0
0
0
s2sdefault

 Conversación con Cari Rojas, directora de Comunicación de la Televisión Cubana

Hace apenas un lustro, con la nueva estructura de la televisión cubana nace su Dirección de Comunicación como respuesta a la necesidad de posicionar ese medio audiovisual en el contexto nacional e internacional.

Según Cari Rojas, directora de Comunicación de la Televisión Cubana, entre los principales objetivos de esa Dirección –que pertenece al Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt)– se encuentran: alcanzar la eficiencia de todos los procesos y lograr que la televisión se convierta en el principal medio de información, educación y entretenimiento de la población cubana.

En la Mayor de las Antillas, la televisión es estatal, pública, y está constituida como un sistema al que pertenecen 12 corresponsalías, 16 canales territoriales municipales, 16 provinciales y 10 señales digitales.

“La televisión tiene que impactar en las teleaudiencias y satisfacer sus gustos, algo muy complejo porque los públicos son diversos, con niveles de interés que pueden ir desde los propios de una comunidad o región hasta los nacionales”, señala la directora.

En opinión de Rojas el proceso creativo de un programa de televisión forma parte de todo ese gran proceso de comunicación encaminado a lograr un mejor producto audiovisual.

“Para la gestión de contenidos trabajamos de manera coordinada y estable con varias instituciones, como los Ministerios de Educación y el de Salud Pública. Uno de los objetivos globales de la ciencia, en particular en nuestra nación, es salvar el planeta. De ahí nuestras alianzas con el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente. En ese sentido, la Tarea Vida es fundamental dentro de las líneas temáticas de comunicación a desarrollar”.

No obstante, la especialista advierte que se debe mejorar el diálogo con las instituciones, algo más natural en muchas localidades del país gracias a la creación de los canales territoriales y telecentros municipales, donde la comunidad encuentra respuesta rápida a sus mayores inquietudes.

“El Canal Habana tiene un diálogo permanente con las instituciones. Hay un gran sentido de pertenencia del pueblo capitalino con su telecentro y eso genera mayor presencia de contenidos en la pantalla. De igual manera, las instituciones deben gestionar sus intereses dentro de la televisión. Es un proceso bidireccional”.

Comunicación y cultura

Entre las misiones de la televisión cubana ocupa un lugar protagónico formar el gusto estético de la población, tomando como base los mejores valores de la cultura cubana en un escenario internacional globalizado, donde se pretende imponer un modelo alejado de nuestra realidad social.

“Hemos creado grupos de comunicación en todas nuestras entidades para hacer estudios de públicos y de los impactos de nuestros mensajes en la población. Ese ha sido un objetivo esencial de la televisión cubana para el presente año.

“Resulta vital la capacitación en aspectos como la digitalización, la estrategia juventud, la estrategia mujer, el envejecimiento poblacional, la participación ciudadana a través de las llamadas redes sociales, para conocer qué quiere la gente, cuáles son sus insatisfacciones y así redirigir el perfil de un programa de acuerdo con los intereses de sus destinatarios. Por ello también se abrió el espacio Comunicar TV, para establecer un diálogo más cercano entre los programas y sus públicos.

“Han sido muy importantes las alianzas con la Facultad de Comunicación Social y la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales, con la cual recientemente se firmó un convenio dirigido a la capacitación y gestión de la información.

“Para lograr que un mensaje sea atractivo se debe incrementar la cultura artística de los realizadores, tener en cuenta las tendencias actuales del hecho audiovisual, permeado por las nuevas tecnologías y el diseño, la psicología social de los colores y los ritmos, las nuevas narrativas. Todo va dirigido a influir en las emociones del público receptor. ¿Cómo combatir la violencia de género y la indisciplina social?, ¿cómo lograr la responsabilidad individual y una mayor eficiencia económica? Todo eso se genera con acciones de comunicación”, afirma Cari.

La tecnología: otra gran aliada

Las tecnologías y los Nuevos Medios son actualmente otros importantes canales para poder gestionar la comunicación.

“Hoy todos los canales de televisión cubanos tienen sus sitios web y sus cuentas en Facebook, Twitter e Instagram, lo que permite aumentar la capacidad de mensajes en los públicos y la efectividad de los mismos.

“Desde mi experiencia de trabajo siento que todavía tenemos muchas historias que no están presentes ni en la pantalla ni en las redes sociales. Si nosotros logramos que el archivo histórico de la nación se inserte en la televisión o en Internet, indiscutiblemente el impacto va a ser mayor”.

Retos por delante

La estrategia de comunicación de la Televisión cubana se basa en tres pilares fundamentales: la atención a los públicos externos e internos y la investigación social.

“En la medida en que contemos con un plan de medidas para la atención a los públicos internos para que se sientan mejor atendidos, se imbriquen de una manera participativa en los procesos de toma de decisiones, tengan mejores condiciones de vida y cuenten con espacios de reconocimiento social, también será mayor la comunicación con los públicos externos.

“Por otra parte, los estudios que realizan los especialistas del Centro de Investigaciones Sociales del Icrt, unidos a los diagnósticos internos en los canales y áreas de la televisión, ayudan a resolver problemáticas e insuficiencias en la programación. Todo se comporta como un sistema que va a impactar en la calidad de los programas y productos.

“Tenemos como tarea perfeccionar nuestra estrategia, hacer coincidir la agenda de información con la agenda de los públicos y fomentar una imagen favorable del socialismo próspero y sostenible que estamos construyendo en Cuba. Los programas en pantalla deben multiplicar sus acciones de comunicación y de gestión de contenidos desde el escenario digital. Esa es la principal batalla que tenemos por delante.

“A pesar de nuestras insatisfacciones como gestores de la comunicación, no caben dudas de que somos una institución a la vanguardia en ese sentido. El Portal de la Televisión tiene un impacto muy grande en la población.

“El canal Youtube es una opción que poco a poco vamos utilizando pero todavía estamos limitados por las capacidades tecnológicas y el ancho de banda. Hoy están en Youtube programas como: La mesa redonda, El noticiero cultural, Pasaje a lo desconocido y Vivir del cuento.

“Estamos abocados a un cambio tecnológico que nos va a permitir llevar la televisión a Internet y eso hará más factible nuestra presencia en canales de Youtube. En la medida que la sociedad está más interconectadas, podremos realizar acciones de comunicación incluso a través de video conferencias.

“Recientemente, el Presidente de los Consejos de Estado y Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, se refirió a la necesidad de crear una plataforma propia que nos permita transmitir programas de televisión en vivo vía Internet, algo que ya ha logrado la Radio Cubana.

“Debemos hacer una ofensiva revolucionaria para que la gente sepa lo que pensamos y sentimos los cubanos, para promover los valores de esta sociedad y así incentivar a las personas a pensar de una manera prospectiva, a largo plazo, en cómo perfeccionar nuestro sistema social”, concluye Cari Rojas.

Escribir un comentario

Han sido borrados los mensajes por ajustes en la Base de datos del Portal

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault