0
0
0
s2sdefault

 Presentado en la sala Villena de la Uneac, un libro sobre la vida y la obra de este importante actor cubano

Ante el ministro de cultura, Abel Prieto, prologuista del título Salvador Wood una vida llena de recuerdos -escrito por Rolando Álvarez y Marta Guzmán-, directivos de los medios de comunicación, de instituciones culturales, y públicos diversos, rindieron homenaje a esta figura de la radio, la televisión, el teatro, el cine, que “ha sabido legar a su familia, a las jóvenes generaciones de cubanos una ética fundamentada en el apego a la justicia y a la dignidad”.

El emotivo encuentro propició escuchar valoraciones, experiencias, anécdotas, miradas abarcadoras sobre “uno de nuestros imprescindibles” –al decir de Prieto-, pues “pocas veces se ha dado en la cultura cubana una fusión tan perfecta del más alto y brillante talento junto a una cultura ejemplar como ciudadano y principios y valores realmente admirables”.

Publicado por la editorial José Martí, el volumen de 156 páginas  estructurado en 15 capítulos, revela la valía de “un artista de gran modestia” –precisó el editor Jorge Fernández Era-, quien hizo énfasis en el profesionalismo de Salvador Wood, “él nos salva de la tristeza y de la mediocridad”.

En opinión de Patricio Wood, “el libro refleja el valor de una familia-taller que supieron forjar nuestros padres: Salvador y Yolanda Pujols. Ellos nos dieron lecciones de tenacidad, así lo sentimos junto a mi hermana, Yolandita, quien se encuentra en México, donde cuida a su hija enferma”.

El propio Salvador dijo: “este momento es demasiado grande para añadir un adjetivo al homenaje”. Tras recitar la décima Cojímar, que escribió en Caracas, 1958, le pidió a su amigo, y compañero de lucha, el actor Mario Limonta, que escogiera un poema de los publicados y se lo dedicara a él para conservarlo en la eternidad.

Por su parte, uno de los autores, Rolando Álvarez, agradeció el apoyo de Juan Rodríguez, presidente del Instituto Cubano del Libro, y “el concurso de la familia para realizar este libro”.

Rememoró la labor fundacional de Salvador Wood, su dimensión humanista, patriótica, las actividades que desarrolló como combatiente durante la lucha clandestina, en el exilio político en Venezuela y el desempeño en el arte.

Junto a Marta Guzmán, co-autora del título-, revisaron documentos, fotos, recortes de prensa, una amplia bibliografía a la que añadieron testimonios de personalidades de la cultura cubana, entre ellos: Miguel Barnet, Roberto Fernández Retamar, Jesús Cabrera, Enrique Pineda Barnet y Jorge Fuentes.

Según precisó Rolando Álvarez: “Antes de 1959 a Salvador se le conocía como Leonardo Robles, a partir del triunfo de la Revolución retoma su nombre y apellido Wood, este le hace justicia, pues Wood significa madera fuerte, sólida. Su talento artístico posibilitó verlo con mucha frecuencia en la radio y la televisión. Con su prestigio no tardaría en abrirse paso en la cinematografía nacional”.

A sugerencia de Jesús Chucho Cabrera, el nombre de Salvador figura en la lista de quienes intervinieron en la etapa fundacional del canal Tele-Rebelde de Santiago de Cuba.

Según consta en el libro, al valorar lo que ha significado Salvador Wood para la Uneac, el presidente, Miguel Barnet, opinó: “Además del gran actor que es, ha sido un heraldo de las causas más justas en la Uneac. Siempre ha estado presente en debates y consejos nacionales, y sus aportes han sido valiosos, necesarios. Salvador es en nuestra organización un referente imprescindible y un ejemplo a seguir por las jóvenes generaciones. Modesto, ocurrente y jovial, Salvador es modelo de artista revolucionario”.

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario

ATENCIÓN. Hemos cambiado la manera de hacer los comentarios para evitar que los ROBOT continuen saturando de comentarios comerciales que impiden una adecuada atención a nuestros internautas. Esperamos que continuen con sus adecuados comentarios para contribuir al mejoramiento de nuestro trabajo.

0
0
0
s2sdefault