Reseña sobre el teórico cubano de la comunicación con mayor notoriedad internacional

Enrique González-Manet y Garballo (La Habana, 1928- 1 de noviembre de 2015), de la mano de afán de superación, dedicó su vida al periodismo, la investigación, la docencia, la edición impresa, la diplomacia y a escribir.

Su discreción y humildad proverbiales le impedían hablar de sí mismo. Solo tras su fallecimiento y una ardua búsqueda, conocí los aportes a Cuba de este hombre a quien le sobraron tentadoras ofertas y ocasiones para emigrar. Ante la imposibilidad de resumir toda su obra en este texto, comparto con ustedes algunos de los momentos más importantes de su trayectoria:  

Entre 1944 y 1946 culmina la segunda enseñanza, comienza su vida laboral en la División de certificados del Ministerio de Comunicaciones, y cursa el primer año de la Escuela de Derecho en la Universidad de La Habana. No obstante, su vida tomará otros rumbos.

 

Desde 1946 escribió artículos sobre temáticas educativas en el periódico Mañana, en la sección cultural Pueblo y, durante un año, escribió Retratos históricos -semblanzas de tres minutos sobre personajes universales- y el Noticiero en Radio Cadena Habana.

En 1948 tradujo cables en el periódico Mañana1, donde un bienio después simultanea artículos literarios, análisis sociales y redacta la página internacional. Desde 1950 y por cuatro años estudia y egresa de la Escuela profesional de periodismo Márquez Sterling.2

Tras el triunfo de la Revolución en 1959, se incorpora a la vorágine transformadora de nuestra sociedad y estuvo entre los fundadores de numerosas organizaciones sociales3   y gremiales4. En lo profesional transita por:

1959-1960: Editorialista y reportero especial en el periódico Mañana Libre5.

1960-1962: Reportero especial6 y comentarista internacional en el periódico La calle7.

1961-1968: Articulista y reportero especial del periódico El Mundo8.

1962-1967: Especialista de la Dirección de información en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

1964: Delegado-invitado al I Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba

1966-1968: Dirige el equipo de reporteros en Conferencias Tricontinental, OLAS, y el Congreso cultural de La Habana.

1968: Miembro del equipo organizador y coordinador de los archivos centrales del Ministerio de Recuperación de bienes malversados.

1968-1971: Reportero especial, redactor de página ideológica y de cultura, ciencia y técnica del diario Granma. (Páginas 5 y Perfil G).

Desde los años sesenta dio sus primeros pasos en la docencia9:

1960-1962: Redacción y Psicología aplicada. Curso de liquidación de la Escuela profesional de periodismo “Márquez Sterling”.

1961-1962: Literatura hispanoamericana y cubana. Instituto de Segunda Enseñanza de Guanabacoa.

1963: Relaciones Públicas y Psicología aplicada. Centro de formación diplomática y consular del Ministerio de Relaciones Exteriores.

1967-1968: Prácticas periodísticas (Redacción y reportajes). Escuela de Periodismo, Universidad de La Habana.  

El decenio siguiente produjo un punto de giro en su actividad intelectual y profesional. Entre 1971 y 1986 fungió como Especialista en Comunicación del Ministerio de Relaciones Exteriores y dirigió la Revista de la Comisión Nacional Cubana de la UNESCO10.

Como experto cubano en información y comunicación, representó a Cuba en más de cien eventos internacionales de la ONU, la UNESCO, el Movimiento de los países no alineados, el Grupo de los 77, la Comisión de Coordinación de comunicación de los países socialistas, la Oficina Intergubernamental de Informática, la Agencia latinoamericana de servicios especiales de información, la Unión latinoamericana y caribeña de radiodifusión y numerosos organismos no gubernamentales en diversos países del mundo.

Integra la Asociación Internacional de investigadores de la Comunicación, la Comisión independiente Siglo XXI de la Unión latinoamericana y caribeña de radiodifusión (ULCRA), el Comité de información y la Comisión Política especial de la ONU en cuestiones relativas a la información y la comunicación social, y el Programa internacional de la UNESCO para el Desarrollo de la comunicación (PIDC).

Desde 1979 fue periodista e investigador del Centro de estudios de la difusión masiva de la Unión de Periodistas de Cuba, asesor de esa organización y consultor del Instituto de investigaciones de la Organización Internacional de Periodistas (OIP).

Investigador y comunicador marcado por la investigación crítica, escribió 14 libros sobre la computación, la cultura, la información, la comunicación y el impacto de las Nuevas tecnologías. Cientos de sus artículos están dispersos en revistas, organizaciones internacionales y sitios digitales.  

Desde 1987 fue especialista en comunicación e investigador del Centro de Documentación de la radio y la televisión cubanas, consultante y profesor del Centro de Estudios y miembro del Consejo Técnico-asesor del ICRT.

Antes de estar formalmente con nosotros -en solitario o en equipo- aportó su vasta cultura y sabiduría a importantes diagnósticos e investigaciones sobre la evolución de la radio, la televisión, el cine y el video cubanos11.

Profesor y colega admirado, estaba muy cercano a mis afectos. Manet –como le decíamos todos- fue el tutor de la tesis de Maestría en Ciencias de la Comunicación de mi esposo Víctor González –ya fallecido-, sobre Los consorcios transnacionales de la información y el entretenimiento.

En febrero de 2011, cuando se produjo el lanzamiento en la Fortaleza Morro-Cabaña de mi libro Hitos fundacionales televisivos; asumió mi presentación como investigadora de la historia televisiva cubana y elogió mi texto con frases que me resultan inolvidables. A ese momento corresponden las fotos que acompañan este artículo.

En Enrique González-Manet y Garballo confluyeron múltiples habilidades y capacidades profesionales adquiridas en su fructífera existencia, así como un intelecto despierto que en su madurez gestó a un teórico de la comunicación excepcional.

Armado del método de análisis marxista avizoró, mucho antes que importantes gurúes de fama internacional, las amenazas evidentes –y las solapadas y esquivas– del impacto económico, social, político, ideológico y cultural de las Nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Sin embargo, pocos cubanos conocen su obra y que su sabiduría, capacidad investigativa, agudeza y visión política-ideológica le convirtieron, desde hace mucho, en el teórico cubano de la comunicación con mayor notoriedad internacional.

Notas

[1] Hasta 1958.

2 El 18 de abril de 1955, el Colegio Nacional de Periodistas le otorgó el título de Colegiado en esa profesión.

3 Milicias Nacionales Revolucionarias y Comité de Defensa de la Revolución.

4 Unión de Periodistas de Cuba

5 Posteriormente denominado Diario Libre.

6 Corresponsal de guerra: Invasión mercenaria a Playa Girón (1961) y Crisis de Octubre (1962) -Puesto de mando del Comandante José Ponce-.  

7 Posteriormente, La calle.

8 Enviado especial: Operación rescate. Ciclón Flora (1963), dirigida por el Comandante en Jefe.

9 Otros (1983-1986): Nuevo orden internacional de la información y la comunicación. Instituto Internacional de Periodismo José Partí. Como Profesor Titular de la Facultad de Comunicación impartió múltiples conferencias y guió trabajos de diplomas y de grados científicos. Entre sus primeras conferencias en universidades foráneas destacan: Moscú, Lepzig (1981), Praga (1983),Venezuela (1984), Panamá, Nicaragua (1988), Sao Paulo, Río de Janeiro y UNAM –México- (1990).

10 Desde 1964, fue su autor y editor integral. Desde 1977, centrado en las Nuevas tecnologías de la información, la comunicación y la informática, publicó importantes textos de teóricos internacionales de la comunicación.

11 Fundador del Movimiento Nacional de Video.

 

 

Escribir un comentario

No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo