0
0
0
s2smodern

Reseña sobre la trayectoria profesional de Eduardo Casado Remedios

La primera televisora cubana, Unión Radio TV (Canal 4) se inaugura oficialmente el 24 de octubre de 1950 y se nutre de los artistas, especialistas y técnicos más notorios de nuestra sociedad. Eduardo Casado Remedios (La Habana, 13 de octubre de 1913 - Caracas 7 de abril de 1954) fue uno de ellos.

Egresó del Bachillerato en el Colegio de Belén, cursó la carrera de Letras en la Universidad de Columbia y el primer año de Derecho en la Universidad de la Habana. No obstante, sus estudios de ballet y declamación en la academia Pro Arte Musical,  marcaron su vocación.

Cuentan que su debut actoral lo presenciaron famosos dramaturgos como Vilches y Eugenia Zufolli y que esta última, lo contrató de inmediato para su compañía, con la cual recorrió América con su personaje del Amigo Teddy.

Estando en Buenos Aires, Margarita Xirgu le ofreció el personaje de Fuenteovejuna que había interpretado en nuestra Plaza de la Catedral, y lo mantuvo como primer actor en toda la temporada.

En los años treinta pasados,  junto a Mario Barral López, declamó en emisoras radiales, actuó e interpretó poemas en el Teatro Martí. También cantó zarzuelas y operetas en dúo con Marina Ugetti.  

El 8 de mayo de 1935 participó en una función homenaje a Raquel Marquina en el selecto Teatro Auditórium. El 30 de mayo de 1936 como parte del Cuadro de Comedia1 de Antonio Joffre estrenó para la RCA Víctor la obra “Adúltera”, de José Martí - liderado por el Dr. Ernesto López Olivera y el propio Joffre2.

Ofreció recitales de poesía en la sociedad comunista Cuba nueva, donde la policía los atropelló. En diciembre de ese año, con una de estas actividades se despidió del público habanero en el Teatro Auditórium.

Entre enero de 1937 y enero de 1940, actuó y declamó en la capital argentina. En 1941, protagonizó en CMQ Radio, junto a Marta Martínez Casado, la radionovela “Ave sin nido”, de Leandro Blanco. Este fue uno de los primeros éxitos de la novela sentimental radial, considerada la primera obra episódica escrita expresamente para la radio, que el cine y la radio de América Latina replicaron luego hasta el cansancio. 

Desde 1944, con el seudónimo de Eduardo Caballero, actuó en Sopa de estrellas, de la productora Sthal. Igualmente apareció en Venus de fuego, junto a Meche Barba, Fernando Fernández y Olga Guillot, y Bailando en las nubes, junto a Che Reyes y Armando Soler. 

En 1948, cuando la prensa le consideraba “el mejor recitador de Cuba”, interpretó “La vida es sueño”, de Calderón de la Barca, en el Colegio de Belén, donde conoció a la actriz Raquel Revuelta.3

Participó en varias temporadas teatrales en el Teatro Principal de la Comedia y la  Academia de arte dramático. Allí dirigió a Raquel en “Juana de Lorena”; por la cual recibieron varios premios. 

En RHC, Cadena Azul tuvo varios espacios como: El bar melódico de Osvaldo Farres 4 (domingos, 9:00 p.m.), Ella y la otra (en las tardes, con Miriam Acevedo).

También participó en radionovelas. Se estrenó como pareja de Raquel Revuelta en “Esclavo de su pasado”. Pero sus discrepancias con su personaje -similar a Yarini- le hacen perder el papel. 

Integró el elenco de “Los siete escalones”, de Rubén Romeau, con Mario Barral y Elodia Riovega; así como de “El bebedor de sal”, de Alberto Arredondo, donde simultaneó a un viejo borracho y a un joven alegre.

Ese propio año, para El gran teatro radial (domingos, 11:30 a.m.) escrito por Leandro Blanco; actuó y debutó como director, mientras interpretó “Tardes de misterio”, con Rosita Mata, Luisa Mauban, Enrique de la Torre y Jorge Luís Nieto.

En agosto de 1949, Casado y Revuelta ofrecieron un recital poético en la Universidad de La Habana. 

Al año siguiente, él retornó al cine con “Siete muertes a plazo fijo”, de Manolo Alonso.

(Elenco: Raquel Revuelta, Maritza Rosales, Pedro Segarra, Rolando Rosell, Hugo Montes, Juan José Martínez Casado, Adolfo Otero, Carmen Ignarra, Alejandro Lugo y Juan José Castellanos).

En paralelo, el matrimonio de Casado y Revuelta alternaron la labor en RHC Cadena Azul con el Grupo teatral Escenario Libre, representando diversas obras en su tiempo libre, junto a Antonia Valdés, Fela Jar, Herminia Guzmán, Maria Antonia Rey, Elodia Somavilla, Raúl Selis, Paúl Díaz,  Reynaldo Miravalles, Armando Zequeira y Rogelio del Castillo. 

Ese mismo año fueron contratados en Unión Radio, donde asumen, entre otros, el   programa de poemas Viajes de ensueño; Radiodramas (con transmisiones diarias de 3:00 a.m. a 3:30 p.m., que presentaba obras del repertorio universal, escrito y dirigido por Luís Martínez Casado, con la narración de Enrique  Irigoyen. Integraban el elenco: Ada Bejar, Socorro González, Ernesto de Gali, Maruja González, Margarita Balboa, E. Gallardo, Margot Torralbas y Ricardo Román).

Otros programas fueron: El destino manda (10:00 a.m., escrito por Roberto Garriga, la narración de Roberto Canela, elenco: Marta Dissy, Herminia de la Fuente y Alfredo Perojo) y la radionovela “Cristina Guzmán”, de Francisco Zambrano (donde actuó junto a Marta Martínez Casado, bajo la dirección de Julio Lot y la narración de Ernesto de Gali).

En octubre, la empresa propietaria de esa radioemisora funda el Canal 4 (Unión Radio TV) y entre los artistas que alternaron ambos soportes se encontraba el  matrimonio de Casado y Revuelta. 

Allí, Celia Sara Ponce de León -personalidad del teatro nacional que había escrito y dirigido proyectos escénicos para Unión Radio, tras recibir entrenamiento de video en EE.UU., devino Directora de programación. Meses después, asumió integralmente los primeros proyectos teatrales del video nacional.

Eduardo Casado debutó en la pantalla chica con un personaje que narraba cuentos para niños en Los cuentos del abuelito y en Foto crimen, de RCA Víctor. Finalmente , compartió con Ponce la dirección de algunos proyectos escénicos fundacionales: en Canal 4, entre 1951-1953, Teatro del domingo, Grandes comedias del mundo, El spirit y Teledramas (con transmisiones los domingos a los 8:00 p.m.)   

En marzo de 1951, a las 3:00 p.m., estrena en Unión Radio –con el pseudónimo Luís Guzmán- la radionovela Nada más que una mujer. Le siguió, en julio, Cuando cantan las sirenas, donde Raquel reaparece tras el parto.  

Para el Canal  2 (Telemundo), en septiembre de 1953, Casado dirigió, en horario estelar, Martes de gala.

Desde fines de 1953, en la nómina de la Publicitaria ARS, lo contrataron en RCTV, Radio Caracas Televisión5 para actuar, escribir, adaptar, producir y dirigir proyectos televisivos. Muy pronto, se ganó los elogios de sus colegas y de la prensa.

Para febrero de 1954, esa televisora anunció el debut de Raquel Revuelta –a quien llamaban La Maria Félix cubana o la Ingrid Bergman de América Latina, pero su intenso trabajo en el Canal 4 (Un romance cada jueves, Teatro del hogar y Su programa Fab) genera la prohibición de la televisora cubana y el contrato6 no se ejecutó.  

El 7 de abril de 1954, mientras aportaba su versátil talento a esa televisora venezolana;   

Eduardo Casado falleció luego de interpretar “La Cenicienta”, en Cuentos del abuelito.

 

Referencias:

 

1 Junto a Guillermo de Mancha, Felisia Almevilia, Ricardo Florit y José López Ruiz.

2 La versión teatral se estrena el  8 de julio siguiente en el Teatro Principal de la Comedia: Decorados: José Hurtado de Mendoza; Diseños: José M. Acosta y presentación de Gonzalo de Quesada y Miranda - su promotor original-. Reitera el elenco radial dirigido por el Dr. Luís A. Baralt Zachieri – luego Director de La cueva, Teatro de arte de La Habana,  estrenado con Esta noche se improvisa de Pirandello.

3 Premio Nacional de televisión 2003. Se casan el siguiente noviembre y en marzo de 1951,  tiene su hijo Eduardo.  Ello explica que siendo fundadora de esta televisora no aparezca en sus primeros dramatizados.

Luego replicado en la televisión.

5 Esa planta -como la primera colombiana- también recibió en su etapa fundacional el aporte de numerosos técnicos y artistas cubanos.

6 Estimado en $1200 mensuales, cifra importante para la época.

 

 

 

Escribir un comentario

Comparta sus comentarios con los internautas


Código de seguridad
Refescar

Odalys Fuentes de Arma

Actriz dramática de la Televisión Cubana. De origen muy humilde, en su natal Jarahueca, Yaguajay, Sancti Spíritus se traslada a La Habana y se inicia en la televisión, como muchos otros artistas, al ser seleccionada como modelo en una Convocatoria para el programa realizado con motivo de la visita del cantante chileno Lucho Gatica.

La audición resultó un éxito y le llovieron las ofertas que la convirtieron en el rostro latinoamericano de importantes firmas comerciales de la época, lo que atrajo inmediatamente el interés de los artistas del /music hall/ y el teatro.

Fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión, descolló por su actuación como Marisela, la salvaje, virginal y recia pradera venezolana en la telenovela *Doña Bárbara*, y luego en *Tierra Brava* y el *El Naranjo del patio*.  Más de 27 personajes en series y novelas de la televisión la distinguieron con la condición de Artista de Mérito del Instituto Cubano de Radio y Televisión y el Premio ACTUAR 2016 por la obra de la Vida.

La audición resultó un éxito y le llovieron las ofertas que la convirtieron en el rostro latinoamericano de importantes firmas comerciales de la época, lo que atrajo inmediatamente el interés de los artistas del /music hall/ y el teatro.

Fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión, descolló por su actuación como Marisela, la salvaje, virginal y recia pradera venezolana en la telenovela *Doña Bárbara*, y luego en *Tierra Brava* y el *El Naranjo del patio*.

Miriam Mier Vidal

 Actriz, fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión. Distinguida con la condición de Artista de Mérito por su trayectoria de más cuatro décadas en la pantalla y la radio, donde condujo el espacio *Nosotras* por más de 17 años. Protagonizó la aclamada serie de televisión *Para empezar a vivir*, en la que interpretó los personajes Lidia y Raquel, emblemas de la participación de la mujer cubana en los Órganos de la Seguridad del Estado del Ministerio del Interior. En 1981 recibió el Premio Internacional de Actuación otorgado en el Noveno Festival de Plovdiv de Bulgaria, con la obra teatral “Dos Padres”, escrita y dirigida por Silvano Suárez. Su personaje de La Gaviota en la obra homónima de Antón Chéjov, coprotagonizada con Frank González, le valió el premio de Actuación Femenina otorgado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). Asimismo ha recibido 17 galardones por su trabajo como actriz, entre ellos, el primer Premio de Actuación Caricatos de 1997 y el Premio ACTUAR 2016 por la obra de la vida.

Luis Rielo Morejón

Actor, artista de Merito de la TV y fundador del ICRT, comenzó haciendo teatro, su primera actuación significó la realización de todos sus sueños. Consiguió el cariño y el respeto del pueblo gracias a su talento, dedicación y energía en la escena artística. Es ejemplo de humildad, honestidad y autenticidad. Su participación en entregas como *El hombre de Maisinicú*, *El brigadista*, *En silencio ha tenido que ser*, *Para empezar a vivi*r, que alcanzaron un alto impacto social, lo identifican con las vivencias del pueblo cubano en los acontecimientos que han estremecido a Cuba en estos años. Con más de 44 aventuras, en las que han primado la consagración y la solidaridad, como la reciente *LCB, Lucha contra bandidos*, le hicieron merecedor del Premio ACTUAR 2010 por la obra de la vida, otorgado por la Agencia Artística de Artes Escénicas.

 

Frank González Díaz

Actor, artista de Mérito de la TV y fundador del Icrt, conocido como el hombre de las mil voces por su participación en diversas producciones de animación realizadas por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos y en el Instituto Cubano de Radio y Televisión. Se inició como aficionado en grupos de teatro y musicales hasta que en 1967 comenzó a trabajar en el Icrt como diseñador de vestuario y decorador. Paralelamente cursó estudios de actuación con excelentes profesionales del radio y la televisión. Entre los reconocimientos recibidos por su labor se encuentran la Distinción por la Cultura Nacional, cuatro primeros premios de actuación en los Concursos Uneac de radio, así como el Primer premio en el Primer y Tercer Concurso Nacional de Doblaje; Premio de Narración y Actuación en Festivales de la Radio; Primer Premio de Actuación en Televisión en el Concurso Caricato 1999; Premio ACTUAR por la obra de la vida en 2016 y el reconocimiento de varias generaciones de cubanos por su desempeño como Elpidio Valdés.

 

 

 

Mario Balmaseda Maurisco

Poseedor de una obra con más de cinco décadas de prolífica existencia, que comenzó como aficionado en el teatro a finales del 60, en la primera Brigada de Teatro Obrero-Campesino. Formó parte también del Grupo de Teatro Ocuje y trabajó en obras como “María Antonia”. Luego estudió dramaturgia en la entonces República Democrática Alemana. Como director del Teatro Bertolt Brecht se consolida y dirige más de una decena de obras como “Andoba” y ha sido el autor de 13 piezas. Su trayectoria en la pequeña pantalla le ha legado al público que lo sigue inolvidables caracterizaciones en series como *Aventuras de Juan Quin Quín*, *En silencio ha tenido que ser*, *Un bolero para Eduard*o, y en telenovelas como *Si me pudieras querer* y *Añorado encuentro*. Entre los múltiples galardones de los que ha sido acreedor por su fecunda carrera se encuentran la Distinción por la Cultura Nacional, las órdenes Juan Marinello y Alejo Carpentier, otorgadas por el Consejo de Estado de la República de Cuba, la Máscara de Oro del Teatro Nacional alemán, el Premio Nacional de Teatro cubano en el año 2006 y numerosos lauros por mejor actuación masculina, mejor puesta en escena y mejor autor dramático, conferidos en disímiles concursos nacionales e internacionales.

Félix Pérez Ortiz

Inició su carrera en el medio televisivo en su provincia natal, Santiago de Cuba en los años 60. Al mismo tiempo comenzó a escribir para la radio y la televisión y otros espectáculos artísticos. Posteriormente es seleccionado para dirigir la Escuela de Formación de Actores de la antigua provincia de Oriente. Integró a la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR) donde fue nombrado responsable regional de cultura en la organización, que más tarde se convertiría en la Unión de Jóvenes Comunistas. En la década del 70 se une al trabajo de aficionados del Ministerio del Interior (Minint). En 1976 parte en misión cultural para la República Popular de Angola. A su regreso a Cuba es nombrado en Santiago de Cuba responsable de cultura del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). En el cine participó en las películas “La primera carga al machete”, “En el aire”, “Cuba en la garra del Águila”, “Habana Blues”, “Entre ciclones” y “El Benny”. Ha sido profesor de varias generaciones de actores en las especialidades de locución, narración y actuación radial. De sus actuaciones más memorables se destaca su intervención como actor y asistente de dirección en seriales como *En silencio ha tenido que ser* y *Julito el pescador*, gracias a las cuales se vincula al trabajo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) en la serie *La Botija* y en el Minint en sus estudios fílmicos en espacios como *Día y Noche*, *Patrulla 444* y *Tras la Huella*. Entre sus reconocimientos y distinciones se cuentan: Artista de Mérito del Icrt; Placa y Reconocimiento del Ministerio del Interior por su destacada labor artística; Reconocimiento como director de la Cruzada artística en homenaje al centenario de la muerte de José Martí; Medalla por el aniversario 40 de las FAR; Medalla Raúl Gómez García; Medalla José María Heredia; Sello Laureado por la Cultura Nacional; Distinción Gitana Tropical; Distinción Giraldilla de La Habana; Réplica del machete de Máximo Gómez y diversos Premios Caracol por sus brillantes actuaciones en varias telenovelas, seriales y festivales de la televisión y la radio cubanas.