El colectivo del programa televisivo dialogó con especialistas y público durante el más reciente encuentro ComunicarTV

Ya va ganando en aceptación en la medida que gatea y trata valientemente de dar sus primeros pasos: Comunicar TV. Espacio para el encuentro auténtico entre un grupo de espectadores y los artistas, creadores y su equipo de realización, en aras de que tenga valor la palabra, en su sentido más amplio.

Efectuado en el Salón de Mayo, en la sede del Pabellón Cuba, la cita de este martes no deja de sorprendernos con la propuesta de análisis del programa La pupila asombrada.

Claro está que la lluvia y el cambio de tiempo en La Habana no impidieron que las personas asistieran a este intercambio sano de saberes en función de mejorar cada vez más las propuestas televisivas en nuestros medios de comunicación.

Iroel Sánchez, padre del producto audiovisual, de la mano de sus colegas Omar Valiño, Fidel Díaz, Mixael Porto, Camilo Ferrera, Fabián Escalante y las damas, Karen Brito y Nayma Cepero, participan en este proyecto televisivo,

Bajo la conducción de la directora de Televisión, Magda González, el colectivo del programa explicó sus objetivos, retos, metas, que aspiran lograr con esta entrega de cada jueves por Cubavisión, el canal de la familia cubana.

Para Iroel Sánchez es importante el cambio de horario, porque “no es cómodo para el tipo de contenido que se pone en el programa”. Según explicó, el principal presupuesto de La pupila asombrada es “tener esa visión de buscar otras fuentes de información y tratar de compartirlas con la gente”. Además de la selección musical que procura conectar con los jóvenes.

Dijo Sánchez que “confía en la inteligencia y sensibilidad de la gente y este pueblo ha demostrado que es inteligente, lo que hay es que darle la oportunidad de brindar un buen material.

Fabián Escalante, combatiente retirado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y miembro recién incorporado al colectivo del programa, es el gestor de una sección dedicada a mostrar la historia no contada u olvidada en la bibliografía nacional y universal. Él destacó la importancia de “realzar a nuestros héroes injustamente olvidados, a mostrar que los conocidos fueron de carne y hueso, con virtudes pero con defectos como todo ser humano”.

Mixael Porto, director para la Televisión de las emisiones, comentó su participación en el programa. “Cuando llegaron a mí, la idea inicial era mostrar una propuesta con la visualidad de Cuadro a Cuadro y sin imitarlo, es lo que tratamos de hacer. Somos un equipo de nueve personas para hacerlo todo, con el recurso que tenemos nos esforzamos para que cada entrega sea superior a la anterior. Mi sueño es que me vea todo el mundo, esa es mi aspiración”.

Según el criterio de Fidel Díaz, encargado del contenido musical, “la sensación que tenemos es mucho más de lo que hubiéramos esperado, porque sabíamos que estábamos haciendo una propuesta con una cultura que lamentablemente no se puede poner.

“No creo que estén en ventaja los jóvenes para asimilarla con respecto a la de otras edades, porque aquí hubo unos ochenta muy fuerte en cuanto a propuesta cultural en la radio, en la televisión, por donde uno iba. Y que después de los noventa, con el Período Especial, ha ido en declive y deprimiéndose.  Y eso ha hecho que haya un mayor nivel de ruptura. Antes había un mayor nivel de asimilación que ha quedado en la esencia de las generaciones anteriores que le permite incluso una cierta ventaja aunque el poder informativo que tienen los más jóvenes es hoy superior”.

En el debate vespertino tuvo un rol destacado la valoración cualitativa basada en estudios de audiencia del Centro de Investigaciones Sociales del Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt), realizado por la investigadora Vanesa Márquez, quien explicó que La pupila asombrada tiene baja audiencia en la capital, medidor de referencia a nivel de país.

“Me gustó mucho escuchar que un equipo de realización, que tiene claridad, expresa abiertamente que su programa es para un público específico, porque en la Televisión hemos pecado de lo contrario.

La investigadora Vanesa Márquez aprovechó el contexto para socializar al colectivo del programa los aspectos que fortalecen la entrega y los elementos negativos que considerar para su paulatina erradicación. Ejemplos como el horario de trasmisión, que compite con otros programas de interés de un público especializado, y la ubicación después del espacio de las telenovelas en Cuba.

Opiniones relacionadas con el estilo de trabajo, la novedad de los documentales que se muestran, la ponderación de la mejor música tradicional de Cuba, América y el Caribe, generaron debate por parte de la población asistente.

Para Alfredo González, fiel espectador, se debe revisar los movimientos de cámara pues hay un sector en la población de la tercera edad que no aguanta ese tipo de novedad.

A la actriz Sarahí Vargas le resulta muy atractivo todo lo que proponen. “Al principio me perdía debido a que no estoy acostumbrada a ver ese tipo de televisión pero a la vez me parecía muy atractiva por la manera que lo hacen y por los temas que abordan. Creo que es una combinación necesaria en la Televisión, en la cultura, sobre todo si hablan de la cultura cubana, de su historia. Creo que es un lenguaje muy importante para que todo eso llegue a la juventud. Es una propuesta por donde debe ir la televisión cubana”.

Otra mirada diferente y que también direccionó el debate fue la intervención de Nelia Casado, quien aseveró que cree que “es importante buscar retroalimentación cualitativa para saber cuáles son los códigos que están funcionando y los que no surten efecto en la audiencia”.

Así parte de la teleaudiencia tuvo la oportunidad de intercambiar con los protagonistas del programa La pupila asombrada.

La próxima semana, a partir de las cuatro de la tarde, el encuentro ComunicarTV prevé contribuir a la reflexión sobre las emisiones de Bailando en Cuba, con la participación del equipo de realización del evento musical Sonando en Cuba.

 

Pie de foto 1: Presentación de los integrantes del colectivo de La pupila asombrada, invitados al debate del espacio Comunicar TV.

Pie de foto 2: Iroel Sánchez, director de contenido de La pupila asombrada, inicia el debate con los presentes en el Salón de Mayo del Pabellón Cuba.

Escribir un comentario

Los mensajes que aqui se emiten son de caracter personal. No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo. Sus mensajes son leidos y analizados en las distintas instancias de la TV Cubana y se responden a traves de artículos o en la solución de los problemas.

Comentarios   

#2 Rey Mo 27-04-2017 11:48
Yo si creo que el programa es otro espacio mas de teque, solo que un poco mas elaborado. Choca con un programa mas inteligente que es De Cierta Manera, sobre cine cubano de todos los tiempos. No entiendo porque pasaron la Pupila a Cubavisión, para mi no llega a merecer semejante ¿mejoría?
#1 Betty C Rodriguez 21-04-2017 16:40
Cierto que es el programa mas fresco de la TV cubana. Lo espero cada jueves . Cada jueves es una clase de historia, sin teques, sin adornos. Me hace siempre buscar mas información y reflexionar sobre el tema tratado. sigas asì.