0
0
0
s2smodern

Acerca de las transmisiones de filmes norteamericanos doblados al español en Cuba y otros países del continente americano

Las alianzas entre las artes escénicas, la información, el periodismo, la comunicación comercial, el teatro, el cabaret, la publicidad y la filmografía tuvieron sus primeros hitos nacionales en la medianía de los años treinta pasados1. La radiodifusión devino la columna vertebral de esta sinergia   intersectorial que imbricaba a diversos actores, agentes, soportes y actividades con creadores, intérpretes, técnicos, especialistas y ejecutivos, quienes compartían tecnologías, producciones, contenidos simbólicos, figuras, proyectos y prácticas comunicativas, mercantiles y culturales.

En octubre de 1950, el Canal 4 (Unión Radio TV) inauguró su programación ininterrumpida con escasos foros. Para suplir esta carencia, realizó espectáculos en cine-teatros y acudió a los controles remotos en exteriores2. La mayoría de las imágenes insertadas3 en su realización-difusión en tiempo real –aún no existían las cintas magnéticas o video tape– provenía de cámaras cinematográficas de diverso metraje.

Cuando CMQ TV (Canal 6) inició sus emisiones, el 18 de diciembre de 19504,   también se apropió de añejas prácticas mediáticas de principios del siglo5. Su pertenencia a un pujante consorcio, le adicionó un redimensionamiento singular. Desde el principio, su Departamento de material fílmico6 garantizó la filmación y reproducción de programas televisivos que emitió de manera diferida, mediante su primera variante de cadena televisiva interprovincial sin microondas.  

Sus ejecutivos y especialistas recibieron entrenamientos trimestrales en New York, Estados Unidos. Para anunciar productos, el canal inicialmente difundió los dibujos animados fílmicos realizados por publicitarias externas. De inmediato asumió estas producciones y las comercializó en el continente americano; primero con similar técnica y luego con otros recursos escenificados que usaban actores, actrices y músicos.    

El Departamento artístico cinematográfico usaba equipos de impresión tipográfica para títulos y tipos, para impresión en seco Embrosograph y los de marca Vanagraph para el trazado de rótulos diversos. El Departamento de sonido poseía grabadoras magnéticas y ópticas de 16 mm, de la RCA,  Photophone, de alta fidelidad, con facilidades para graficar películas de 35 mm, grabadoras Reeves y equipos Maurer de grabación y reproducción óptica de sonido en 16 mm (para cintas en blanco y negro o en color). 

La consola del Estudio 14-B tenía siete canales, cuarto oscuro, cabina de proyección de programas, sala de proyección, estudio y laboratorio fotográficos, sala de revelado y cuarto de sensitometría, Contaba con un Departamento de corte y edición y de efectos especiales7. Para las filmaciones en estudio se usaba equipos exclusivos de las marcas Mitchell y Aurreon. 

En 1951, Frank Fouce8 y Abel Mestre crearon Panamerican TV Corp.9 para doblar al español la filmografía norteña televisada en los canales 4, 6 y 710. Sus oficinas en La Habana administraron los derechos de distribución en la península ibérica. Instalaron una subsidiaria en Los Ángeles, California,  Estados Unidos, donde existían negocios de los Fouce. Sus contratos estaban vigentes hasta 197011.

El periodista Alberto Giro, desde El Diario de la Marina, testimoniaba ese año  los “claros indicios de que CMQ TV se propone mantener una gran variedad en sus programaciones a base de películas”. El 4 de febrero de 1953, los dueños de CMQ TV fundaron el Canal 7 (CMBF TV), especializado en la difusión de series y películas fílmicas norteñas12, buscando  competir con su propio Canal 6.  

Giro comenta entonces en su columna habitual en El Diario de la Marina, que los Mestre poseían aproximadamente el 60 % de la nueva empresa Radio Universal S.A. –independiente de CMQ– y que Goar había nombrado como Director a Alberto Hernández Catá –amigo, publicitario y abogado– a quien secundaba Alberto Vilar.    

El 15 de abril de 1954 los Mestre Espinosa se asociaron a WAPA-TV, una de las principales empresas de radiodifusión en Puerto Rico. Al reinaugurarse, en abril de 1955, el cubano Delfín Fernández13 devino su Jefe de Programación y triunfó en esa actividad. En esta primera incursión en el mercado televisivo latinoamericano, CMQ TV suministra, junto a los guiones y placas de acetato  de radionovelas y telenovelas, grabaciones en cintas fílmicas de kinescopios de sus programas habituales, teatros, humorísticos, etc. Pese a las limitaciones propias que imponía entonces esa técnica y sistema14, desde 1956 se catapultó el doblaje de audiovisuales en inglés para el mercado latino en la región.

En febrero de 1958, varias empresas norteñas, cubanas y latinoamericanas competían en los doblajes de la filmografía anglosajona destinada la televisión de todo el continente. El polo fundamental radicaba en México15, donde ese año fundaron otras tres empresas para satisfacer sus propias necesidades.   Los Mestre Espinosa, dueños de CMQ, crearon en junio de 1958 TV Interamericana S.A. (TISA)16 –distribuidora multinacional de producciones fílmicas dobladas, donde participan entidades de Cuba, Venezuela, Puerto Rico y El Salvador–. Así incrementaron la distribución internacional de sus doblajes de cortos y largometrajes anglosajones, también diversificaron su penetración mediática en Las Américas17.

Ello explica las declaraciones de Alberto Giro en su columna periodística: “Mestre, al igual que otros magnates latinoamericanos, quiere controlar la circulación internacional de largometrajes y series, incidiendo en el negocio y consiguiendo mejores precios”. 

Prácticas similares, en menor escala, realizaron el resto de las televisoras cubanas. Pero esa es otra historia.

Notas:

1 Coinciden en 1937 el impacto de La corte suprema del arte (primer movimiento nacional de aficionados del arte que realizó sus competencias finales en el suntuoso Teatro Nacional) y el estreno del primer filme sonoro cubano, La serpiente roja, patrocinado por Radiodifusión O Shea, que emitió la primera versión radial habanera de su historia original, Las aventuras de Chan Li Po. Luis Aragón, en CMQ Radio, difunde el primer espacio habitual de radionovelas, La novela radiofónica

2  Sus pocas y monumentales cámaras de video se usaron en los estudios y en los controles remotos de eventos deportivos o espectáculos en exteriores.

3  Por ello se les llamaba intercuts.

4 Fue la única que se mantuvo en manos de los mismos dueños hasta 1960. El hecho de pertenecer al consorcio mediático, comunicativo y cultural más pujante de esa década en la región, redimensionó sus estrategias empresariales.

5 En esa década, CMQ S.A. patrocina la producción de los filmes La aventura peligrosa y Tam Tam. En 1946 la empresa construye el primer cine-teatro edificado por una entidad mediática cubana y su primer hito arquitectónico, originalmente arrendado a los Estudios Fílmicos Warner, de Estados Unidos, por eso el edificio toma este nombre. Al vencer el contrato, se denominó Radiocentro. En la etapa revolucionaria se denomina Yara. Fue la mayor y más moderna instalación mediática-cultural iberoamericana de la época. En 1948 inauguran el inmueble donde alberga sus actividades, funciones, negocios mediáticos o no, propios o de terceros, y se crea Radiocentro S.A., circuito de los cine-teatros Radiocentro, Alameda, Alkazar, City Hall y Arenal. Así se organiza la programación, son arrendados sus escenarios y les suministran sus propias confituras.

6 Este departamento se especializaba en dibujo comercial, pero creaba los títulos y créditos de todos los programas insertados –tellops– en la difusión en vivo.

7 Con los años sus sistemas de intercomunicación los enlazaban con los estudios de Radiocentro y FOCSA.

8 Propietario de Películas Teatrales Mexicanas.

9 Presidente: Frank Fouce. Vicepresidente: Franklyn Catasus Martin. Tesorero: Frank Luis Fouce. Secretario: Dr. José Joaquín Espino y Agüero. Vice Secretario: Dr. José Elías Pérez Silveiro.

10  Desde 1958 dirigido por Ramiro Gómez Kemp.

11 México: 600 filmes ya producidos y el 80 % de los realizados en la próxima década. EE.UU: Los derechos latinoamericanos para la TV de 100 películas de 2 rollos de MACK SENNETT, 300 cortos por HAL ROACH y 340 comedias educacionales. Argentina: adquirió los derechos de TV de 150 películas de SONOFILM CORP. Negocian otros importantes contratos.

12 Las primeras producciones fílmicas norteamericanas las eligió Benigno Nosti, experto en cinematografía de CMQ.

13 Formado en los canales 6 y 11 cubanos. 

14 En México y en La Habana estaba prohibido emitir producciones dobladas en la televisión, entre las 20:00 y las 22:00 horas.

15  Ejemplo, Películas Candini (México), especializada en noticiarios, series y filmes, hacia doblaje para los Mestre en Cuba y adiestraba a nuestros especialistas en su academia. 

16  Desde el tercer piso de Radiocentro. Su primer director fue Benigno Nosti. Le sigue Ramón Argüelles.

17  En marzo de 1958 CMQ presenta sus programas fílmicos doblados: Los tres mosqueteros, Furia y Tombstone Arizona. Tenía contratos para presentar 18 más antes de culminar el año.

 

 

 

 

 

Escribir un comentario

Comparta sus comentarios con los internautas


Código de seguridad
Refescar

Odalys Fuentes de Arma

Actriz dramática de la Televisión Cubana. De origen muy humilde, en su natal Jarahueca, Yaguajay, Sancti Spíritus se traslada a La Habana y se inicia en la televisión, como muchos otros artistas, al ser seleccionada como modelo en una Convocatoria para el programa realizado con motivo de la visita del cantante chileno Lucho Gatica.

La audición resultó un éxito y le llovieron las ofertas que la convirtieron en el rostro latinoamericano de importantes firmas comerciales de la época, lo que atrajo inmediatamente el interés de los artistas del /music hall/ y el teatro.

Fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión, descolló por su actuación como Marisela, la salvaje, virginal y recia pradera venezolana en la telenovela *Doña Bárbara*, y luego en *Tierra Brava* y el *El Naranjo del patio*.  Más de 27 personajes en series y novelas de la televisión la distinguieron con la condición de Artista de Mérito del Instituto Cubano de Radio y Televisión y el Premio ACTUAR 2016 por la obra de la Vida.

La audición resultó un éxito y le llovieron las ofertas que la convirtieron en el rostro latinoamericano de importantes firmas comerciales de la época, lo que atrajo inmediatamente el interés de los artistas del /music hall/ y el teatro.

Fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión, descolló por su actuación como Marisela, la salvaje, virginal y recia pradera venezolana en la telenovela *Doña Bárbara*, y luego en *Tierra Brava* y el *El Naranjo del patio*.

Miriam Mier Vidal

 Actriz, fundadora del Instituto Cubano de Radio y Televisión. Distinguida con la condición de Artista de Mérito por su trayectoria de más cuatro décadas en la pantalla y la radio, donde condujo el espacio *Nosotras* por más de 17 años. Protagonizó la aclamada serie de televisión *Para empezar a vivir*, en la que interpretó los personajes Lidia y Raquel, emblemas de la participación de la mujer cubana en los Órganos de la Seguridad del Estado del Ministerio del Interior. En 1981 recibió el Premio Internacional de Actuación otorgado en el Noveno Festival de Plovdiv de Bulgaria, con la obra teatral “Dos Padres”, escrita y dirigida por Silvano Suárez. Su personaje de La Gaviota en la obra homónima de Antón Chéjov, coprotagonizada con Frank González, le valió el premio de Actuación Femenina otorgado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). Asimismo ha recibido 17 galardones por su trabajo como actriz, entre ellos, el primer Premio de Actuación Caricatos de 1997 y el Premio ACTUAR 2016 por la obra de la vida.

Luis Rielo Morejón

Actor, artista de Merito de la TV y fundador del ICRT, comenzó haciendo teatro, su primera actuación significó la realización de todos sus sueños. Consiguió el cariño y el respeto del pueblo gracias a su talento, dedicación y energía en la escena artística. Es ejemplo de humildad, honestidad y autenticidad. Su participación en entregas como *El hombre de Maisinicú*, *El brigadista*, *En silencio ha tenido que ser*, *Para empezar a vivi*r, que alcanzaron un alto impacto social, lo identifican con las vivencias del pueblo cubano en los acontecimientos que han estremecido a Cuba en estos años. Con más de 44 aventuras, en las que han primado la consagración y la solidaridad, como la reciente *LCB, Lucha contra bandidos*, le hicieron merecedor del Premio ACTUAR 2010 por la obra de la vida, otorgado por la Agencia Artística de Artes Escénicas.

 

Frank González Díaz

Actor, artista de Mérito de la TV y fundador del Icrt, conocido como el hombre de las mil voces por su participación en diversas producciones de animación realizadas por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos y en el Instituto Cubano de Radio y Televisión. Se inició como aficionado en grupos de teatro y musicales hasta que en 1967 comenzó a trabajar en el Icrt como diseñador de vestuario y decorador. Paralelamente cursó estudios de actuación con excelentes profesionales del radio y la televisión. Entre los reconocimientos recibidos por su labor se encuentran la Distinción por la Cultura Nacional, cuatro primeros premios de actuación en los Concursos Uneac de radio, así como el Primer premio en el Primer y Tercer Concurso Nacional de Doblaje; Premio de Narración y Actuación en Festivales de la Radio; Primer Premio de Actuación en Televisión en el Concurso Caricato 1999; Premio ACTUAR por la obra de la vida en 2016 y el reconocimiento de varias generaciones de cubanos por su desempeño como Elpidio Valdés.

 

 

 

Mario Balmaseda Maurisco

Poseedor de una obra con más de cinco décadas de prolífica existencia, que comenzó como aficionado en el teatro a finales del 60, en la primera Brigada de Teatro Obrero-Campesino. Formó parte también del Grupo de Teatro Ocuje y trabajó en obras como “María Antonia”. Luego estudió dramaturgia en la entonces República Democrática Alemana. Como director del Teatro Bertolt Brecht se consolida y dirige más de una decena de obras como “Andoba” y ha sido el autor de 13 piezas. Su trayectoria en la pequeña pantalla le ha legado al público que lo sigue inolvidables caracterizaciones en series como *Aventuras de Juan Quin Quín*, *En silencio ha tenido que ser*, *Un bolero para Eduard*o, y en telenovelas como *Si me pudieras querer* y *Añorado encuentro*. Entre los múltiples galardones de los que ha sido acreedor por su fecunda carrera se encuentran la Distinción por la Cultura Nacional, las órdenes Juan Marinello y Alejo Carpentier, otorgadas por el Consejo de Estado de la República de Cuba, la Máscara de Oro del Teatro Nacional alemán, el Premio Nacional de Teatro cubano en el año 2006 y numerosos lauros por mejor actuación masculina, mejor puesta en escena y mejor autor dramático, conferidos en disímiles concursos nacionales e internacionales.

Félix Pérez Ortiz

Inició su carrera en el medio televisivo en su provincia natal, Santiago de Cuba en los años 60. Al mismo tiempo comenzó a escribir para la radio y la televisión y otros espectáculos artísticos. Posteriormente es seleccionado para dirigir la Escuela de Formación de Actores de la antigua provincia de Oriente. Integró a la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR) donde fue nombrado responsable regional de cultura en la organización, que más tarde se convertiría en la Unión de Jóvenes Comunistas. En la década del 70 se une al trabajo de aficionados del Ministerio del Interior (Minint). En 1976 parte en misión cultural para la República Popular de Angola. A su regreso a Cuba es nombrado en Santiago de Cuba responsable de cultura del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). En el cine participó en las películas “La primera carga al machete”, “En el aire”, “Cuba en la garra del Águila”, “Habana Blues”, “Entre ciclones” y “El Benny”. Ha sido profesor de varias generaciones de actores en las especialidades de locución, narración y actuación radial. De sus actuaciones más memorables se destaca su intervención como actor y asistente de dirección en seriales como *En silencio ha tenido que ser* y *Julito el pescador*, gracias a las cuales se vincula al trabajo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) en la serie *La Botija* y en el Minint en sus estudios fílmicos en espacios como *Día y Noche*, *Patrulla 444* y *Tras la Huella*. Entre sus reconocimientos y distinciones se cuentan: Artista de Mérito del Icrt; Placa y Reconocimiento del Ministerio del Interior por su destacada labor artística; Reconocimiento como director de la Cruzada artística en homenaje al centenario de la muerte de José Martí; Medalla por el aniversario 40 de las FAR; Medalla Raúl Gómez García; Medalla José María Heredia; Sello Laureado por la Cultura Nacional; Distinción Gitana Tropical; Distinción Giraldilla de La Habana; Réplica del machete de Máximo Gómez y diversos Premios Caracol por sus brillantes actuaciones en varias telenovelas, seriales y festivales de la televisión y la radio cubanas.