0
0
0
s2smodern

A 40 años de creado, el Centro de Operaciones Internacionales del Instituto Cubano de Radio y Televisión mantiene su misión de llevar los acontecimientos políticos, culturales y deportivos más importantes del mundo a cada uno de los hogares de la Isla.

“En la década de los setenta necesitábamos de ocho a once monitores convencionales para poder visualizar las distintas señales recibidas. Hoy, en solo cuatro televisores LED podemos observar más de 40 imágenes satelitales al mismo tiempo. Los equipos modernos nos permiten fragmentar la pantalla en varios cuadrantes”, explica el ingeniero cubano Mario Chao, actual director del Centro de Operaciones Internacionales (COI).

Con el mérito de haber contribuido al nacimiento del canal Cubavisión Internacional, el COI vela porque las imágenes satelitales lleguen con la óptima calidad a cada uno de los hogares del país. Para Mario Chao, desde la propia producción del material televisivo, deben ser tenidos en cuenta determinados parámetros.

“Desde su propia concepción la imagen televisiva debe cumplir con ciertos estándares antes de ser transmitida. El ajuste de las cámaras, el ángulo de captura y hasta la iluminación de la locación son factores decisivos. Cada vez que vamos a tener una recepción o transmisión enviamos un patrón con las normas establecidas, pues es molesto ver un material con saltos, ausencias o interrupciones. La señal debe tener un nivel exacto, el cual no puede ser muy elevado o bajo”, acota el director del COI.

Con un parque de antenas que le permite recibir señales desde las estaciones terrenas de Jaruco y Cojímar, el Centro de Operaciones Internacionales del Icrt ha sido testigo del incremento del número de satélites en el mundo. Según Sofía Ulianova, la televisión satelital puede ser muy costosa. “Si bien en los comienzos del COI solo existía Intersputnik y Telstar, hoy contamos con muchos satélites en el planeta. Sin embargo, no todos tienen altos niveles de calidad. Por ejemplo, aquellos que se encuentran en la banda Ku son muy débiles. La presencia de lluvia o tormenta puede tumbar rápidamente la señal emitida por los mismos. Mientras tanto, los insertos en la banda C son más fuertes y, por supuesto, más costosos”, apunta Ulianova.

Encargado de que la imagen llegue como una hermosa postal o fotografía, el COI negocia con antelación la señal que recibirá Cuba durante el desarrollo de un evento político, cultural o deportivo. Aclara Sofía Ulianova que la pisada o mancha del satélite sobre el territorio nacional es uno de los elementos más importantes a la hora de coordinar una recepción.

“Siempre nos ponemos en contacto con una de las televisoras del país anfitrión del evento. Con anterioridad buscamos datos sobre el medio televisivo, tales como si pertenece a un canal privado o público, así como si transmitirá a tiempo completo o parcial el acontecimiento. En la negociación debemos saber en qué medida un satélite determinado cubre o no a la Isla, para así seleccionar los telepuertos más idóneos y conducir la señal televisiva hacia tierra cubana”, señala Ulianova.

El COI en la era de Internet

Mientras que hace algunos años atrás la televisión era distribuida por cable, satélite o sistemas terrestres, hoy la imagen encuentra en Internet un espacio para llegar a múltiples públicos. Con la posibilidad de ser visto en un ordenador o en la pequeña pantalla de un móvil, el material televisivo en la red de redes aparece cada vez más personalizado a los gustos de los internautas. Con una oferta a la carta de documentales, películas y series de los más diversos temas, la plataforma Netflix es uno de los exponentes más exitosos de la nueva era televisiva.

En medio de este contexto, el Centro de Operaciones Internacionales no ha dado la espalda a las bondades de Internet a la hora de acceder a una imagen televisiva en particular. Según Addel Rodríguez, encargado de la informática en el COI, los materiales tomados del ciberespacio son aquellos trasmitidos en streaming o tiempo real.

“Las imágenes que extraemos de Internet tienen la característica de transcurrir en tiempo real o en vivo. Configuramos nuestras máquinas para grabar el material televisivo y luego lo distribuimos para su futura transmisión en diversos programas. Si bien en el ciberespacio existen contenidos de bajo costo de producción, hay otros de muy elevada calidad”, apunta Rodríguez.

Con repositorios como Youtube y Vimeo, la televisión online ha cambiado determinadas prácticas no solo en la concepción, sino también en la distribución de las imágenes en el mundo. Sin embargo, para Addel Rodríguez el COI siempre va a necesitar del ingenio del hombre. “Con el desarrollo de la tecnología puede ser que un día el centro necesite los esfuerzos de un solo trabajador para seguir adelante con su misión. Pero, no creo que el avance tecnológico pueda prescindir en un futuro de la destreza de un ingeniero o técnico. La mano del hombre siempre será importante para guiar un dispositivo o equipo”, acota Rodríguez.

Testigo del cambio constante de una tecnología por otra, el Centro de Operaciones Internacionales del Icrt ha permitido, desde los tiempos de los teletipos hasta la era de Internet, que millones de cubanos vivan de cerca el arte de la imagen y el sonido.

 

Escribir un comentario

Comparta sus comentarios con los internautas


Código de seguridad
Refescar

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 A Clara Inocencia Castillo Alcántara

Con solo 9 años de edad, se inicia como locutora y actriz aficionada en un programa infantil en la emisora radial Radio Turquino, de Santiago de Cuba.

Con diversos premios y reconocimientos se graduó en la Escuela para Instructores de Arte en 1964. En 1968 comienza a trabajar en el Canal Tele Rebelde de Santiago de Cuba, como primera directora de programas de diferentes espacios Informativos, Infantiles, Juveniles,  Dramáticos, Musicales y Deportivos, así como de Eventos Especiales. En razón de ello ha obtenido un sinnúmero de premios y reconocimientos en Festivales Nacionales de Televisión y Caracol de la UNEAC.

Fue delegada al Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en 1989 y jurado del festival Internacional de Documentales “Santiago Álvarez in memorian” en el 2002.

Fue Presidenta del Consejo Artístico de Tele Turquino y Presidenta de la Comisión de Evaluación de esta entidad.

Leer más

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 a Enrique Alberto Bonne Castillo.

Fundador en 1968 del Canal Tele Rebelde.

Dirigió la programación musical y luego Director de Programación de ese Canal. Así mismo, Dirigió la Coral Tele Rebelde durante 19 años. Músico popular cubano, creador de ritmos, autor de varios temas musicales interpretados por su grupo y por diferentes agrupaciones, con una vasta trayectoria musical, dentro y fuera del ámbito nacional.

Nació en San Luis, Santiago de Cuba, el 15 de junio de 1926. Inició su carrera públicamente como autor musical en 1950.  Se graduó de locutor trabajando luego en radio Turquino y en ocasiones en Cadena Oriental de Radio, cuando radicaba en Santiago de Cuba.

leer más