0
0
0
s2sdefault

 Su aporte a los medios de comunicación es, tal vez, la zona menos conocida de su quehacer

Durante los años 50 pasados, varias empresas propietarias de radioemisoras crearon las   televisoras (Unión Radio TV, Canal 4), (CMQ TV, Canal 6) y (CMBF TV, Canal 7).

Este proceso generó el flujo de los creadores de la literatura o la publicidad a los medios de comunicación donde se potenció la simultaneidad-alternancia de funciones, actividades y disciplinas creativas que ampliaba sus horizontes profesionales, redimensionaba su quehacer creativo y aseguraba un sustento estable,  en tiempos donde las tarifas mediáticas eran pírricas.  

Así la narrativa literaria, el periodismo y la publicidad nutrieron a la radiofonía, al cine y finalmente a la televisión. La pujanza y competitividad del sistema electrónico cubano forjó su talento y les hizo triunfar en nuestro patio y en todo el continente americano

Hoy, cuando la mayoría de los cubanos identifican a Enrique Pineda Barnet como un cineasta legendario, vale recordar sus múltiples roles en las Artes Escénicas, la Literatura, la Pedagogía y la Comunicación. Su aporte a los medios de comunicación es, tal vez, la zona menos conocida de su quehacer:  

De niño vivía en el Edificio Palace1 y ello lo acerca a la emisora CMCD, Radio Popular Cubana, que operaba en su torre -donde conoce al actor Enrique Santiesteban- y al  Teatro Riviera; allí debuta cantando y bailando rumba, pintado como un negrito del bufo.   

Luego, en RHC, Cadena Azul, y Unión Radio, canta, actúa y hace locución-producción y hasta escribe la radionovela El clavel de la montaña, en la cual debuta Consuelo Vidal, preludio de sus interpretaciones varias en las tablas habaneras:

En 1950, al inaugurarse la programación de CMQ TV - nuestra segunda televisora- Pineda Barnet actúa y escribe relatos para Tensión en el Canal 6, espacio fundacional creado por Marcos Bhemaras.  

Después le brinda  popularidad, en 1952, su exitosa actuación en la obra teatral Lila, la mariposa.

Poeta y autor de Siete cuentos para un suicidio, en 1953, obtuvo el Premio Nacional de Literatura Hernández Catá; siendo el autor cubano más joven en recibirlo. De ahí pasa a la televisión.

De su trayectoria en el medio vale destacar los siguientes ejemplos:

1953, CMQ TV, en la Gran Revista Hallicrafters. Frigidaire2 (Martes, 9:00 p.m. a 9:30 p.m.)3, patrocinada por la norteña General Motors, sus relatos dramáticos se alternan con interpretaciones musicales y danzarias. Los protagonistas eran Enrique Santiesteban y Dalia Iñiguez. De la Producción – Dirección se encargaba Ernesto Casas4, de la Dirección musical: Roberto Valdés Arnau y de la Escenografía: Luis Márquez.

Durante julio y noviembre de ese año estrena Trinidad de Cuba,5 Viaje al sueño,6 Viaje musical, Camagüey, región prócer7, PARIS 538 y Farsa de balcón a jardín.9

Para Canal 2 (Telemundo) escribe desde julio: Martes de Gala, Drama con Velia (8:00 p.m. a 8:30 p.m.) y Martes del Café Pilón10.                                                     

Con la producción-dirección de Ernesto Casas, en 1954 escribe para CMQ TV: Dos Y Uno, Tres (Comedia musical interpretada por Santiago Ríos y Leila Fraga); A las nueve y media en punto (suspenso); Momentos musicales de Sábanas Palacios.

Tras consolidarse como guionista en la ficción televisiva, deviene realizador de anuncios televisivos en la publicitaria Guastella Mc Erickson; donde monta y dirige espectáculos y coreografías.

Luego, en la agencia SABATES imparte Redacción de textos y realiza, entre otros anuncios, aquel del jabón de baño Camay rosado -donde Sara Montiel en una bañera se cubre solo con la espuma del jabón, que le valió un importante premio publicitario.    

También fue panelista en La Universidad el aire y hasta dirigió ocasionalmente el show que la empresa CMQ realizaba  en su Teatro Radiocentro.

Al triunfo de la Revolución fue el primero en responder a la convocatoria de Fidel desde una comparecencia televisiva para crear un contingente de maestros voluntarios que  alfabetizaran en las serranías orientales, vocación pedagógica que aún le acompaña. 

En el futuro forjará una hermosa trayectoria en la ficción cinematográfica pero pocos recuerdan que esa semilla germinó años atrás cuando dio sus primeros pasos en nuestra radio y nuestra televisión.

La mirada retrospectiva a nuestra historia televisiva fundacional  sorprende con los aportes de múltiples creadores o intérpretes que con el tiempo alcanzarían notoriedad en otros ámbitos.

Notas:

  • [1]  Sito en G y 25, El Vedado. Fue el primer edificio de apartamentos rentados de La Habana.
  •  
  • 2 También conocido como La universidad del amor.
  •  
  • 3 Elenco: Conchita Brando, Manolo Albán,  Alicia Agramonte, Margarita Martínez Casado, Lupe Suárez, Tito Álvarez, Rafael Corea, Julia Astoviza, Farías, Elina Ferrán, Michel Allard, Lupe Santos, Margarita Sierra, Isidro Cámara, Armando Soler, Victoria Alonso Marta, Tato y Vidal. Dúo Espirituano, Coro de Gustavo Roig,  Conjunto de Eduardo Saborit, Ballet CMQ TV y Cuarteto Llopiz.
  • 4 Exclusivo de la Publicitaria Guastella.
  •  
  • 5 Estrenado el 18 de julio de 1953.
  •  
  • 6 Estrenado en la semana siguiente, se consideró un programa experimental porque solo Dalia aparecía en cámara, el resto actuaba en off.
  • 7 Estrenado el 15 de septiembre de 1953. Elenco: Eduardo Saborit y su conjunto de guitarras, Conchita Brando, Rafael Correa y Tito Álvarez.
  •  
  • 8 Estrenado el 3 de noviembre siguiente. Elenco: Julia Astoviza, Daniel Farías, Elina Ferrán, Michel Allard,  López Santos y el Ballet CMQ TV.
  •  
  • 9 Su último libreto para este espacio se emitió el 20 de noviembre de 1953. Elenco: Dulce Whoner, la soprano Marta Pérez,  Margarita Sierra, Isidro Cámara, Armando Soler, Armando Roblán, Conchita Brando, Victoria Alonso y el Ballet CMQ TV.
  •  
  • 10 Producción - Dirección: Rodolfo Pérez Peñalver y después Antonio Vázquez Gallo.

Comentarios   

#1 leandro 21-12-2017 15:12
Me encanta la televisión cubana, yo digo que soy fanatico de ella.
Reportar al moderador

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

 

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 A Clara Inocencia Castillo Alcántara

Con solo 9 años de edad, se inicia como locutora y actriz aficionada en un programa infantil en la emisora radial Radio Turquino, de Santiago de Cuba.

Con diversos premios y reconocimientos se graduó en la Escuela para Instructores de Arte en 1964. En 1968 comienza a trabajar en el Canal Tele Rebelde de Santiago de Cuba, como primera directora de programas de diferentes espacios Informativos, Infantiles, Juveniles,  Dramáticos, Musicales y Deportivos, así como de Eventos Especiales. En razón de ello ha obtenido un sinnúmero de premios y reconocimientos en Festivales Nacionales de Televisión y Caracol de la UNEAC.

Fue delegada al Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en 1989 y jurado del festival Internacional de Documentales “Santiago Álvarez in memorian” en el 2002.

Fue Presidenta del Consejo Artístico de Tele Turquino y Presidenta de la Comisión de Evaluación de esta entidad.

Leer más

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 a Enrique Alberto Bonne Castillo.

Fundador en 1968 del Canal Tele Rebelde.

Dirigió la programación musical y luego Director de Programación de ese Canal. Así mismo, Dirigió la Coral Tele Rebelde durante 19 años. Músico popular cubano, creador de ritmos, autor de varios temas musicales interpretados por su grupo y por diferentes agrupaciones, con una vasta trayectoria musical, dentro y fuera del ámbito nacional.

Nació en San Luis, Santiago de Cuba, el 15 de junio de 1926. Inició su carrera públicamente como autor musical en 1950.  Se graduó de locutor trabajando luego en radio Turquino y en ocasiones en Cadena Oriental de Radio, cuando radicaba en Santiago de Cuba.

leer más