0
0
0
s2sdefault

 Este lauro fue otorgado a la representación de la TV Cubana que participó por primera vez en la entrega de los Premios Anaconda 2017 -2018, en Asunción, Paraguay

Un Premio Especial a la trayectoria de Televisión Serrana trascendió durante la 8va edición del certamen, que tuvo lugar en Asunción, Paraguay, el pasado 8 de abril, con la participación por primera vez de la TV Cubana.

Asimismo entre los días 2 y 8 sesionó en esa capital el Taller de formación audiovisual para comunicadores indígenas de Paraguay, Argentina y Bolivia.
En un fecundo intercambio, los participantes recibieron entrenamiento sobre investigación social, guion y los procesos que intervienen en la realización audiovisual, lo que permitió, en las intensas jornadas, elaborar sus propios materiales a partir de problemáticas que aquejan a sus comunidades vinculadas con la contaminación ambiental, las enfermedades y  las políticas de comunicación.
Este año el certamen pone como foco a Paraguay para mostrar la realidad que viven los Pueblos Indígenas y afrodescendientes en el país. Es por ello que el Taller, la muestra de los videos seleccionados y la premiación, se llevaron a cabo en Asunción.
La jornada nocturna del jueves 5 acogió en el Centro Cultural Juan de Salazar la muestra de audiovisuales, que tiene la peculiaridad de ser itinerante, de manera que su mensaje
llegue a diversas zonas del continente, y donde el público asistente puede constatar las diversas problemáticas que aquejan a nuestros pueblos, con un rigor estético que legitima los esfuerzos de la Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI)
y la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas (CLACPI) para la formación de sus comunicadores.
En el mismo lugar se desarrolló la Ceremonia de Premiaciones de Anaconda 2017-2018, que contó con la participación de los sabios guaraníes de las comunidades de YPETÍ NARA´Í Y CHE´ÍRO  de Paraguay, quienes realizaron el ritual de inicio; Danna Gaviota Tello, de Iquitos, Perú, intérprete y  parte del Colectivo Radio Ucamara; y el Colectivo San Baltazar de Kamba Kua con una danza del pueblo afroparaguayo.
Estuvieron presentes Iván Sanjinés, director de CEFREC ,fundador y coordinador del Premio desde el año 2000; Fernando Fajardo, Director del Centro Cultural Juan de Salazar; Don Hipólito Acevei, presidente de FAPI;  Bashe Charole, encargada de formación de CLACPI; Mirta
Pereira de FAPI Paraguay; Willy Antezana de CEFREC – CLACPI, Bolivia, Responsable del Comité Organizador Anaconda 2017-2018; Yola Poma, Coordinadora General de CAIB, Coordinadora Audiovisual Indígena Originaria de Bolivia; así como invitados Internacionales de
Argentina, Bolivia, Perú, Paraguay y Cuba.

Un jurado tuvo a su cargo la labor inicial de pre-seleccionar la muestra oficial y la muestra comunitaria, con representación de diferentes países. Un jurado internacional conformado por personalidades y cineastas indígenas y no indígenas (Lourdes Días, de Paraguay; Miguel
López, de Paraguay; Viviana Lima, líder indígena de Bolivia; David Hernández, cineasta indígena de Venezuela; y Mariano Estrada, de México, actual coordinador de CLACPI), trabajó en la calificación y la definición de los premios por categorías y menciones.

El Premio Anaconda, además de diploma acreditativo, consiste en un trofeo que representa a una Anaconda, diseñada por el artista indígena Salustiano Portillo del pueblo AVA GUARANI.
Recibieron menciones especiales:
Por mostrar la realidad que viven los niños y niñas indígenas y por el respeto de sus valores y culturas tradicionales: “El camino es largo”, de Guatemala.
Por reflejar la vivencia y la realidad de muchas comunidades indígenas, en especial los grandes retos en la educación de nuestros niños y niñas indígenas y afrodescendientes: “Escuela de Paliiawain”, de Colombia.
Por buscar la participación y el compromiso de las y los jóvenes en el registro visual de la historia, luchas y memoria de sus pueblos: “Amahuaca Siempre”, de Perú.
Por reflejar la lucha de las mujeres indígenas y afrodescendientes para ocupar espacios de toma de decisiones: “Las mujeres de wankii”, de Nicaragua.
Por la importancia de fortalecer la identidad, cultura y la lucha de los pueblos indígenas, a través de la memoria histórica oral, una obra realizada por un comunicado ayoreo abordando su propia realidad: “Ujirei- Regeneración”, de Paraguay.
En premio en la categoría experimental y animación, por recuperar y fortalecer su lengua donde los niños y jóvenes son los principales protagonistas, correspondió a: “Kumbarikira”, de Perú.

Fue otorgado el premio documental para la producción, por denunciar y visibilizar las grandes y graves violaciones por parte del sistema mercantil opresor, para acallar los movimientos en contra de sus intereses, aniquilando a sus líderes: “La lucha sigue, justicia para Mártires López, de Argentina.

En la categoría ficción – docuficción, por el respeto que debemos tener a nuestra madre tierra y a la cosmovisión de los pueblos indígenas, alertando la amenaza en la explotación indiscriminada de los recursos naturales en los territorios indígenas, triunfó: “En la tentación del Nixhix”, de Bolivia.
Resultó premiada en la categoria especial derechos de los pueblos indígenas y afrodescendientes, por reflejar la lucha incansable de los pueblos en contra de las mineras y
empresas transnacionales, la obra: “El mineral o la vida”, de México.
Como ya se anunció antes, el Premio Especial por la trayectoria realizada desde su fundación hace 25 años fue otorgado a Televisión Serrana, de Cuba. En medio de una emocionada ovación se entregó a la representante del Instituto Cubano de Radio y Televisión el Premio
Especial, consistente en Diploma y una Beca de Estudios en la Televisión Serrana de ese país.
Culminó la ceremonia con el otorgamiento del Gran Premio Anaconda a “Para donde se fueron las golondrinas”, con la dirección de Mari Correa, una producción del Instituto Socio Ambiental, programa XINGU, Instituto CATITU, de Brasil, que muestra la lucha de los pueblos
indígenas y el cuidado del medio ambiente.

Anaconda “sigue la ruta de la serpiente cósmica”, como un aporte para visibilizar la armonía y el conocimiento de numerosas culturas vivas que atraviesan realidades complejas y trabajan esforzadamente por la afirmación y construcción de una imagen y de un imaginario propio.

El Premio Anaconda, Realidad Indígena y Afrodescendiente de la Amazonia, Chaco y los Bosques Tropicales de América Latina y el Caribe viene a expresar la visibilidad de sus culturas, las aspiraciones y las esperanzas de transformación de un futuro mejor.
Historia y tradición

Anaconda es el nombre que designa a la serpiente boa semiacuática de color gris oliváceo con manchas oscuras; no es venenosa y mata a sus presas por asfixia rodeándolas con su cuerpo y vive en los ríos de la selva sudamericana.
Según las leyendas indígenas, el soñar con anaconda nos muestra que estamos en una situación de mucha presión y mucho estrés en nuestra vida.

Si en el sueño vemos una anaconda, nos augura muchos cambios que están por llegar, estos cambios pueden ser un nuevo trabajo, conocer nuevas personas, cambios en la pareja, una mudanza, etc. Pero estos cambios serán muy positivos para nosotros.
Según la leyenda de los pueblos indígenas, entre los significados de “soñar con Anaconda” se encuentran:
Si soñamos que una anaconda cae sobre nosotros, indica que hay una persona cercana a nosotros que nos está mintiendo y pronto saldrán a la luz todas esas mentiras, lo cual hará que haya muchas discusiones y alejamientos.
Soñar con anaconda nadando muestra que esa persona que creíamos especial en nuestra vida no lo es, lo cual nos dejará muy tristes y desilusionados.
Soñar que vemos una anaconda enrollada indica que nos sentimos agobiados por las presiones de nuestra vida, sobre todo en el ámbito laboral. Si este sueño se nos hace repetitivo entonces lo mejor que podemos hacer es tomarnos unas vacaciones y alejarnos del estrés que
estamos sintiendo.
Si en el sueño cazamos una anaconda, entonces nos augura grandes cambios que están por llegar a nuestras vidas. Si nos  ataca, muestra que nuestros enemigos nos están afectando de alguna forma.

Si nos defendemos de su ataque y salimos ilesos, entonces muestra que tendremos éxito sobre las personas que constantemente quieren dañarnos.
Si en el sueño matamos una anaconda de color verde, entonces este sueño muestra que los problemas económicos que nos están ahogando se verán solucionados de forma inesperada.  

Soñar con anaconda muy grande, representa los sentimientos de impotencia. También muestra ese miedo al fracaso que tenemos todo el tiempo.
Cuando soñamos que pisamos una anaconda, muestra que nuestros proyectos o negocios serán exitosos. También significa que si tenemos problemas laborales o familiares se solucionarán pronto llenándonos de felicidad y paz.
Cuando en el sueño una anaconda pasa al lado nuestro, entonces este sueño muestra la creatividad y nuestro potencial. También este sueño muestra la necesidad que tenemos de conectarnos más con nuestra sexualidad.

Escribir un comentario

ATENCIÓN. Hemos cambiado la manera de hacer los comentarios para evitar que los ROBOT continuen saturando de comentarios comerciales que impiden una adecuada atención a nuestros internautas. Esperamos que continuen con sus adecuados comentarios para contribuir al mejoramiento de nuestro trabajo.

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault