Devenido luego Instituto Cubano de Radio y Televisión, se ha mantenido 55 años junto al pueblo y su Revolución

Entre 1952 y 1958, el dictador Fulgencio Batista instauró una sangrienta dictadura que cobró 20 mil víctimas a la nación cubana. En la madrugada del primero de enero de 1959 -tras vaciar las arcas públicas- huye junto a sus principales colaboradores, evadiendo la justicia popular que se avecinaba con el triunfo inminente del Ejército Rebelde.

El 8 de enero siguiente, Fidel Castro arribó a La Habana en la Caravana de la Libertad, con el grueso de las fuerzas insurrectas, y se constituye el Gobierno Revolucionario.

Por entonces, nuestra radio poseía un vasto y pujante sistema: varias cadenas nacionales con planta matriz en La Habana[1]1 y una amplia red que abarcaba gran parte del archipiélago.[2]2

La televisión se inauguró oficialmente el 24 de octubre de 1950, con Unión Radio TV (Canal 4).

 A propósito del documental homenaje a Mario Orlando Romeu González

En Unión Radio TV (Canal 4), nuestra primera televisora, ni la carencia financiera- tecnológica, impidió que la música fuera uno de sus ejes de programación.

Desde entonces, brilló por sí misma y se redimensionó al hermanarse con la danza, la dramaturgia, la interpretación vocal o instrumental de solistas o grupos de música culta o popular en diversos géneros y formatos de programas.

En la última semana de agosto de 2015, el canal Cubavisión estrenó el documental Maestro de maestros, de la realizadora Gloria Torres, dedicado al músico cubano Mario Orlando Romeu González. Su difusión un jueves, a las 10:10 p.m., afectó su recepción tanto como su escueto anuncio en la cartelera impresa.

Recuento de sucesos protagonizados por el líder de la Revolución ante las cámaras de la TV nacional

Cada año, en los meses de marzo y abril, los cubanos conmemoramos    efemérides significativas:

- El 4 de marzo de 1960, el barco francés La Coubre, estalló en el puerto habanero mientras desembarcaban armas para nuestra defensa.

El tiempo no solo posee la singularidad de ser la única categoría irreversible, sino que fija en la memoria colectiva algunos hechos mientras oculta otros.Gina Cabrera

La avasalladora trayectoria de Georgina Luisa Cabrera Parada (La Habana, 28 de mayo de 1928) en el teatro, la radio y la televisión del siglo XX cubano suele hacernos olvidar su paso por la cinematografía. Este olvido no es casual.

Hasta el 24 de octubre de 1950, fecha de inauguración de la primera televisora cubana, el cine colmaba el ámbito audiovisual cubano. El auge acelerado y monumental de nuestro sistema televisivo lo cambió todo, debido a ciertas especificidades.

Casi como excepción entre los fundadores del video iberoamericano, desde el propio día de la inauguración del Canal 4 (Unión Radio TV) nuestras señales televisivas emitieron programación habitual ininterrumpidamente por más de ocho horas diarias. Dos meses más tarde, cuando comenzó su difusión de programación regular, el Canal 6 (CMQ TV) mantuvo esta intensa práctica difusiva.