE MI COMPAÑERA ...AYUDENME...G RCIAS
#1 madeleyni 08-09-2015 14:52
muy bueno