Este insigne artista cubano nació el 26 de julio de 1923

Su familia pretendía que Luis Mariano Carbonell Pulles (Santiago de Cuba, 26 de julio de 1923 – La Habana, 24 de mayo de 2014) fuera abogado o médico, pero llevaba el arte en la sangre.

De niño oye a su hermana recitar en las actividades de la Doctora Camila Henríquez Ureña.1 Mientras estudia piano con Josefina Farré, lee Órbita de la poesía afrocubana, de Ramón Guiriao, y ello marcó su rumbo.

 Estuvo entre los iniciadores de Unión Radio TV y en TV Camagüey trabaja como productor, jefe de grupo operativo y director.

Durante mis primeros años en La Habana, conocí en el Nuevo Vedado a un vecino fraterno de mi tío Alvaro. Tiempo después, cuando ingresé a la televisión, lo reencontré como siempre fue: humilde, alegre y criollo como pocos.

La sencillez de José Nilso Hernández González-Ferreguls1 era tan proverbial que nunca comentó que había sido uno de los privilegiados fundadores de nuestra primera televisora. Lamentablemente, ello me impidió conocer, de primera mano, sus experiencias fundacionales.

Cuando Gaspar Pumarejo2 organizaba Unión Radio TV (Canal 4), propuso al hijo del médico familiar trabajar en su televisora. Sin edad laboral, pero deslumbrado por la magia televisiva, José Hernández ingresa a ella como auxiliar en los almacenes, pero pleno de talento innato y afán de superación, observa y se atreve a soñar.

Un día -a escondidas- movió una camara, otro suplió al ausente en una labor sencilla y así -sin percatarse apenas- devino camarógrafo en las primeras transmisiones por control remoto de los partidos de béisbol y viajó los fines de semana por las ciudades del interior mostrando el video.

En 1953, la empresa Radio Televisión El Mundo integra al Canal 4 el nuevo Canal 2 (Telemundo)3; entonces Pepito Ferreguls -como le decían todos- perfecciona sus saberes como operador de video y recorre con las cámaras estudios televisivos4 y difíciles controles remotos.5

Allí integra una célula del Movimiento 26 de julio6. Sus compañeros7 me contaron que, a riesgo propio, ayudó a evadirse al líder Fructuoso Rodríguez8, quien intentaba castigar a esbirros que visitaban Telemundo. Participa en huelgas9 y sabotea transmisiones para acelerar la caída del régimen.

Mientras, egresa de la Academia de radio y televisión y de la Escuela Técnica Industrial de Boyeros.

A TV Camagüey llega Ferreguls el 20 de noviembre de 195810. Como suelen hacer los fundadores, se multiplica como productor, jefe de grupo operativo y director del programa estelar Panel de prensa11, del 23 de junio de 1959, donde comparece el Comandante Fidel Castro Ruz.

En la nueva etapa del país, Pumarejo le propuso trabajar en el exterior, pero Ferreguls opta por Cuba y permanece en Camagüey, hasta 1961.

En La Habana se integra a múltiples organizaciones civiles y militares y participa por decenios en programas televisivos de la talla del famoso Teatro ICR.12

Durante 1984 fue camarógrafo en las tropas cubanas que combatían en Angola y en Caracas (Venezuela). Labora en los Juegos Panamericanos.

En los noventa, enseña la especialidad de Cámaras e imparte Historia de la televisión en la Escuela Internacional de Cine y Televisión radicada en La Habana.13

Finaliza su trayectoria laboral en el mismo edificio donde comenzó como aprendiz del Canal 4 (Unión Radio TV) en 1950; esta vez como todo un experto de la televisora local capitalina CHTV.14

Allí, el fundador de tres televisoras cubanas, suma la cuarta. Humilde y jovial, lega sus saberes, experiencias y ejemplo a las nuevas generaciones.

Al fallecer, ostentaba múltiples condecoraciones: como fundador de las Milicias Nacionales Pepe Prieto, de los Comités de Defensa de la Revolución y el Instituto Cubano de Radiodifusión.

Fue reconocido por su Servicio Distinguido al Ministerio del Interior y recibió medallas conmemorativas del 30 y el 40 Aniversario de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, así como por Combatiente de la lucha clandestina y Trabajador internacionalista, el Sello 20 años de lucha revolucionaria y la Distinción Raúl Gómez García.

 

Referencias:

1 Nacido en La Habana, el 25 de diciembre de 1934.

2 Gestor de la televisora, uno de sus accionistas y el Director General.

3 Muy pronto fue propiedad mayoritaria de Amadeo Barletta, mafioso italiano que tenía excelentes relaciones con el dictador Fulgencio Batista.

4 Ejemplos: la prestigiosa revista El Mundo en televisión y el programa Mi Cuba.

5 Ejemplo: El realizado en la habitación donde fallece Eduardo Chibás -tras su inmolación pública- en la torre del edificio López Serrano, en El Vedado capitalino-.    

6 Organización clandestina que luchaba por derrocar la dictadura batistiana entre 1952 y 1958.  

7 Integrantes: Tony Alomá, Ferreguls y los camarógrafos Manuel Rifat Cruz y Fernando Virgó García.

8 José Suárez Núñez y Pedro A. Kessell.

9 Tras la huelga del 9 de abril de 1958, el hijo de Barletta le llama a su despacho -escoltado por sus guardaespaldas- le dijo: “Eres muy buen técnico, pero si repites algo como esto te lanzo del noveno piso, nadie se entera y no pasa nada.

10 Junto a otros técnicos y especialistas del Canal 2. Ello revela los nexos de Telemundo con el Canal 10 habanero.

11 Noticiero de las 7:30 p.m., conducido por Don Pancho, locutor radial de la emisora dueña de TV Camagüey, y uno de sus principales accionistas.

12 Ejemplo: La hija de Nacho. Dirección: Loly Bujan. Estudio 17 -Edificio FOCSA-.

13 Sito en San Antonio de los Baños.

14 Embrión del actual telecentro provincial Canal Habana.

 

Tuvo una importante trayectoria como actor, autor, adaptador, productor y director de programas

Cuando en el primer trimestre de 1953 se inaugura el Canal 2 (Telemundo) en La Habana, Antonio Losada ya contaba en su natal Cataluña con una prolífica trayectoria como escritor de guiones cinematográficos y obras teatrales.

Por añadidura, desde 1940 en Radio Barcelona estrenaba sus historias, adaptaba ficción proveniente de otros escenarios y redactaba guiones de formatos variados.

Telemundo S.A. -gestora del flamante Canal 2 y del Canal 4 (TV Nacional)-1 lo contrata desde el principio como actor, autor, adaptador, productor y director de programas.

Debuta el 12 de marzo de ese año en Un romance cada jueves2 (9:00 p.m.-10:00 p.m.) con su relato seriado Memorias de un Pian, y por más de tres años estrena sus obras y difunde sus versiones de películas u obras teatrales famosas. Ocasionalmente dirige.3

Durante 1954 se vuelca de tal manera a este proyecto que la prensa comenta que entre marzo y noviembre -aunque disfruta prolongadas vacaciones en su teruño- continúa enviando sus libretos televisivos a Cuba.

En 1955, el Canal 4 culmina El vodevil del miércoles,4 y en su empeño por desplazar a El Casino de la alegría (Canal 6, 8.30 p.m. - 9:30 p.m.) inaugura Grandes Novelas.5

Allí Losada debuta con su adaptación de El conde de Montecristi, protagonizada por Maritza Rosales y Enrique Montaña, emitida durante hora y media.

En paralelo, mantiene Un romance cada jueves, donde permanecerá hasta el año siguiente.

Sumario: La Habana tuvo la mayor concentración de televisoras después de New York.

El restablecimiento de relaciones con Estados Unidos nos acerca a la perspectiva de relaciones novedosas entre naciones y pueblos que, desde el siglo XIX, comparten muchos procesos y momentos de la historia.

Días atrás, los comunicadores cubanos intercambiaron con representantes gubernamentales y partidistas criterios sobre el proyecto del Modelo teórico de la sociedad cubana, que hoy se discute en la nación. Entre tanto tema importante, se analizó la trascendencia de la propiedad de los medios de comunicación en las actuales coyunturas internacionales y su rol social.

Ineludiblemente, pensé en la historia de la televisión cubana, pues aunque algunos insisten en mirar solo hacia adelante, hoy más que nunca tenemos que conocer las experiencias del pasado.

Nuestra radiodifusión fundacional adoptó el modelo con fines mercantiles imperante en Estados Unidos, donde la programación se sustenta en la comunicación comercial y el mercadeo entre diversos actores, agentes y escenarios de la Industria Cultural.