0
0
0
s2sdefault

Coincidieron en que la nueva Carta Magna debe ser analizada con responsabilidad dada su repercusión en la vida de todos los ciudadanos.

Con la presencia de directivos y representantes de organizaciones políticas y de masas, los trabajadores de la Televisión Cubana (TVC) debatieron los artículos del Proyecto de Constitución de la República de Cuba, en la Sala Che Guevara del Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt).

El intercambio fue moderado por David Batista, subdirector de la Televisión Cubana, y los análisis, opiniones y sugerencias comenzaron luego de darse lectura al preámbulo del documento.

Los trabajadores tuvieron la posibilidad de exponer sus puntos de vista sobre los capítulos propuestos en la nueva Carta Magna, emitieron su criterio sin condicionamientos ni limitaciones.

Desde el comienzo se llamó la atención sobre la necesidad de opinar con responsabilidad, en tanto el nuevo documento constituirá la nueva Ley de Leyes de la República de Cuba y repercutirá directamente en la vida de todos los ciudadanos.

Batista aclaró que este documento no puede recoger todas las aspiraciones de los cubanos, pues se trata de un instrumento que será la guía fundamental para la elaboración de leyes ordinarias que regirán los destinos del país.

Entre los puntos de vista abordados por los trabajadores se encuentra la necesidad de valorar que el socialismo constituye una transición hacia “algo superior”, y la palabra comunismo puede o debe aparecer dentro de la nueva Constitución, por la connotación tan importante que ha tenido desde el triunfo de la Revolución Cubana en 1959.

Asimismo varios de los presentes coincidieron en la necesidad de incluir las figuras de Fidel y Raúl como guías ideológicas del pueblo cubano, y agregar el paradigma del pensamiento del Che Guevara en la conformación y consolidación de la política revolucionaria.

Los presentes indicaron la importancia de recoger en el documento la garantía al derecho a la vida y la protección a los animales, pues ningún artículo menciona el compromiso del Estado cubano en torno a estos asuntos.

Varios de los trabajadores apoyaron que la corrupción debe plasmarse en la nueva Constitución como un elemento de traición a la Patria, y aplicar todo el peso de la Ley en este sentido.

Por su parte, Waldo Ramírez, director general de la Televisión Cubana, sugirió agregar un artículo que exprese que el Estado promueve y brinda garantías a la inversión no estatal, como las cooperativas, y a propietarios privados, a partir de recursos lícitamente obtenidos.

“Lo propongo porque existe el artículo 28 que promueve y brinda garantías a la inversión extranjera”, señaló.

Otras intervenciones llamaron la atención sobre el artículo 29, referente a la propiedad privada sobre la tierra, y se pidió eliminar la parte que indica el derecho preferente al Estado a adquirir esas propiedades a través de la compraventa.

Se pidió permitir a los propietarios de tierra poder vender libremente sus fincas a quienes deseen, al precio que convengan con el compradores, de la misma manera que se ha permitido con las casas y los carros.

También se sugirió revisar el régimen especial de la propiedad de la tierra y se aclaró que la concentración de la propiedad agrícola en manos privadas, el límite máximo de posesión de tierras, la imposibilidad de crear latifundios, o la enajenación de tierras a favor de extranjeros, pueden ser aspectos regulados con mayor precisión en la ley ordinaria.

Sobre el artículo 68, Adis Martínez, especialista de la Casa del Creador del Icrt, pidió eliminar el párrafo 192 y seguir considerando el matrimonio como una institución llevada a cabo entre un hombre y una mujer.

 “Yo nunca he sido homofóbica, creo que la homofobia es maltrato, y tengo amistades gays y lesbianas; pero creo que el matrimonio debe seguir siendo de manera tradicional, como hemos estado acostumbrados hasta ahora. El matrimonio es una institución que no se puede tomar a la ligera pues entraña grandes responsabilidades y acarrea consecuencias”, señaló.

Sin embargo, Fabio Fernández, director de Contenido y Programación de la TVC, manifestó no estar en desacuerdo con el matrimonio igualitario, pero propuso incluir en el párrafo 193 la palabra adopción.

Según Rolando Samuel Tellechea, especialista del Departamento de Programación y Contenido, debe analizarse el párrafo 185, en el artículo 64, que plantea el derecho de los ciudadanos a dirigir quejas y peticiones a las autoridades, las cuales están obligados a tramitarlas en plazos adecuados.

“Pero yo pregunto: ¿cuál es el paso adecuado? La Constitución de 1940 establecía este mismo principio con 45 días para darle respuesta a la población. Yo creo que si no fijamos el plazo van a seguir las inconformidades”, destacó Tellechea.

Otros trabajadores resaltaron la necesidad de reflejar el compromiso del Estado con el sustento económico de los jubilados porque ese asunto afecta la dignidad del hombre, y muchas de esas personas que dieron su vida por la Revolución se encuentran en un estado económico muy desventajoso en relación con el resto de la población.

Sugirieron, además, incluir la enseñanza de posgrado como un derecho en el artículo 82, párrafo 220. También se pidió reforzar constitucionalmente el derecho a la información y participar en la sociedad del conocimiento.

Sobre la estructura del Gobierno, la figura del Primer Ministro y la organización territorial y político – administrativa del país, coincidieron en que cualquier cambio o propuesta a la nueva Constitución debe conducir a un mejor funcionamiento de la sociedad cubana, ampliar la participación política de los ciudadanos, optimizar la economía, lograr una mayor transparencia gubernamental y avanzar hacia una mejor eficiencia de la gestión administrativa.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

 

 Sitios web de los Canales Nacionales