Informaciones

Realizadores y especialistas asistentes al más reciente encuentro ComunicarTV coinciden en que este tipo de dramatizados sigue siendo preferido por los públicos

En la década de los setenta del siglo pasado, El Capitán Tormenta paralizó por completo el ritmo de la vida en la Isla. Protagonizada por la actriz Cristina Obín, la aventura cubana transportó la imaginación de más de un televidente hacia los lejanos parajes de Chipre.

Dirigida por Erick Kaupp, la obra inspirada en el clásico de Emilio Salgari recreó, en blanco y negro, los enfrentamientos entre el Capitán Tormenta y los llamados  jenízaros, estos últimos bajo el mando del visir Mustafá.

Después del éxito de El Capitán Tormenta, la televisión cubana acogería otras aventuras como Enrique de Lagardere, El Corsario negro, El conde de Montecristo, entre otras. Con una escenografía en la mayoría de los casos rústica, estos espacios dramatizados contaron con la fidelidad de un público diverso.

Sin embargo, cuarenta años después las aventuras han quedado como un recuerdo romántico dentro de la pequeña pantalla. En el más reciente encuentro Comunicar TV, desarrollado en el Salón de Mayo del Pabellón Cuba, realizadores, guionistas y programadores, reflexionaron en torno a la ausencia de este tipo de dramatizados en la televisión cubana.

Durante unas palabras, el realizador Roly Peña expresó que a pesar del cambio de época, el dramatizado continúa siendo una manera efectiva de llegar a los niños, adolescentes y jóvenes.

Asegura María Elena González Quesada, directora de La Casa
del Creador del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT).

María Elena González Quesada vive convencida de que el sentido de pertenencia es la fuerza espiritual que la anima a entregarse a la misión que desempeña como directora de la Casa del Creador del Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt). Su forma de hablar, pausada y rítmica, transmite tranquilidad y denota una alta dosis de amor a su profesión y a su quehacer laboral. Afirma que el trabajo de la Casa del Creador en lo adelante La Casa sirve como puente entre el talento artístico y el producto que recibe el público.

“Comencé hace 17 años a trabajar en La Casa como especialista en Relaciones Públicas; muy pronto me solicitaron que asumiera la jefatura momentáneamente, tras fallecer el anterior jefe, relata la entrevistada-, dentro de poco cumpliré más de 15 años en el cargo animada por el sentido de pertenencia que poseo por este lugar al cual le tengo mucho cariño. “Trabajamos con los realizadores de programas, dígase directores y guionistas, que son muchos, sobre todo procedentes de la televisión.

Colegas de toda Cuba:

Desde Santiago de Cuba, ciudad nacida con vocación de heroísmo, hoy, día de la prensa cubana, proclamamos nuestra fidelidad a un periodismo limpio, claro, veraz, creador, consagrado a servir a nuestros compatriotas. Somos, nadie lo ignora, quienes registramos y evaluamos  el acontecer buscando cuánto hay de nube en la flor y cuánto de flor en la nube, según el imperativo  de José Martí.

Por mandato profesional,  los periodistas vivimos con los ojos y los oídos arrimados a la actualidad. Nada repugna tanto a nuestra oficio como las llamadas “historias viejas”, noticias ya superadas, porque lo viejo, lo quedado atrás, nunca será el contenido esencial de los medios de información. Pero también sabemos distinguir la historia cotidiana, que pasa,  y  la Historia  que con caracteres mayúsculos se ha fijado en el pretérito con inclaudicable proyección de futuro,  para orientar y nutrir el decursar de la  nación.

 

A partir de este 14 de marzo comienzan las transmisiones de Caribe, como homenaje al Día de la Prensa cubana

Valorado como todo un suceso dentro de las comunicaciones en Cuba, a partir de este 14 de marzo, justamente cuando se celebra el Día de la Prensa en Cuba y como fiel homenaje a José Martí, fundador del periódico Patria y también al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, de manera experimental comienzan las transmisionesdel primer canal cubano de noticias: Caribe.

Según Ovidio Cabrera García, director del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, la idea nació precisamente a partir de la fundación de Telesur, donde participaron varios profesionales cubanos.