0
0
0
s2smodern

La Radio cubana a menos de una década de inaugurarse oficialmente en Octubre de 1922, incursionó en los dramatizados radiales. Hoy les propongo un recorrido por algunas de las principales emisoras habaneras que en la década del 30 del Siglo XX cubano, propiciaron el desarrollo del drama radial.

La emisora PWX (Cuban Telephone Co.), después con el indicativo de CMC, posee el registro más antiguo en la inserción de las historias de ficción dramatizadas dentro del formato radiofónico cubano. En ella Sergio Acebal, figura del teatro bufo y Pepe del Campo, comenzaron el preludio de estos géneros y a fines de 1929, Enriqueta Sierra dirigió la primera adaptación radial de una obra teatral. En esta planta trabajaron Guillermo de Mancha y Marcelo Agudo, paradójicamente siendo la emisora que propició este género de programación, culminó sus transmisiones en 1934, fecha en que se inicia el despegue.

Fue esta década la del auge de la adaptación de numerosas obras teatrales a la Radio en los espectáculos hablados o radioteatros que mezclaban comedias, dramas, tragedias, zarzuelas y operetas, las obras del vernáculo y el teatro clásico español, iniciadas con la interpretación de pequeños parlamentos declamatorios y monólogos, que generaron dos vertientes fundamentales:

*los espacios estrictamente teatrales que hasta un momento fueron llamados radioteatros y *los dramatizados seriados que inicialmente se incluyeron también en la denominación genérica de espectáculos hablados y años más tarde fueron conocidos como los géneros de Aventuras y de Radionovelas.

Reiteramos que estos primeros radioteatros radiales en las puestas de obras teatrales reproducían casi exactamente las prácticas de los escenarios del Teatro en su transmisión a la Radio, entre ellas la delimitación de actos con hipotético izar de cortinas y menciones comerciales en los entreactos y ocasionalmente números musicales interpretados por las grandes figuras de su época.

A fines de 1929, Radio García Serra, la emisora local ubicada en uno de los pisos superiores del Hotel Plaza, reproducía algunas de estas obras con ligeras adecuaciones al soporte radial. Entre sus primeros libretos escritos expresamente para la Radio estuvo “En las costas de Gran Bretaña” de José Giralt. En 1943, en su cuadro de comedias, estaban entre otros Ricardo Román que posteriormente incursionaría en la Televisión cubana y en el Cine mexicano.

La emisora 2LR, propiedad de Luis Casas Romero (luego bajo el indicativo de CMCW, en la Loma del Mazo, barriada de La Víbora) transmitió una de las primeras emisiones de teatro cuando, una vez mas la genial Enriqueta Sierra, recitó e interpretó sus propios monólogos y libretos abriendo el camino para el teatro en nuestra Radio.

La consolidación del espectáculo radial dramatizado se produjo en la CMW, “La Voz de las Antillas” emisora instalada en el periódico Diario de la Marina, iniciada con el indicativo de 2WX. Fue en el espacio La Hora Multiple de Luis Aragón Dulzaides, donde la imprescindible, Enriqueta fue figura central y directora artística del “cuadro de comedias”, designación utilizada en la época para identificar el cuadro dramático que nucleaba el elenco actoral de las emisoras, generalmente integrado por artistas provenientes del teatro y algunos aficionados y que el 30 de Octubre de 1931, estrenó “Mamá” de Gregorio Martínez Sierra, la primera comedia radial cubana -tres actos de forma continuada- protagonizada y dirigida por Enriqueta. Entre los participantes en esta primera etapa de este programa estaban Maria Guerrero (España), Conchita Nogara, Carmelina Pérez, Arturo Hernández, Celia Adams (México), Pablo Medina, Antonio Valladares, Tomadita Núñez, Hortensia Coalla y Rosario García.

En 1934 en la programación radial de las emisoras habaneras, solo 8 espacios se dedicaban a las comedias, las zarzuelas y los dramas, situación que en menos de 4 o 5 años cambiaría radicalmente.

Entre 1935-1936, La Hora Múltiple junto a Radioteatro Ideas Pazos de Rufino Pazos ofreció las más gustadas Zarzuelas y Operetas y junto a Propagandas Joffre de Antonio Joffre, eran la trilogía de programas que acaparaban la audiencia radial, antes que el espacio La Hora Múltiple se trasladara para CMQ Radio.

Por su parte Radioteatro Ideas Pazos se mantuvo entre las décadas del 30 al 40 y tuvo un privilegiado elenco, entre ellos a Eduardo Casado, quien posteriormente se destacaría como actor y también en la TV.

Marcelo Agudo llevó su Cía. radiofónica desde 1933 a la emisora 2JK, Radio Lavín, construida por Adolfo Gil inicialmente en los locales del Cabaret Tokio y el Summer Casino en la Habana Vieja y que a fines de los años 30, devino CMX y radicaba en Oficios y Obrapía, donde el publicitario Antonio Joffre sustentó su cuadro de comedias, bajo la dirección de Guillermo de Mancha con este tipo de programación.

Agudo más tarde, pasó a CMYC Radiodifusión O’SHEA, con su compañía radiofónica y por casi un quinquenio fue favorito en horarios nocturnos. Para 1937, el cuadro dramático de la emisora que dirigía, tenia entre sus primeras figuras a Enrique Santiesteban y luego sumaria otros como Pilar Bermúdez, Marina Rodríguez, Eduardo Egea, Idalberto Delgado y Pedro Segarra, todos los cuales se destacarían posteriormente también en la TV.

Una de las emisoras que lidereó la producción de programas dramatizados años mas tarde, fue la CMQ (surgida como 20H), el 18 de julio de 1928 en su sede de 25 entre 6 y 8 en el Vedado fundada por José Fernández Suviaur. Luego cambió indicativos para CMCB y finalmente CMQ, por aumento de su potencia hasta que Miguel Gabriel, vendedor de la casa Stowres, la compró y en 1933, se asoció con Angel Cambó, dueño de un reducido establecimiento denominado “La Casa de las Medias”, razón por la cual desde el 12 de Marzo de ese propio año la emisora se denominó CMQ, La Casa de las Medias, que pasó a un nuevo edificio en Monte y Prado entre 1937 y 1948. En 1943, es comprada a la mitad por los hermanos Mestre - Espinosa, que ingresaron así a la radiofonía. Finalmente la emisora, en 1948, pasó al Vedado al inaugurarse el actual edificio Radiocentro.

Entre sus principales méritos en esa década estuvo la creación de un cuadro de comedias que mantuvo el espacio La Hora Múltiple creado por Luis Aragón Dulzaides en otra emisora y que al trasladarse este publicitario hacia CMQ también cambió de planta, que obtuvo una de los mayores audiencias radiales; junto al espacio de Aventuras “Los Episodios de Pepe Cortés”, de Vicente Morín y “El suceso del día”, escrito por Germinal Barral (Don Galaor) autor también de “El semanario CMQ” de Sucesos Mundiales.

No podemos dejar de mencionar El Progreso Cubano (indicativo 2AF), fundada el 15 de Diciembre de 1929 por Domingo Fernández, dueño junto a sus hijos Manolo y Ovidio, del establecimiento homónimo en Monte 139 del que toma su nombre. En 1930, tomó el indicativo de CMBC. El 17 de Noviembre de 1949, los hermanos Fernández fundaron Estaciones Radiodifusoras Radio Progreso, S.A., y su presidencia la asumió Manuel Fernández Balmaseda, cambiando su denominación a la actual Radio Progreso. El 28 de Octubre de 1953, inauguró sus nuevas instalaciones en Infanta 105 al 109 y devino cadena nacional.

Fue allí donde en los años 30, Luis Manuel Martínez Casado y su hermana Marta crearon su primer cuadro de comedias y su concurso radioteatral para captar actores para este género.

La Cadena Oriental de Radio que surgió en la región oriental del país, posteriormente se trasladó La Habana, convirtiéndose en cadena nacional que desapareció a fines de los 50. En 1939 su cuadro dramático integró entre otros a Mercy Lara, Néstor de Barbosa, Juan Carlos Romero y Alfonso Beltrán, con reconocida trayectoria en el Teatro, la Radio y la Televisión cubanas años mas tarde.

Otra de esas famosas emisoras fue Radio Autran CMYC. En 1933, tenía un fuerte cuadro de comedias integrado entre otros por Sol Pinelli, Marcelo Agudo y Pilar Bermúdez y que seria después el embrión de RHC, Cadena Azul.

La emisora CMZ perteneciente al Ministerio de Educación, surgió en 1939 y creó el “Gran Teatro del Aire” que respaldaba un gran cuadro de comedias integrado por Fedora Capdevila, Araceli Torres, Antonio Valladares y Mary Munné que en 1957, aun se mantendría los Domingos a las 6 p.m., bajo la dirección de Fermín Méndez.

Es precisamente en la década del 30 donde la mayoría de las emisoras habaneras potenciaron el género dramatizado radial cubano en dos grandes vertientes:

*la estrictamente teatral diversificada en el vernáculo, la zarzuela y el teatro clásico (fundamentalmente español) y *los dramatizados de ficción no teatrales, fundamentalmente los géneros de Aventuras y las Radionovelas.

Los radioteatros son elementos indisolubles en la historia de la Radio cubana desde la década del 30 del Siglo XX hasta nuestros días, pero tuvieron desde entonces una resonancia especial dentro del sistema de la Industria Cultural de América Latina hasta la década del 50 del Siglo pasado.

Los dramatizados, muy especialmente los de formato seriado surgieron también en la década del 30 en la Radio cubana, en los géneros de Aventuras y en las Radionovelas que desarrolladas en Cuba y se expandieron a la Región en múltiples soportes y variantes, entre ellas el flujo de las historias, argumentos, los guionistas, los guiones impresos y reproducciones en placas y hasta la cobertura fuera de fronteras de las emisoras radiales habaneras, pero ya esa es otra historia que analizaremos en otro momento.

Comments are now closed for this entry

Odalys Fuentes de Arma

Actriz dramática de la Televisión Cubana. De origen muy humilde, en su natal Jarahueca, Yaguajay, Sancti Spíritus se traslada a La Habana y se inicia en la televisión, como muchos otros artistas, al ser seleccionada como modelo en una Convocatoria para el programa realizado con motivo de la visita del cantante chileno Lucho Gatica.

La audición resultó un éxito y le llovieron las ofertas que la convirtieron en el rostro latinoamericano de importantes firmas comerciales de la época, lo que atrajo inmediatamente el interés de los artistas del /music hall/ y el teatro.

Fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión, descolló por su actuación como Marisela, la salvaje, virginal y recia pradera venezolana en la telenovela *Doña Bárbara*, y luego en *Tierra Brava* y el *El Naranjo del patio*.  Más de 27 personajes en series y novelas de la televisión la distinguieron con la condición de Artista de Mérito del Instituto Cubano de Radio y Televisión y el Premio ACTUAR 2016 por la obra de la Vida.

La audición resultó un éxito y le llovieron las ofertas que la convirtieron en el rostro latinoamericano de importantes firmas comerciales de la época, lo que atrajo inmediatamente el interés de los artistas del /music hall/ y el teatro.

Fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión, descolló por su actuación como Marisela, la salvaje, virginal y recia pradera venezolana en la telenovela *Doña Bárbara*, y luego en *Tierra Brava* y el *El Naranjo del patio*.

Miriam Mier Vidal

 Actriz, fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión. Distinguida con la condición de Artista de Mérito por su trayectoria de más cuatro décadas en la pantalla y la radio, donde condujo el espacio *Nosotras* por más de 17 años. Protagonizó la aclamada serie de televisión *Para empezar a vivir*, en la que interpretó los personajes Lidia y Raquel, emblemas de la participación de la mujer cubana en los Órganos de la Seguridad del Estado del Ministerio del Interior. En 1981 recibió el Premio Internacional de Actuación otorgado en el Noveno Festival de Plovdiv de Bulgaria, con la obra teatral “Dos Padres”, escrita y dirigida por Silvano Suárez. Su personaje de La Gaviota en la obra homónima de Antón Chéjov, coprotagonizada con Frank González, le valió el premio de Actuación Femenina otorgado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). Asimismo ha recibido 17 galardones por su trabajo como actriz, entre ellos, el primer Premio de Actuación Caricatos de 1997 y el Premio ACTUAR 2016 por la obra de la vida.

Luis Rielo Morejón

Actor, artista de Merito de la TV y fundador del ICRT, comenzó haciendo teatro, su primera actuación significó la realización de todos sus sueños. Consiguió el cariño y el respeto del pueblo gracias a su talento, dedicación y energía en la escena artística. Es ejemplo de humildad, honestidad y autenticidad. Su participación en entregas como *El hombre de Maisinicú*, *El brigadista*, *En silencio ha tenido que ser*, *Para empezar a vivi*r, que alcanzaron un alto impacto social, lo identifican con las vivencias del pueblo cubano en los acontecimientos que han estremecido a Cuba en estos años. Con más de 44 aventuras, en las que han primado la consagración y la solidaridad, como la reciente *LCB, Lucha contra bandidos*, le hicieron merecedor del Premio ACTUAR 2010 por la obra de la vida, otorgado por la Agencia Artística de Artes Escénicas.

 

Frank González Díaz

Actor, artista de Mérito de la TV y fundador del Icrt, conocido como el hombre de las mil voces por su participación en diversas producciones de animación realizadas por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos y en el Instituto Cubano de Radio y Televisión. Se inició como aficionado en grupos de teatro y musicales hasta que en 1967 comenzó a trabajar en el Icrt como diseñador de vestuario y decorador. Paralelamente cursó estudios de actuación con excelentes profesionales del radio y la televisión. Entre los reconocimientos recibidos por su labor se encuentran la Distinción por la Cultura Nacional, cuatro primeros premios de actuación en los Concursos Uneac de radio, así como el Primer premio en el Primer y Tercer Concurso Nacional de Doblaje; Premio de Narración y Actuación en Festivales de la Radio; Primer Premio de Actuación en Televisión en el Concurso Caricato 1999; Premio ACTUAR por la obra de la vida en 2016 y el reconocimiento de varias generaciones de cubanos por su desempeño como Elpidio Valdés.

 

 

 

Mario Balmaseda Maurisco

Poseedor de una obra con más de cinco décadas de prolífica existencia, que comenzó como aficionado en el teatro a finales del 60, en la primera Brigada de Teatro Obrero-Campesino. Formó parte también del Grupo de Teatro Ocuje y trabajó en obras como “María Antonia”. Luego estudió dramaturgia en la entonces República Democrática Alemana. Como director del Teatro Bertolt Brecht se consolida y dirige más de una decena de obras como “Andoba” y ha sido el autor de 13 piezas. Su trayectoria en la pequeña pantalla le ha legado al público que lo sigue inolvidables caracterizaciones en series como *Aventuras de Juan Quin Quín*, *En silencio ha tenido que ser*, *Un bolero para Eduard*o, y en telenovelas como *Si me pudieras querer* y *Añorado encuentro*. Entre los múltiples galardones de los que ha sido acreedor por su fecunda carrera se encuentran la Distinción por la Cultura Nacional, las órdenes Juan Marinello y Alejo Carpentier, otorgadas por el Consejo de Estado de la República de Cuba, la Máscara de Oro del Teatro Nacional alemán, el Premio Nacional de Teatro cubano en el año 2006 y numerosos lauros por mejor actuación masculina, mejor puesta en escena y mejor autor dramático, conferidos en disímiles concursos nacionales e internacionales.

Félix Pérez Ortiz

Inició su carrera en el medio televisivo en su provincia natal, Santiago de Cuba en los años 60. Al mismo tiempo comenzó a escribir para la radio y la televisión y otros espectáculos artísticos. Posteriormente es seleccionado para dirigir la Escuela de Formación de Actores de la antigua provincia de Oriente. Integró a la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR) donde fue nombrado responsable regional de cultura en la organización, que más tarde se convertiría en la Unión de Jóvenes Comunistas. En la década del 70 se une al trabajo de aficionados del Ministerio del Interior (Minint). En 1976 parte en misión cultural para la República Popular de Angola. A su regreso a Cuba es nombrado en Santiago de Cuba responsable de cultura del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). En el cine participó en las películas “La primera carga al machete”, “En el aire”, “Cuba en la garra del Águila”, “Habana Blues”, “Entre ciclones” y “El Benny”. Ha sido profesor de varias generaciones de actores en las especialidades de locución, narración y actuación radial. De sus actuaciones más memorables se destaca su intervención como actor y asistente de dirección en seriales como *En silencio ha tenido que ser* y *Julito el pescador*, gracias a las cuales se vincula al trabajo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) en la serie *La Botija* y en el Minint en sus estudios fílmicos en espacios como *Día y Noche*, *Patrulla 444* y *Tras la Huella*. Entre sus reconocimientos y distinciones se cuentan: Artista de Mérito del Icrt; Placa y Reconocimiento del Ministerio del Interior por su destacada labor artística; Reconocimiento como director de la Cruzada artística en homenaje al centenario de la muerte de José Martí; Medalla por el aniversario 40 de las FAR; Medalla Raúl Gómez García; Medalla José María Heredia; Sello Laureado por la Cultura Nacional; Distinción Gitana Tropical; Distinción Giraldilla de La Habana; Réplica del machete de Máximo Gómez y diversos Premios Caracol por sus brillantes actuaciones en varias telenovelas, seriales y festivales de la televisión y la radio cubanas.